¿En qué está Bolivia a la cabeza del mundo?

Actualidad
Publicado el 17/05/2021 a las 12h15

No es poco, pero no todo es bueno ni necesariamente meritorio. Bolivia encabeza o ha encabezado registros a nivel mundial en decenas de áreas. En este mundo donde cada vez la vida se transforma en cifras, datos y comparaciones, los bolivianos detentan varios podios. Por lo menos, alcanzan ubicaciones entre los 10 primeros lugares en indicadores económicos, en extravagancias, en ciertas artes y hasta en algunas facetas deportivas. Y, por supuesto, también nuestros políticos han sabido abrirse sus espacios.   

Mejor si se empieza por lo negativo, récords de políticos. El 30 de junio de 1984, a raíz del secuestro del presidente Hernán Siles Suazo, el diario español El País aseguraba que Bolivia era “el primer país en golpes de Estado del mundo”. Había contabilizado 161 desde la fundación de la república. Aquella primacía, en cierta medida, fue ratificada por el investigador mexicano Ethan Ayala a fines de 2019.

En una investigación fundamentada en la base de datos de los investigadores estadounidenses Edward Luttwak, Jonathan Powell y Clayton Thyne, Ayala evaluó asonadas en Latinoamérica. Estableció entonces que Bolivia sumaba en los últimos 70 años 23 golpes de Estado. Superaba los 20 de Argentina, los 16 de Haití y los 13 de Ecuador, entre los más destacados.

A propósito del Gobierno de Siles Suazo, en aquel tiempo también nuestros políticos hicieron podio y top ten. La colosal deuda externa que habían acumulado las dictaduras previas y el caos administrativo de aquella renaciente administración civil desataron una hiperinflación récord. Los datos se hallan en un estudio del economista español Jon Aldekoa. Entre abril de 1984 y septiembre de 1985 se llegó a una inflación mensual máxima de 183 por ciento. Un equivalente diario de 3,53 por ciento, apenas, 0,6 por ciento de la que hoy tiene Venezuela. Vale decir que cada 20,3 días se duplicaban los precios. Fue la inflación más alta del mundo en ese lapso y, hasta entonces, la décima de la historia, hoy ocupa el lugar 30.     

Nuestras autoridades también le dieron al país otro podio y ubicación entre los 10 del mundo en números rojos. En 1997, la organización Transparencia Internacional (TI) ubicó a Bolivia como el segundo país más corrupto del mundo. Si bien TI, en los últimos ocho años, ha clasificado a Bolivia en torno al puesto 30, sobre 184 países, otras evaluaciones aún lo ponen en los primeros puestos. En 2016, el índice de competitividad del Foro Económico Mundial la volvió a ubicar como el segundo país más corrupto del mundo. Y a principios del año pasado una evaluación del diario US News estableció que era el quinto con más corrupción en el planeta.

  • Marcas mineras

Esas son las plusmarcas de nuestra clase política de diversas tendencias. No por nada, tras el paso de neoliberales y socialistas del siglo XXI, el país sigue ubicado entre los cinco menos desarrollados de Latinoamérica. Según el Índice de Prosperidad Global del Legatum Institute, se halla a escasas centésimas porcentuales de Nicaragua y Honduras, el tercero y cuarto, respectivamente. Por ello, tal vez resulte más edificante revisar las primacías que la naturaleza le ha dado a los bolivianos a nivel mundial.

La historia minera nos recuerda que Bolivia nació siendo propietaria de la considerada mayor mina de plata en el mundo: el Cerro Rico de Potosí. Esa misma historia ha ubicado al país desde hace casi siglo y medio, siempre, entre los cinco mayores productores mundiales de estaño, actualmente el cuarto. Hoy, también Bolivia es el séptimo productor mundial de plomo, octavo de plata, séptimo de zinc y quinto de antimonio.   

