La vida después de un ataque terrorista

Columna
MUNDO EN TRANSICIÓN
Publicado el 30/08/2017

Este año casi no ha habido mes sin noticias de un ataque terrorista en alguna ciudad europea. A la vista, todo vuelve a la normalidad después de unos días. Pero no es así. El alma de la ciudad agredida queda profundamente cambiada.

Yo viví los ataques terroristas en Bruselas en marzo 2016. La ciudad no volvió a ser la misma después. Tampoco los que vivíamos en ella. Era como si Bruselas hubiera perdido su inocencia. Esa misma inocencia que aprovecharon los terroristas para perpetuar no uno, si no dos ataques. Primero en el aeropuerto, luego en el metro. La segunda embestida, una hora después de la primera, fue la más fatal.

En Bruselas era un secreto a voces que tarde o temprano habría un ataque en la ciudad. Albergaba demasiados vínculos con ataques anteriores, sobre todo con los de París en 2015. Pero aunque todos lo sabíamos, nada, absolutamente nada, lo prepara a uno para lo que se viene y el cambio de vida que le sigue.

El día mismo del ataque tuvo mucha cobertura mediática. En cambio la vida cotidiana después es difícil de retratar. Meses después, el aeropuerto seguía siendo un caos. Cientos de eventos en la ciudad tuvieron que ser cancelados. La gente que venía de afuera no podía llegar. Y de Bruselas había que salir en tren a aeropuertos en Alemania o Francia para tomar de ahí el avión. Esto significó también miles de cancelaciones de hoteles, catering, restaurantes, etc. El turismo sufrió pérdidas cuantiosas. También el comercio en general y la gastronomía. La recuperación de los efectos colaterales del ataque es lenta. Aún hoy se trata de restaurar la confianza de los turistas y convencerlos de venir a Bélgica.

Más de un año después, sigue habiendo gente que prefiere no tomar el metro, por miedo. El transporte público quedó muy afectado. No sólo quedó destruida una estación de metro, sino que durante semanas la red de metro funcionaba en horarios restringidos. Esto a la vez afectaba los horarios del comercio, ya que los empleados debían cerrar las tiendas antes para poder tomar transporte.

Pero lo peor fue que nos acostumbramos a tener a soldados armados hasta los dientes en todas partes. Ya no llamaba la atención ver tanques militares urbanos en las esquinas. Parecía ya lo normal. Como si siempre hubiera sido así. ¿Nos sentíamos más seguros? No realmente.

Y meses después, los debates políticos sobre la restricción de ciertas libertades a favor de más seguridad, ya ni se seguían. ¿Vigilancia total y a todas horas? “Mejor así”, decían muchos. Y ni hablar del ambiente envenenado de prejuicios y acusaciones entre unos y otros.

Los que sobrevivimos, nos quedamos el resto de nuestras vidas con las impresión de una experiencia horrorosa. Hasta hoy no puedo ver las imágenes de la destrucción y desesperación de aquellos que salían huyendo del aeropuerto y del metro. En ambos lugares había una alta probabilidad de que esté presente tanto yo, como mucha gente conocida mía. Por el aeropuerto pasaba varias veces al mes, al igual que mis colegas. La estación de metro atacada estaba a sólo unos pasos de mi trabajo.

Las consecuencias de un ataque terrorista van más allá de las víctimas fatales y los heridos. No sólo mata o hiere a personas físicamente. Las heridas son también psicológicas y económicas. Deja una huella profunda en el tejido social de la ciudad.

Cuando nos enteramos de una embestida terrorista, creemos que una vez levantados los muertos, los heridos y los escombros, todo vuelve a la normalidad. Pero no es así. Nada vuelve a ser igual. En eso pienso, cada vez que escucho la noticia de un nuevo ataque.

 

La autora es politóloga. Fue alta asesora política del vicepresidente del Parlamento Europeo.

