El aeropuerto de Chimoré, la megainfraestructura que busca su rumbo

02/04/2018

Jessica Vargas

Desde la carretera principal se observa el letrero de hule que anuncia los vuelos del único aeropuerto del trópico de Cochabamba. Diez minutos después de recorrer una calle que se hace cada vez más deshabitada,  aparece la megainfraestuctura, en medio de la selva y el calor, con las puertas abiertas, sin pasajeros.

El Aeropuerto Internacional de Chimoré, en el epicentro de la región cocalera, fue inaugurado el 17 de octubre de 2015 con el nombre "Soberanía". La obra tuvo un costo de 34,5 millones de dólares y es una de las terminales aéreas más modernas del país. Demoró cuatro años en edificarse y uno para habilitar vuelos comerciales.

A dos años y casi seis meses, la terminal aérea ofrece solamente vuelos comerciales de la línea aérea estatal Boliviana de Aviación (BoA), uno de salida y uno de arribo los días miércoles, viernes y domingo. La única conexión directa es a Cochabamba.

Según explica el ingeniero encargado del aeropuerto, René Torrico, desde su apertura el flujo se ha incrementado, actualmente cada vuelo tiene una media de 22 pasajeros, en un avión CRJ 200 de 50 personas.

Pero, ¿quiénes son los usuarios? Trabajadores de empresas constructoras del trópico, militares y profesores y algunos vecinos de municipios cercanos.

“Últimamente estamos viendo extranjeros chinos que están frecuentando los vuelos, ellos se van normalmente a Villa Tunari y Bulo Bulo. Hemos tenido pasajeros de Cuba y Brasil también”.

En la inauguración, tres líneas aéreas: BoA, Amaszonas y TAM participaron del acto, las dos últimas todavía no ofrecen sus servicios en esta zona y no se debe a la falta de infraestructura.

La recepción del aeropuerto en Chimoré. | Gerardo Bravo

El espacio

La megainfraestructura se encuentra emplazada sobre 240 hectáreas. Incluye un edificio terminal de pasajeros de 5.100 metros cuadrados, una torre de control, una calle de rodaje, una  plataforma comercial,  además de un edificio de carga, área de salvamento, estacionamiento entre otras dependencias

De acuerdo a la información que brindó informó el director de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), Tito Gandarillas el 2016, esta institución invirtió 11,2 millones de bolivianos en equipar el aeropuerto.

La pista, una de las más grandes del país tiene una extensión de 4.000 metros lineales. Supera a la de Viru Viru, en Santa Cruz  de 3.500 metros de longitud y a la del aeropuerto  Jorge Wilstermann de Cochabamba 2.635 metros.

“Un 737 de BoA  ha despegado en algo de 700, 800 metros no requiere ni la cuarta parte de la pista para poder despegar”, afirma Torrico.  El avión Antonov, una aeronave de carga más grande del mundo podría aterrizar y despegar en esta pista, explica.

 Mientras que,  la torre tiene 33 metros de altura, dos calles de rodaje que vinculan la pista con plataformas que suman  los 24.000 metros cuadrados.

Además de BoA,  la pista es utilizada por avionetas de escuelas de pilotaje de Trinidad y de Santa Cruz, cuatro empresas privadas de fumigación, cada una con una aeronave, que pagan una suma de dinero para el alquiler, monto reservado. A estas se añaden las cuatro unidades de la Fuerza Aérea: dos escuelas y dos unidades de lucha antidroga.

El aeropuerto de Chimoré se inauguró el 2015 con una de las pistas más largas del país

Vista de la pista y la terminal, desde la torre. | Gerardo Bravo

Proyección productiva

Chimoré está aproximadamente a 189 kilómetros de Cochabamba y a poco más de media hora del principal centro poblado de Villa Tunari.

En este municipio viven cerca de 21.000 personas según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyo principal soporte económico es la producción de frutas.

Desde la inauguración las voces oficiales del Gobierno hablaron de los fines de esta terminal; objetivos geoestratégicos, desarrollo productivo y turismo. En aquel entonces, el ministro de Obras Públicas señaló que la obra servirá para la exportación de productos agrícolas.

“Hoy día, desde el trópico existe petróleo, gas, energía, agua dulce, y es el territorio que está transformando la economía de Cochabamba",  aseguró  en la inauguración  el exministro Juan Ramón Quintana.

El aeropuerto  cuenta con una  área especial de carga para la exportación de productos agrícolas más importantes de la zona.

El director de desarrollo productivo de la Alcaldía, Alfonso Claure explicó que el banano y la piña son los principales productos para la exportación a Perú, Chile y sobre todo Argentina. El 2016 se ha exportado 70.000 toneladas en piña, “en banana es muchísimo más, solo una asociación debe sacar 5.000 cajas por semanas”, detalla.

Torrico, que lleva tres años en la base, explicó que hay empresas que se mostraton interesadas para la habilitación de exportación bananera.

Empero, Claure reconoció que tras realizar estudios técnicos se descartó la idea de utilizar el aeropuerto,  debido a que la exportación aérea no es viable por los costos. “Ahora se lleva en camiones de refrigeración, hemos hablado con los técnicos y haciendo cálculos a grandes rasgos, por lo menos se duplica el costo”, dice Claure.

 Asegura que “el tema de peso en  la fruta fresca es el problema, tendrían que usar aviones cargueros y eso eleva la inversión”.

Sin embargo, la opción es la fruta procesada, enlatada y deshidratada, pero la industria de este tipo de productos esta en desarrollo. También se considera la piscicultura como otro eje para la exportación.

En total, el departamento de  Cochabamba produce 15.000 hectáreas de banano, de las cuales, 6.500 son parcelas de exportación.

Turismo

Una de las aristas que se buscó impulsar con la creación del aeropuerto fue el turismo en esta región cochabambina.

El alcalde de Villa Tunari, Asterio Romero, asegura que el aeropuerto incrementó el turismo de pasajeros a su municipio. “Mucha gente ya viaja en avión, eso nos alegra, el turismo ha crecido".

Sin embargo, las empresas hoteleras todavía no cuentan con un registro de cuantos pasajeros arriban por avión llegan a la región para hospedarse..

“A un inicio la media era siete pasajeros sin embargo en época alta hubo vuelos llenos, pero por el momento no se ha visto la necesidad de ampliar a más de dos vuelos”, explica el ingeniero del aeropuerto, René Torrico.

Hoja de coca

Para el representante de las seis federaciones del Trópico, Leonardo Loza, la terminal aérea de Chimoré servirá para exportar productos devidos de la hoja de coca, una vez que se reactive la planta industrializadora de coca.

“Habíamos tenido conversaciones con Argentina, Venezuela y Cuba en aspectos medicinales y alimenticios, este tipo de iniciativa va  ser totalmente acertada”. Loza espera que máximo en un plazo de tres años este proyecto de exportación se concrete.

La planta industrializadora  fue inaugurada el 2010, hasta la fecha permanece paralizada.

De acuerdo al informe de las Naciones Unidas del Monitoreo de Cultivo de Coca 2016 el trópico cochabambino produce 7.200 hectáreas de coca y el límite superior de la producción potencial es de 20.000 hectáreas.

 

Redacción, Investigación e Infografía : Jessica G.Vargas Quiroga

Fotografía y Video: Gerardo Bravo