Hallazgo: huellas de dinosaurio en Cochabamba

Actualidad
Publicado el 02/07/2018 a las 0h00

Son docenas de huellas, las más pequeñas de unos 30 centímetros de longitud entre sus extremos más alejados, el doble de grandes las mayores. Las dejaron hace 82 millones de años un grupo de hadrosauridaes que pasaron por allí. Hay unas huellas, dejadas por varios animales cuyos trayectos son paralelos y van de sur a norte y otras que van en sentido oblicuo respecto de las primeras.

Están impresas sobre una placa de arenisca calcárea, visible en un área de dos mil metros cuadrados. Otra extensión similar o quizás mayor está cubierta por aluviones de tierra y piedras. Todo en una ladera muy pendiente, unos 45 grados, en una cadena de cerros cubiertos de matas espinosas, en el extremo sur del municipio de Anzaldo, provincia Esteban Arze, cerca del límite con Potosí. Un lugar recóndito al que se llega sólo a pie y luego de varias horas de marcha desde la comunidad de Huajini, por donde pasa un camino vecinal.

“Es un hallazgo importante”, sentencia el paleontólogo Ricardo Céspedes, director del Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigni, de Cochabamba, luego de observar las fotografías de las huellas.

“Es muy importante porque las pisadas de dinosaurio en Cochabamba son muy escasas. Los afloramientos próximos a la ciudad como, por ejemplo, los de Parotani o de la Cabaña de la Torre han sido siempre muy escasos”, agrega el paleontólogo.

Las huellas corresponden a dinosaurios herbívoros, eso en función de la forma de sus patas: con talones, que corresponden a especímenes que se alimentan exclusivamente de vegetales. Ese es otro elemento que da importancia al hallazgo, pues se trata de las primeras pisadas de este tipo encontradas en el departamento.

“Este sitio concentra más las pisadas y se las puede observar mejor. Además, están muy bien preservadas, esa es una de sus ventajas. De hecho, como en el caso de Sucre, las pisadas han sido cubiertas por diversas capas geológicas durante más de un millón de años, y se van desprendiendo capas y van apareciendo nuevas pisadas.”, explica Ricardo Céspedes.

Hace 82 millones de años ese lugar era completamente horizontal, estaba cubierto por las aguas del mar, poco profundas, y su superficie no era dura como hoy. El sitio está en pendiente debido a un cataclismo posterior que transformó la topografía de la región y configuró esos paisajes sobrecogedores y hermosos.

img_7934.jpg

Arriba, los paisajes próximos al sitio de las huellas son de una belleza que sobrecoge.
Stella Tejerina Vargas

 

EL CAMINO

El lugar ha sido descubierto por jóvenes de Anzaldo. “Los comunarios contaban que había huellas, entonces se ha buscado por donde indicaban y las hemos encontrado”, cuenta Gregorio Rojas, sociólogo de formación, “anzaldeño del sector rural” y responsable de Turismo, Deportes y Cultura del Gobierno Autónomo Municipal de Anzaldo.

La expedición que permitió este reportaje –el más difícil que nos tocó realizar– fue iniciativa suya. Rojas junto con un grupo de jóvenes del lugar nos invitaron y guiaron. Sin ellos habría sido imposible acceder al sitio. Fueron necesarias cerca de cinco horas de caminata, subiendo y bajando otras tantas cadenas de cerros, partiendo de Huajini, a donde llegamos en vehículo motorizado, luego de pasar la noche anterior en casa de una hospitalaria familia de comunarios, en Huerta Mayo Alto.

Comenzamos la caminata a media mañana del sábado 9 de junio. Al principio había un asomo de sendero que zigzagueaba entre los espesos y espinosos matorrales, los pajonales cubiertos de semillas, los pedregales de una vasta colina. Luego de vencer su cima, ya no hay ni asomo de sendero y la marcha es lenta, difícil por las espinas. Desde la ladera, un inmenso valle se extiende un centenar de metros hacia abajo, dos o más kilómetros de ancho hasta la siguiente cadena de cerros la primera de otras cuatro, cuyas alturas se muestran, una tras otra, exhibiendo los jaspes de sus escarpes: colorados, blanquecinos, anaranjados, verduzcos, grises… sobrecogedores, hermosos. El eco, asombroso, devuelve unas cuatro veces la última sílaba del grito: “¡co… co… co… co…!, sin prisa.