@gkdavalos

Columnas de GABRIELA KESEBERG DÁVALOS

16/05/2018
En un abrir y cerrar de ojos Donald Trump ha destruido 12 años de esfuerzos diplomáticos. No uno. No dos años. 12 años de diplomacia, miles de horas de...
24/04/2018
Hace cuatro años La Paz fue nombrada una de las nuevas siete ciudades maravilla. Y realmente lo es, además de ecléctica. El título es merecido. Empero eso no...
28/03/2018
El Club de los “irremplazables” es un Club cada vez más popular y netamente masculino. Se trata de un Club de presidentes de varias nacionalidades, aunque por...
14/02/2018
Hay gobiernos de países que han decidido que lo mejor es alejarse lo más posible de su población para así evitar “problemas”. Un ejemplo es Birmania.

Más en Puntos de Vista

DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
20/07/2018
20/07/2018
CECILIA ROMERO
20/07/2018
Carmen Challapa Cabezas
20/07/2018
BARLAMENTOS
WINSTON ESTREMADOIRO
20/07/2018
LA CURVA RECTA
AGUSTÍN ECHALAR ASCARRUNZ
19/07/2018
En Portada
Ante la crisis que sacude hace más de un mes a Quillacollo, ayer un gran número de policías de EPIS y unidades tácticas se movilizó por la plaza 6 de Agosto...
Las diferentes instituciones que colaboran en la organización de la fiesta de la Virgen de Urkupiña decidieron llevar adelante el trabajo de manera individual...

El Ministerio de Salud instruyó ayer el retiro de los medicamentos que contengan la sustancia conocida como valsartán que provenga del laboratorio Zhejiang...
“Estoy tratando de olvidar, quiero retornar a mi vida normal, pero es difícil porque ya no se encuentra conmigo mi hijo, por eso no quiero ya hablar”, dice...
Se trata de un reto que se ha hecho viral entre los adolescentes de distintos países y también de Bolivia. Los expertos señalan una larga lista de problemas...
La empresa constructora Estrutec, encargada de la remodelación del estadio Félix Capriles, ultima detalles para su entrega definitiva a la Gobernación el 16...

Actualidad
A marzo de 2018 se reportaron 12.880 reclamos a primera instancia en entidades financieras, 1.999 reclamos más que en...
La celebración del aniversario 39 de la revolución de Nicaragua comenzó ayer en la Plaza de la Fe, con la presencia del...
“Estoy tratando de olvidar, quiero retornar a mi vida normal, pero es difícil porque ya no se encuentra conmigo mi hijo...
La crisis municipal en Quillacollo es vista como una vulneración al voto del pueblo debido a que se busca imponer a un...

Deportes
Wilstermann conquistó un resultado inmejorable después de lo visto en el maltrecho estadio de Cuenca, donde el cuadro...
“La verdad que todo esto ha pasado por desconocimiento”, dijo Carolina Ocampo a la prensa al brindar su descargo sobre...
Con tan sólo ocho años, la joven golfista valluna Lorena Guth llevará el nombre del país al Mundial de Golf Junior,...
El plantel de Universitario de Vinto inició ayer su camino en el Interprovincial de Clubes Campeones 2018 con paso...

Tendencias
Se debe consumir una variedad de alimentos que brindan nutrientes necesarios para mantenerse sana y con buena energía,...
Un grupo de investigadores creó un modelo capaz de simular los cambios en la biodiversidad en la región de Sudamérica...
Con el objetivo de fomentar el desarrollo de software y la capacitación en torno a las tecnologías actuales para la web...
Un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona alerta de que las...

Doble Click
El domingo se realizará la feria "El Q'epi del Trueque" a las 14:00 en la plazuela Busch (calle Bolívar entre Oquendo...
El exluchador que lleva varias temporadas en el podio de los actores mejor pagos de Hollywood regresa como héroe de...
La banda de rock and roll paceña Los Jimmy James vuelve a Cochabamba y promocionan “Huracán”, de su nuevo álbum “Big...
Hoy se inicia el Taller de Gestión Cultural Independiente y trae estrategias y/o herramientas para equipar al gestor,...
Invitados
El “stand up comedy”, un tipo de comedia que se realiza en vivo, y en muchas ocasiones se trata de un monólogo...
Con ocasión de conmemorar la fiesta nacional de España, el directorio invitó a un almuerzo de confraternización
Renault Runners es una actividad deportiva organizada por Imcruz, para su marca Renault, que tiene como propósito...
La Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia realizó un acto de reconocimiento con la más alta distinción de la...