La vida después de un ataque terrorista

Columna
MUNDO EN TRANSICIÓN
Publicado el 30/08/2017

Este año casi no ha habido mes sin noticias de un ataque terrorista en alguna ciudad europea. A la vista, todo vuelve a la normalidad después de unos días. Pero no es así. El alma de la ciudad agredida queda profundamente cambiada.

Yo viví los ataques terroristas en Bruselas en marzo 2016. La ciudad no volvió a ser la misma después. Tampoco los que vivíamos en ella. Era como si Bruselas hubiera perdido su inocencia. Esa misma inocencia que aprovecharon los terroristas para perpetuar no uno, si no dos ataques. Primero en el aeropuerto, luego en el metro. La segunda embestida, una hora después de la primera, fue la más fatal.

En Bruselas era un secreto a voces que tarde o temprano habría un ataque en la ciudad. Albergaba demasiados vínculos con ataques anteriores, sobre todo con los de París en 2015. Pero aunque todos lo sabíamos, nada, absolutamente nada, lo prepara a uno para lo que se viene y el cambio de vida que le sigue.

El día mismo del ataque tuvo mucha cobertura mediática. En cambio la vida cotidiana después es difícil de retratar. Meses después, el aeropuerto seguía siendo un caos. Cientos de eventos en la ciudad tuvieron que ser cancelados. La gente que venía de afuera no podía llegar. Y de Bruselas había que salir en tren a aeropuertos en Alemania o Francia para tomar de ahí el avión. Esto significó también miles de cancelaciones de hoteles, catering, restaurantes, etc. El turismo sufrió pérdidas cuantiosas. También el comercio en general y la gastronomía. La recuperación de los efectos colaterales del ataque es lenta. Aún hoy se trata de restaurar la confianza de los turistas y convencerlos de venir a Bélgica.

Más de un año después, sigue habiendo gente que prefiere no tomar el metro, por miedo. El transporte público quedó muy afectado. No sólo quedó destruida una estación de metro, sino que durante semanas la red de metro funcionaba en horarios restringidos. Esto a la vez afectaba los horarios del comercio, ya que los empleados debían cerrar las tiendas antes para poder tomar transporte.

Pero lo peor fue que nos acostumbramos a tener a soldados armados hasta los dientes en todas partes. Ya no llamaba la atención ver tanques militares urbanos en las esquinas. Parecía ya lo normal. Como si siempre hubiera sido así. ¿Nos sentíamos más seguros? No realmente.

Y meses después, los debates políticos sobre la restricción de ciertas libertades a favor de más seguridad, ya ni se seguían. ¿Vigilancia total y a todas horas? “Mejor así”, decían muchos. Y ni hablar del ambiente envenenado de prejuicios y acusaciones entre unos y otros.

Los que sobrevivimos, nos quedamos el resto de nuestras vidas con las impresión de una experiencia horrorosa. Hasta hoy no puedo ver las imágenes de la destrucción y desesperación de aquellos que salían huyendo del aeropuerto y del metro. En ambos lugares había una alta probabilidad de que esté presente tanto yo, como mucha gente conocida mía. Por el aeropuerto pasaba varias veces al mes, al igual que mis colegas. La estación de metro atacada estaba a sólo unos pasos de mi trabajo.

Las consecuencias de un ataque terrorista van más allá de las víctimas fatales y los heridos. No sólo mata o hiere a personas físicamente. Las heridas son también psicológicas y económicas. Deja una huella profunda en el tejido social de la ciudad.

Cuando nos enteramos de una embestida terrorista, creemos que una vez levantados los muertos, los heridos y los escombros, todo vuelve a la normalidad. Pero no es así. Nada vuelve a ser igual. En eso pienso, cada vez que escucho la noticia de un nuevo ataque.

 

La autora es politóloga. Fue alta asesora política del vicepresidente del Parlamento Europeo.