A la izquierda, a lo lejos, una especie de torres de roca colorada parecen observarnos mientras nos dirigimos hacia ellas: otra cima. Al acercarnos, dos enormes pájaros posados encima de una de las formaciones rocosas nos miran y parecen jugar entre ellos. De pronto vuelan, uno desaparece de la vista, el otro da vuelta y viene. Se acerca, su pico amarillento se muestra amenazador, el ave desciende aún más y, súbitamente gira en 180 grados y se va, perdido el interés que lo motivó a acercarse.

Desde aquellos torreones naturales, hacia el norte, a lo lejos el valle, donde se unen los ríos Morochata y Jayamayo, nos regala con su espectacular magnificencia: serranías puntiagudas que se suceden unas otras en filas paralelas, rojizas, negruzcas, bajo el cielo de un incomparable azul.

Otro valle, aun más espectacular y magnífico se exhibe un par de horas de camino más adelante después de atravesar más cerros, más quebradas, abriéndonos caminos entre las zarzas y rocas. Allí, frente a una vasta ladera flanqueada por montañas de asombrosa belleza, aparece el valle del río Caine y el pueblo de Viñas: a la derecha es Potosí, a la izquierda, Cochabamba, el lecho del río en la lejanía bordeado por otras serranías de puntas afiladas que se pierden en el horizonte…

Luego viene la bajada, larga, muy larga, difícil y espinosa, hasta el estrecho valle aledaño a las huellas de dinosaurio. Inmensas rocas, grandes como buses yacen en el lecho de esa impresionante quebrada de un colorido increíble: blancas, grises, rojas, amarillas anaranjadas, grises, verdes, negras, las piedras de todos los tamaños y formas imaginables hacen de ese lugar un jardín pedregoso que deja perplejo. Lo mismo que ese río cuyas aguas de improviso desaparecen, dejando el lecho seco, sin rastro de líquido, para luego reaparecer en pozas diáfanas talladas en enormes peñas.

Una cascada de agua casi tibia cae desde la altura escondida por el declive del acantilado, una bandada de loritos, alegres, bulliciosos, sube el cañadón. Sus gritos se pierden poco después y queda esa paz ritmada por los chorros de agua que caen entre las rocas como un concierto polifónico, policromático. Mágico y sublime paz, tan hermosa, tan lejana...

img_8087.jpg

PISADAS Están allí desde hace 82 millones de años, tienen un excelente estado de conservación y la placa en la que están impresas está visible sólo de manera parcial. El dibujo da una idea del tamaño y del tipo de dinosaurios que dejaron sus huellas en el lugar.
Stella Tejerina Vargas

 

“ESTO ES UN TESORO ESCONDIDO, PERO NECESITAMOS EL APOYO”.

img_7955.jpg

Cada huella nos sumió en profunda imaginación, haciéndonos viajar en el tiempo.
Stella Tejerina Vargas

Stella Tejerina Vargas

Anzaldo guarda tesoros escondidos, uno de ellos, las huellas de dinosaurio. Contemplarlas nos produjo asombro inmediato, acceder a ellas nos exigió esfuerzo y agilidad física para llegar a la placa de arenisca calcárea, casi vertical, donde están impresas.

Cada huella nos sumió en profunda imaginación, haciéndonos viajar en el tiempo; sin pestañar vimos con los ojos de la mente, recreando gigantescas formas de extintos animales que imprimieron sus naturales movimientos, y cuyos únicos espectadores hasta ahora, fueron el silencio y olvido.

Conversando con los jóvenes que lideraron este hallazgo, gracias a su amor por la región y su gran curiosidad, es que identificamos también sus expectativas. “Tenemos que aprender a amar nuestros propios atractivos naturales, esto es un tesoro escondido”, nos comentó uno de ellos. Por tanto, se requiere despertar y fortalecer la consciencia local para valorar, apoyar y promover proyectos orientados al desarrollo de Anzaldo.

“Necesitamos el apoyo de las autoridades para hacer realidad este sueño”. El sueño es ver plasmada la inversión local y nacional de las autoridades, para la conservación y difusión del lugar. La concreción de este sueño traerá consigo otros beneficios, como lo afirmaron: “Podremos capacitarnos como guías de turismo y acceder a fuentes de trabajo sin dejar nuestro pueblo”.