Los bolivianos no solo han alimentado la industria mundial con producciones récord de esos minerales, igualmente tienen plusmarcas en cuanto a su potencial minero. El cerro Mutún, ubicado en el extremo oriental cruceño, contiene una de las cinco reservas más importantes de hierro en el mundo: más 40 mil millones de toneladas. Paralelamente, pese a varios nuevos descubrimientos de reservorios, según un reciente reporte del Servicio Geológico de EEUU, Bolivia sigue encabezando otra tabla mundial: tiene la mayor reserva de litio, 21 millones de toneladas tan sólo en el salar de Uyuni. Aún no se cuantificaron las existentes en otros salares.

¿Le llegarán algún día a Bolivia las eras del litio o del hierro? ¿Tendrán un sabor tan frustrante como las de la plata, el estaño y otras riquezas como el gas? Son preguntas que motivan intensos debates especialmente entre quienes apuestan a otras riquezas que no se agotan y contaminan menos. Riquezas cuyo potencial también suma primacías mundiales. Según diversas fuentes, Bolivia se halla entre el 15 y el 8 país más biodiverso del mundo.

  • Récords naturales

Dentro de esa categoría cuenta con varios registros récord. Tiene el parque natural más biodiverso del mundo, según la Fundación para la Vida Silvestre (WWF). Es el país con mayor extensión de sitios Ramsar (humedales que articulan servicios ambientales clave) del planeta. Constituye el quinto país más rico del mundo en aves. Es uno de los 10 países más ricos en animales vertebrados y entre el 10 y 11 con mayor cantidad de especies de plantas. Cuenta con el lago navegable más alto del mundo y el salar más grande del planeta. Y esa edénica suma de cifras tiende a crecer con otras marcas superlativas a medida que se realizan más investigaciones.         

  • Plusmarcas productivas

Estos biopodios no tienen, precisamente, carácter contemplativo. Cuando los bolivianos apuestan a aprovechar mesuradamente la naturaleza también pueden batir récords. Es el mayor exportador planetario de castaña y el segundo de quinua. Sus productores de café lograron que ciertas variedades, por ejemplo, la Geisha del café Takesi, fueran consideradas las mejores del mundo, en exigentes certámenes internacionales. Lo propio ha pasado con el cacao. El certamen más importante en esa área, Salon du Chocolat, entre 2017 y 2019, ubicó al cacao nacional entre los tres mejores del mundo.     

Si de energía limpia para complementar a esa biodiversidad se trata, Bolivia también cuenta con un potencial plusmarquista de energía limpia. Según datos de la Global Dialogue for Sistemic Change y la Fundación Solón, Bolivia es uno de los países que mayor radiación solar recibe en el mundo. Dos terceras partes del país cuentan con uno de los mayores niveles de intensidad solar del planeta. La mayor radiación solar diaria media anual se presenta en el altiplano, seguido por los valles y, con menor potencial, en el trópico. Los picos llegan a 6,67 kilowats por metro cuadrado, sólo Mongolia tiene registros cercanos, en el mundo.

  • Podios destructivos

Pero, paradójicamente, los bolivianos también baten récords profundamente antiecológicos. En 2019, agroempresarios, colonos menonitas y colonos interculturales, por ejemplo, llevaron al país, incendios mediante, al cuarto lugar en deforestación, según la Global Forest Watch. Los mineros tampoco se quedan atrás. De acuerdo al Centro de Información y Documentación Bolivia, el país es el segundo importador mundial de mercurio. Un mercurio que contamina gran parte de los cuerpos de agua nacionales.

A propósito, valdrá recordar que Cochabamba, con sus 40,7 microgramos por metro cúbico de aire, ha sido ubicada entre las cinco ciudades más contaminadas de Latinoamérica. Y hablando de ciudades también hay otras marcas más amables. La Paz, la sede de gobierno más alta de mundo, fue también considerada en 2014, una de las siete ciudades maravilla por la organización New Seven Wonders. Tiene, a su vez, el teleférico más extenso del planeta, con sus 30 kilómetros de líneas. Y también el velódromo más veloz del orbe, en alto Irpavi. 