@gkdavalos

Columnas de GABRIELA KESEBERG DÁVALOS

28/03/2018
El Club de los “irremplazables” es un Club cada vez más popular y netamente masculino. Se trata de un Club de presidentes de varias nacionalidades, aunque por...
14/02/2018
Hay gobiernos de países que han decidido que lo mejor es alejarse lo más posible de su población para así evitar “problemas”. Un ejemplo es Birmania.
28/12/2017
Lo que sigue es una lista no exhaustiva y sin ningún orden en particular de cómo desmontar hábilmente una democracia en diez pasos. Como ejemplo uso el de...
30/11/2017
Cuando va a comprarse una nueva computadora o celular, lo piensa primero ¿verdad? Tal vez va varias veces a la tienda, se hace explicar por el vendedor las...
24/10/2017
Cada época tuvo uno o varios líderes que supieron inspirar a miles: a intentar mejorar el mundo, a cambiar el modo de pensar de la sociedad, a ser mejores...

Más en Puntos de Vista

RORY ORDÓÑEZ CHOQUE
19/04/2018
BITÁCORA DEL BÚHO
RUDDY ORELLANA V.
19/04/2018
CARA O CRUZ
RAÚL PEÑARANDA U.
19/04/2018
PRE-VIERNES
MARCELO GUARDIA CRESPO
19/04/2018
TORMENTA MUDA
JUAN JOSÉ ANAYA GIORGIS
19/04/2018
SURAZO
JUAN JOSÉ TORO MONTOYA
19/04/2018
En Portada
La Fiscalía Anticorrupción indagará si la compra de mochilas chinas con presunto sobreprecio está conectada con otras adquisiciones sospechosas que realizó la...

El presidente Evo Morales mencionó ayer que el encargado de Negocios de Estados Unidos en Bolivia, Bruce Williamson, está en “andanzas conspirativas” y que se...
A una semana de la explosión suscitada en la mina de Huanuni, el director del Hospital Obrero de Oruro, Óscar Ayala, informó ayer que el paciente Hernán...
La Mancomunidad de Comunidades Indígenas de los ríos Beni, Tuichi y Quiquibey denunció ayer, en la plenaria del 17º periodo de sesiones del Foro Permanente...
A casi un mes del inicio de los XI Juegos Deportivos Suramericanos, el 26 de mayo, el comité organizador aún no sabe cuántos litros de agua demandarán los...

Actualidad
Miguel Ángel Barragán es el empresario que apostó por el Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) con una inversión de alrededor de...
La Fiscalía Anticorrupción indagará si la compra de mochilas chinas con presunto sobreprecio está conectada con otras...
Miguel Díaz-Canel, ingeniero electrónico de 57 años, “número dos” del Gobierno y militante del Partido Comunista, se...

Deportes
El ministro de Deportes, Tito Montaño, aseguró ayer que la cartera estatal invirtió más de 626 millones de bolivianos...
The Strongest volvió a tropezar con su falta de efectividad y cayó anoche en el estadio Hernando Siles ante Atlético...
Marcos Rodríguez, vicepresidente de la División del Fútbol Aficionado, señaló ayer luego de la primera reunión del...
Brian Fernández (20 años), boxeador cochabambino, conocido entre sus amigos más cercanos como el “Demonio de Tasmania”...

Tendencias
En una sala del kínder del American International School of Bolivia (AIS/B) se instalará un prototipo de piso de...
La “cholita”, la emblemática mujer aimara de Bolivia con su típicos sombrero y pollera o falda, se sumó a la colección...
La actualización está en Google Play Store y empezará a llegar a todos los dispositivos Android paulatinamente.
Los datos obtenidos forman parte del proyecto GALAH, liderado por Sarah Martell de la Universidad de Nueva Gales del...

Doble Click
Son más de 50 piezas,entre muebles, adornos y otros objetos, del periodo colonial que están en exposición a partir de...
Libros de cocina, infantiles, novelas, educativos y otros son los que se ofertan en la III versión de la Expolibro 2018...
Una orquesta con músicos de Argentina, Bolivia y Paraguay interpretó por primera vez después de casi dos siglos una...
El Festival del Recuerdo se presenta en su tercera versión con cinco grupos musicales y un solista de la década de los...
Invitados
El “stand up comedy”, un tipo de comedia que se realiza en vivo, y en muchas ocasiones se trata de un monólogo...
Con ocasión de conmemorar la fiesta nacional de España, el directorio invitó a un almuerzo de confraternización
Renault Runners es una actividad deportiva organizada por Imcruz, para su marca Renault, que tiene como propósito...
La Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia realizó un acto de reconocimiento con la más alta distinción de la...