La vivacidad, fuerza y entusiasmo de estos jóvenes reconforta, sus sueños están a flor de piel, viendo oportunidades, allí donde hay obstáculos. Nos despedimos visualizando a gran escala un consolidado destino turístico que generará trabajo y bienestar sostenibles para todos los habitantes de este municipio.

 

img_7978.jpg

Esta es más chica de las docenas de pisadas de hadrosauridaes que existen allí.
Stella Tejerina Vargas
Tus comentarios

Más en Actualidad

Nacieron de un mundo de armonías para difundir la música universal en nuestro país, acompañaron a orquestas nacionales de renombre y traspasaron fronteras...
“Retratar los lugares turísticos, el paisaje, calles pero principalmente captar el movimiento del entorno y las situaciones de la gente en su cotidiano vivir...
Para bien o para mal, es el partido que recibió la misión de conducir a Bolivia más allá del umbral de siglo XXI. Con todo lo que ello implica, tiene el...

La elección de un buen número de latinos, afroamericanos, dos nativoamericanas y dos musulmanas para el Congreso y la del primer gobernador abiertamente homosexual confirmó en las elecciones del...
Más allá de la clásica fórmula de que “el vino blanco acompaña a los pescados y a las pastas y el tinto a las carnes rojas”, es un hecho que con las nuevas variedades de uvas, bodegas y vinos que...
En estos días de intenso calor, los balnearios y piscinas de nuestra ciudad se han convertido en los lugares más cotizados. Sin duda, nuestras agendas de domingo están totalmente copadas por salidas...
Tomar medicamentos sin prescripción es una práctica habitual en nuestro medio. Algunos fármacos no sólo producen somnolencia, fatiga, alergias y tienen contraindicaciones, sino que pueden hacer que...

En Portada
Mientras se asignan 37 millones de bolivianos para la primera fase del nuevo edificio de la Gobernación —los primeros 7 este año—, al menos tres proyectos de...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is Crisis” junto a Sandra Bullock, dirigida...

El barco "Seabed Constructor" de la empresa estadounidense Ocean Infinity comenzó hoy su viaje a Ciudad del Cabo (Sudáfrica) una vez cumplida la búsqueda del...
El hormigonado de la vía en placa sobre los 42 kilómetros que atravesarán las líneas del Tren Metropolitano requerirá al menos seis meses. Al respecto, el...
Con las elecciones primarias a la vuelta de la esquina, las organizaciones políticas y los líderes políticos intensifican su movimiento y uno de los retos es...
18/11/2018 Cochabamba
Con chalecos de color naranja y portando una caja de herramientas, así caminan los “aseguradores” a lo largo de la avenida Siles, en Cochabamba, dando a los...

Actualidad
El barco "Seabed Constructor" de la empresa estadounidense Ocean Infinity comenzó hoy su viaje a Ciudad del Cabo (...
"Una verdad con la que estamos comprometidos desde el primer día y que es necesaria para honrar y respetar a nuestros...
El Gobierno argentino reconoció ayer que no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino ARA San Juan,...

Deportes
Bolivia tiene asegurada su presencia en al menos seis disciplinas en los XVIII Juegos Panamericanos Lima 2019, que se...
Las tenistas bolivianas Sofía Taborga (16 años) y Catalina Padilla (14 años) se consolidaron ayer como campeonas...
Hoy, desde las 17:15, el estadio Félix Capriles vivirá el episodio 142 del clásico cochabambino, en el que Aurora y...
Se acabó el sueño. Universitario de Vinto perdió ayer 6-2 con Always Ready en el estadio Municipal de Villa Ingenio, en...

Tendencias
En conmemoración al día mundial de la salteña que se celebró el 10 de noviembre, se realizará un festival mañana que...
Ligados a la tecnología, renuentes a la participación política formal, testigos de un solo Gobierno, interesados por...
Las salsas y aderezos pueden ser causantes de desequilibrios nutricionales y de excesos calóricos en muchos platos, sin...
Ocho estudiantes bolivianos, de entre 12 a 17 años, participan de la Olimpiada Mundial de Robótica 2018 (WRO, por sus...

Doble Click
Este 20 de noviembre se inaugura la muestra del artista chuquisaqueño José Carlos Auza, en el Salón del Centro Simón I...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is...
1. Juan Carlos Valdivia dice que con Søren cierra una trilogía: aquella que forman, además, Zona Sur (2009) e Yvy...
Los prototipos cochabambinos Eddy y Ozel V 3.0 se consagraron como campeones del Grand Prix Solar 2018 tras realizar un...