  • Magnates

Varios bolivianos también han dejado individualmente sus propias marcas. Por ejemplo, del magnate cochabambino Simón I. Patiño se recuerda que llegó a ser considerado como uno de los tres mayores millonarios del planeta. Hay quienes aseguran que cerca del “Rey del estaño” se ubicó también el “rey de la goma” Nicolás Suárez, aunque la cuantificación de su fortuna resulta más compleja.

Al hablar de acaudalados, tampoco quedó al margen de una fama internacional, Roberto Suárez Gómez, “el rey de la cocaína”, con los miles de millones de dólares que amasó. Aunque hay récords que casi no vale la pena mencionar. Sin duda, hizo un mal uso de otra producción récord que tiene hasta hoy Bolivia: es la tercera productora mundial de coca.

En cuanto a indicadores sociales, Bolivia ha marcado tristes podios. Según la FAO, hasta 2019, por ejemplo, lideraba el ranking de malnutrición en Latinoamérica (con el 19,8 por ciento de su población subalimentada), seguido por Nicaragua (16,2 por ciento) y Guatemala (15,8 por ciento). De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, somos el país con más alto índice de trabajadores en la economía informal en el continente con un 84,9 por ciento. Dada sus crecientes cifras, es posible que se acerque también a una primacía mundial.

En cultura y deportes, los récords bolivianos resultan contados. El país logró varios títulos mundiales de raquetbol mayores y juveniles. También fue multicampeón mundial de bicicross infantil. En diciembre de 2000, la verde fue subcampeona mundial de fútbol de salón. Y ha obtenido 13 medallas (una de oro, cuatro de plata y ocho de bronce en los Juegos Panamericanos), probablemente los triunfos de mayor alcance.

Sabido es que el “rey de los deportes” sólo ha brindado un campeonato y un subcampeonato a nivel sudamericano, además de un lugar 18 en los rankings FIFA, como máximos lauros. Mientras que, en las cifras rojas, nuestros futbolistas van acrecentando cada cuatro años un récord mundial, desesperante para la tribuna. La “verde” resulta la selección que suma más partidos sin ganar como visitante: 56 a estas alturas y la cuenta sigue creciendo. Tanto a nivel de selecciones como de clubes nuestros representantes se hallan por debajo de los puestos 100 en el planeta.

  • Antirrécords

Sin embargo, si las cosas se invirtieran y futbolistas y técnicos fueran a las tribunas para observar a otros actores, quizás la desesperación y silbidos resultarían mayores. Los antirrécords bolivianos mayores se hallan en la educación y la ciencia. Bolivia, por ejemplo, no ha ubicado nunca a una de sus universidades ni siquiera entre las primeras 100 de Latinoamérica ni entre las primeras 1.200 del mundo. No ha habido lauros académicos de renombre para casi ningún científico boliviano, salvo una excepción: el físico Oscar Saavedra obtuvo el año 2004 el premio Markov, en su tiempo considerado el Nobel soviético.

En cuanto a cultura, en el podio, está también Jaime Laredo. Considerado uno de los mejores violinistas de la historia, ganó el premio mundial Reina Isabel de Bruselas en 1959. También cuentan varios importantes premios internacionales que recibieron los filmes del cineasta Jorge Sanginés, calificado como un ícono en la cinematografía mundial.

Por lo demás, el libro Guinnes apunta cinco a seis récords en cuanto a extravagancias bolivianas. Allí suman desde el récord en ver películas de cine, la morenada y la selfie masivas, hasta el charango más grande del mundo. Pero probablemente, sirvan más como anécdotas a estas alturas. ¿Cuál será nuestra próxima plusmarca mundial?

