Cochabamba, el centro de la crianza de perros de raza de Bolivia

22/10/2018

José Romero

Más de la mitad de los criaderos oficiales de Bolivia se encuentran en Cochabamba,

La crianza de un perro de raza que es descrita por quienes la practican como una actividad apasionante en la que la genética juega un rol definitivo para la preservación de las características de un tipo de can. 

Los criadores dedican sus esfuerzos a conseguir la excelencia morfológica y la máxima aproximación al estándar de una raza determinada. 

Las personas que se dedican a la cinofilia, término que se refiere a afición por los perros, señalan que se trata de un hobby que demanda mucho esfuerzo y también recursos, lo cual es recompensado por el resultado de criar obtener ejemplares caninos aptos para competiciones nacionales e internacionales.

Sin embargo, esta actividad es muchas veces cuestionada por defensores de los derechos de animales, señalando que solo se busca beneficios económicos a costa de la reproducción de los canes. 

Por su parte los criadores certificados tratan de desmarcarse de la comercialización de perros en las feria de mascotas. Aseguran que las ganancias que reciben por la venta de estos ejemplares no son cuatiosas tomando en cuenta la inversión que realizan para poder obtener estos ejemplares.

Más de la mitad de los criaderos oficiales de Bolivia se encuentran en Cochabamba, departamento señalado como ideal para esta actividad debido a su clima, sus espacios y la experiencia de las personas dedicadas a este tipo de crianza.

Criadero Osalmmi Sanber Star
La crianza de perros de raza en Bolivia

Item de menú: 

Como ítem de menú

El Kennnel Club Bolivia cuenta con 33 años de vida. Esta institución se encuentra avalada internacionalmente para el registro de perros de raza pura con pedigrí en el país, por su afiliación a la Federación Cinológica Internacional (FCI), ente que se encarga de regir y fomentar las normas para la cría de perros.

“Nosotros nos regimos a la reglamentación Federación Cinológica Internacional, que rige la crianza de perros en todo el mundo, entonces todos los registros están estandarizados”, señala Eduardo Baptista, presidente del Kennnel Club Bolivia. 

Kennel Club Bolivia

Algunos de los clubes de perros en el mundo datan de 1880, como es el caso de los dedicados a los Rottweiler. “Lo que nosotros hacemos es avalar los registros cuando llegan perros del exterior o poder registrar a un cachorro, para lo cual los padres tienen que tener su número de identificación emitido por nuestra entidad”, añade el presidente del Kennnel Club.

Cuando un ejemplar no cuenta con pedigrí, se somete a un examen con un juez calificado para que pueda realizar una evaluación y pueda emitir un porcentaje de pureza.

En Bolivia existe el registro de 60 razas de canes, de las 350 que existe en el mundo. Las castas que se destacan en número son el Golden Retriever, Beagle, Bull Terrier, Bulldog Francés, Pug, Rottweiler, entre otros. 

A nivel nacional, el Kennnel Club Bolivia tiene el siguiente número de canes de raza registrados:

En el caso de los criaderos, el nombre de éstos tiene que ser únicos para ser aprobados por la Federación Cinológica Internacional.

Según Baptista, en Bolivia existen alrededor de 250 nombres de criaderos matriculados. “No necesariamente todos se dedican a la reproducción masiva de perros. Hay muchas familias que tienen una pareja, que quiere registrar a sus cachorros y tiene que sacar un nombre de criadero”, añade.

Muchos de los criaderos de Bolivia recurren a la importación de ejemplares para que para mejorar el linaje de las razas y se pueda establecer mejores linajes. Un cachorro importado de Europa una raza como el Bull Terrier tiene un costo mínimo de 1.500 o 2.000 dólares, según señalan las personas dedicadas a esta actividad. 

En cuando al precio de los ejemplares que provienen de los criaderos del país, depende mucho de la raza y de la génetica de los progenitores del cachorro. Un can con pedigrí para compañía tiene un precio promedio de 700 dólares. Un perro que proviene antecesores que tienen trofeos y reconocimientos tienen un precio más elevado que llega a un mínimo de los 1.200 dólares.

El País
Circuito Internacional Canino en Tarija
Cochabamba lleva la delantera

Item de menú: 

Como ítem de menú

Cochabamba, el centro de la crianza de perros de raza de Bolivia

“El que nos lleva la delantera es Cochabamba. Tiene un clima apto para la crianza porque es templado. El 60 por ciento de la crianza que se registra en el Kennel Club está en ese departamento”, indica el presidente del Kennnel Club.

Los criadores comparten la idea de que el clima y los espacios que existen en Cochabamba lo hacen ideal para el desarrollo de distintas razas de canes. Más de la mitad de los criaderos de este tipo se encuentran en la Llajta.

Boris Morales, propietario del criadero Reino Animal, centro especializado en la crianza del Yorkshire Terrier y Akita Americano destaca la labor de criadores en Cochabamba por los avances en la calidad de los ejemplares que están logrando distinciones internacionales.

 “Básicamente lo que hacemos es tratar de mejorar la genética de las razas en Bolivia”, señala Morales.  “Hay que marcar la diferencia entre las personas que se encargan de reproducir en cantidad y las personas que serias, que lo toman como un hobby caro”, añade.

Boris Morales, propietario del criadero Reino Animal

Boris además de estar a cargo de su criadero, es propietario de una peluquería canina que también lleva el nombre de Reino Animal.

Óscar Mamani es dueño de Osalmmi Sanber Star, dedicados en la crianza de San Bernardo. Indica que muchos criadores dejaron de seguir en esta actividad debido a la inversión que representa mantener este tipo de centros.

Mamani señala que al mes gasta alrededor de 10 mil bolivianos para mantener su criadero. “Siempre me han gustado este tipo de animales”, manifiesta al momento de justificar el por qué inicio este emprendimiento hace tres años.  

Su meta es que su criadero de San Bernardos sea reconocido como uno de los mejores de Sudamérica. 

Osalmmi Sanber Star tiene 22 ejemplares de esta raza, 19 de ellos importados de Europa y Estados Unidos y cuenta con tres perros que son campeones nacionales. Óscar señala que el precio de un cachorro de San Bernardo oscila entre los 500 y 1.000 dólares, dependiendo su legado genético y si sus progenitores llegaron distinciones en concursos.

Viviana Quinteros dirige canil “Eden petits”, criadero que cuenta con 25 perros de las razas Yorshire y Pomerania, muchos de ellos campeones nacionales e internacionales.

Las instalaciones de este criadero consisten en un área de corrales, donde los perros se encuentran separados por categorías (cachorros, jóvenes, mamás y demás), una sala de veterinaria y un despacho con los numerosos trofeos y también los registros de todos sus perros.

Viviana Quinteros dirige canil Eden petits

“En estos últimos años ha subido muchísimo el nivel de crianza en muchas razas”, señala Norman Andia,  presidente del Kannel Club Cochabamba. 

Andia asegura que el nivel de crianza en Cochabamba no se encuentra muy lejos de los grandes países de Sudamérica. “En algunas razas estamos mejor que en Argentina, Perú o Chile”, indica.

 

 

Créditos infografías: 

Redacción: 
Alejandra Molina
Fotografías y video: 
Gerardo Bravo