Powaqqatsi, poema trágico

Cochabamba
Publicado el 07/08/2022 a las 3h47
ESCUCHA LA NOTICIA

Mi nombre aparece en los agradecimientos de una película en la que nunca participé, que ahora hallé entre mis DVD. No recuerdo los detalles, pero estuve involucrado en la preproducción de Powaqqatsi, segundo largometraje de la trilogía “qatsi” de Godfrey Reggio: Koyaanisqatsi (1982), Powaqqatsi (1988), y Naqoyqatsi (2002). 

A través de mi amigo cineasta Fred Barney Taylor, conocí en New York a Bernardo Palombo, colega argentino que era asesor técnico de música latinoamericana del proyecto que preparaba Godfrey Reggio. Bernardo me presentó a Mel Lawrence, el productor, con quien me reuní varias veces en New York y una sola vez en Bolivia, para analizar los planes de producción en nuestro país. Yo debía cumplir funciones de productor local para unas pocas escenas que se filmarían en Bolivia, lo cual nunca sucedió. El equipo de filmación nunca atravesó la frontera de Perú a Bolivia como estaba previsto originalmente.  

El mundo es así, un tejido de relaciones en el que estamos todos conectados por un máximo de “seis grados de separación”, el concepto que Frigyes Karinthy desarrolló en un cuento en 1929. Al cabo de la vida uno mira sorprendido esas relaciones que tejen una trama multicolor de encuentros marcados por el azar y la necesidad. 

Powaqqatsi fue presentada por Francis Ford Coppola y George Lucas, al igual que otras dos películas de Godfrey Reggio. Ese espaldarazo, sin embargo, no ayudó para atraer al gran público. Powaqqatsi (que significa “vida en transición” en idioma hopi) se filmó en diez países: Brasil, Egipto, Hong Kong, India, Israel, Kenya, Nepal, Perú, Alemania y Francia, y los créditos incluyen también a Bolivia. Las tomas en Europa no son muchas ni son las que más cuentan en este poema sinfónico que habla de los choques culturales, ambientales y socioeconómicos en un mundo donde los equilibrios se han roto. Godfrey Reggio se adelantó más de tres décadas en predecir el planeta caótico y a la deriva donde vivimos ahora. 

Esta es una obra sin estructura convencional, un poema donde las imágenes se tejen con la música magnífica de Philip Glass, quizás lo más importante de la producción, sin desmerecer el trabajo de Reggio. Ambos creadores se entienden perfectamente y el resultado es una obra armónica, una sinfonía trágica porque muestra todo lo que la humanidad está perdiendo. Ni una sola imagen del filme está acompañada por su propio sonido, pero todas hablan por sí mismas. La edición de Iris Cahan y Alton Walpole es desconcertante y arbitraria, pues las imágenes de diferentes regiones se asocian sin aparente lógica, por eso la música de Philip Glass (que se inspira en sonoridades árabes, asiáticas y africanas) es tan importante, porque le otorga un sentido y una cadencia al poema visual. 

Reggio ha plasmado su visión mística del mundo. Antes de ser cineasta, fue fraile en una orden muy estricta donde durante 14 años, desde su adolescencia, pasó largos periodos de silencio y ayuno. Eso desarrolló en él una capacidad de ver el mundo con otros ojos, para traducir en imágenes en movimiento sensaciones de una humanidad en crisis. 

Si bien la película incluye imágenes celebratorias de fiestas y alegría en países del sur global, la mayor parte del tiempo se dedica a mostrar el dolor de la supervivencia humana, seres empobrecidos que resisten día a día en desiertos, montañas o sobre el agua. Las primeras (y últimas) imágenes de los mineros del oro en Serra Pelada (Brasil) cargando a un compañero exánime, simbolizan la carga enorme de la humanidad en un planeta exhausto. 

Cada minuto de imagen está meticulosamente trabajado en la mesa de edición (con muchas menos ventajas tecnológicas que hoy), utilizando time lapse, cámara lenta, sobreimpresiones, sombras, detalles. Hay cierto pudor para acercarse a las personas: casi todas las secuencias están filmadas con teleobjetivo, salvo algunas donde aparecen niños, por quienes el realizador muestra consideración y simpatía. La fotografía, de Graham Berry y de Leonidas Zourdoumis, realza la diversidad del planeta, aunque sumido en la pobreza y la desigualdad. Hay, a ratos, un exceso esteticista por encima de la necesidad de mostrar la realidad. 