Ha votado 'Indiferente'. ¡Gracias por su voto!
Tus comentarios

Más en Entretiempo

Netflix estrenará el 15 de septiembre un documental titulado "Schumacher" en el que se repasará la vida y la carrera del siete veces campeón del mundo de...
“Mi sueño es ser la número uno del mundo y lograr la medalla de oro para Bolivia en el próximo Panamericano a realizarse en Santa Cruz”, dijo la raquetbolista...
La gratificación que implica el ser parte de un grupo selecto de deportistas que logró asistir y representar al país en los Juegos Olímpicos es inmensa

El 78° Festival Internacional de Cine de Venecia acoge, tras 26 años, otra producción cinematográfica boliviana. Se trata de la nueva película del cineasta boliviano Kiro Russo, El gran movimiento,...
La siguiente es la lista de los filmes que compiten por el León de Oro y en la sección Horizontes de la 78ª edición del festival de Venecia que se celebrará del 1 al 11 de septiembre.
La poesía y la reflexión sobre los problemas de la niñez en Bolivia motivó a un grupo de niños conocidos como "los trovadorcitos" a llevar a la gran pantalla un mensaje a la sociedad con su ópera...
Los cineastas uruguayos Rodrigo Pla y Laura Santullo, el boliviano Kiro Russo y el mexicano Joaquín del Paso competirán con sus respectivas películas en la sección Horizontes del 78º Festival de Cine...

En Portada
Primero fue la Fiscalía General del Estado, ahora, el Gobierno pone en entredicho el carácter vinculante del informe de auditoría integral de la Organización...
El cierre definitivo del caso “fraude” está en manos del fiscal departamental de La Paz, William Alave, quien fue el encargado de llevar adelante el proceso de...

La bancada de senadores y diputados de la Comunidad Ciudadana (CC) ha comunicado la mañana de este domingo su decisión de no asistir al acto de inauguración...
La Iglesia Católica expresó este domingo sus deseos de que el próximo 6 de agosto, aniversario de la independencia de Bolivia, encuentre a los bolivianos...
El presidente Luis Arce instruyó que a partir de ahora la distribución se realice directamente a los gobiernos municipales y ya no mediante las gobernaciones...
“Divididos en grupos de tarea fueron desplegados los efectivos navales al mando del capitán de Corbeta Felipe Edwin Marín Parra, Segundo Comandante del...

Actualidad
El cierre definitivo del caso “fraude” está en manos del fiscal departamental de La Paz, William Alave, quien fue el...
Primero fue la Fiscalía General del Estado, ahora, el Gobierno pone en entredicho el carácter vinculante del informe de...
La bancada de senadores y diputados de la Comunidad Ciudadana (CC) ha comunicado la mañana de este domingo su decisión...
El presidente Luis Arce instruyó que a partir de ahora la distribución se realice directamente a los gobiernos...

Deportes
El tenista alemán Alexander Zverev se colgó este domingo la medalla de oro en la categoría individual masculina de los...
La final masculina de 100 metros eclipsada en unos Juegos: Yulimar Rojas pulverizó el récord mundial del triple salto,...
La superestrella de la gimnasia estadounidense Simone Biles, quien no disputó cuatro finales de la gimnasia de los...
La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya fue obligada a suspender su participación en los Juegos de Tokio-2020 tras...

Tendencias
Un micro, el popular autobús de transporte público en Bolivia, se convirtió en una oficina móvil donde el abogado Marco...
El entomólogo español José Manuel Vidal considera que las hormigas son tan importantes como las abejas, reconocidas...
Competencia. El torneo convoca a los jugadores de videojuegos para demostrar su destreza en distintas categorías y...
Un grupo de científicos ha logrado crear un total de 12 embriones de rinoceronte blanco del norte tras dos años de...

Doble Click
La moneda tradicional es un objeto de diversos metales. Producida a través de la historia, cada vez en forma más...
La Miss Bolivia 2010, Claudia Arce Lemaitre lleva radicando en México desde hace algunos años, donde se ha formado...
La Rucia flota en el Mapocho, busca a su hermano, el Indio, lleva las cenizas de su madre
Un micro, el popular autobús de transporte público en Bolivia, se convirtió en una oficina móvil donde el abogado Marco...