De un continente a otro la humanidad se empeña en sobrevivir en circunstancias cada vez más adversas. Esparcidos sobre la costra de la tierra, arrancándole cada vez menos frutos, hombres y mujeres enfrentan un proceso de degradación social, económica y cultural que viene de la mano de una “modernidad” que beneficia a una minoría de países del hemisferio norte, y a sectores dominantes en las sociedades del hemisferio sur. Aunque el filme no hace referencias concretas a la injusticia social, la desigualdad salta a la vista. 

Peregrinos trashumantes, desplazados por las guerras o por la pobreza, millones se refugian en las ciudades que no ofrecen sino otra forma de marginalidad y discriminación. Las imágenes atiborradas de personas, los movimientos vertiginosos, los contrastes sociales en una misma imagen, preludian el mundo que estamos viviendo, el agotamiento de los recursos naturales, la saturación que lleva al colapso de los servicios, la alienación, la separación y el abandono, mientras la “caja boba” sigue mostrando imágenes de armonía y felicidad. 

El título del filme es un neologismo interpretado por el propio Godfrey Reggio: powaqqatsi (del idioma Hopi, powaq = hechicero + qatsi = vida) sería “una entidad, un modo de vida, que consume las fuerzas vitales de otros seres para favorecer su propia vida”. 

Han pasado 34 años desde el estreno y más que nunca, Powaqqatsi muestra que la visión de Godfrey Reggio se ha ratificado. El mundo ha cambiado para peor, las ciudades han crecido desmesuradamente, las áreas rurales han sido abandonadas, la forma de vida trepidante, el consumo exacerbado, la contaminación, la basura y la destrucción de los bosques es la confirmación de una pesadilla que Reggio plasmó con una mirada visionaria. 

 

Tus comentarios

Liga Boliviana - Tabla de Posiciones


Más en País

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a la gestión de Luis Arce a investigar al gobierno de Evo Morales por las muertes del caso Rósza...
El nuevo Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia de Santa Cruz atenderá desde este lunes y recibirá a pacientes del SUS, los seguros de salud y privados,...
Una vez que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha evidenciado la violación de derechos humanos y pide que se sancione a los responsables y...

Dos decenas de empresas del Estado adeudan al Banco Central de Bolivia (BCB) un total de Bs 42.790 millones ($us 6.148 millones), un monto que representa el 14,6% del Producto Interno Bruto (PIB)....
A cinco días del cabildo por el censo para 2023, el Gobierno fustigó al gobernador de Santa Cruz
El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, aseveró ayer que convocó a la sesión para la elección de Defensor del Pueblo, amparado en el artículo 169 de la Constitución Política del...
La Ministra de la Presidencia afirma que el documento no señala un juicio contra el expresidente. Esperarán un informe de los ministerios de Relaciones Exteriores y Justicia para emitir una postura...

En Portada
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó a la gestión de Luis Arce a investigar al gobierno de Evo Morales por las muertes del caso Rósza...
Durante la gestión de Luis Arce, el país se prestó al menos 2.253 millones de dólares de organismos multilaterales a través de créditos aprobados por ley

Dos decenas de empresas del Estado adeudan al Banco Central de Bolivia (BCB) un total de Bs 42.790 millones ($us 6.148 millones), un monto que representa el 14...
El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, aseveró ayer que convocó a la sesión para la elección de Defensor del Pueblo, amparado en el artículo...
El nuevo tren metropolitano de Cochabamba dispone de tres botones para atender diferentes circunstancias de los pasajeros que utilicen el servicio en las dos...
En Bolivia, en los últimos 10 meses, se han suscitado al menos cinco grandes casos que causaron polémica y consternaron al país por su relación con el...

Actualidad
Una planta exótica denominada “carnívora” por sus expositores que así la presentaron, ayer en la feria de las plantas...
26/09/2022 Cochabamba
El Gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha reconocido por primera vez que la desaparición de...
Con el objetivo de brindar un trato apropiado, en ambientes adecuados, sin estrés y con altos estándares de atención de...
El jefe del poder judicial de Irán amenazó ayer con no mostrar “ninguna clemencia” con los manifestantes, tras 10 días...

Deportes
San Martín de Porres perdió ayer frente a Bucaneros de La Guaira (Venezuela) por 0-1 en Buenos Aires, en la...
Con las piernas de un joven a pesar de sus 37 años, el keniano Eliud Kipchoge pulverizó su propio récord del mundo ayer...
Rubén Arando, de Potosí, y Edith Mamani, de Cochabamba, ganaron la segunda versión de la Carrera Pedestre 10K de la...
La Copa del Mundo de Catar podría marcar un antes y un después en la historia del fútbol, no sólo por la tecnología que...

Tendencias
Viendo la creciente demanda de hamburguesas por parte de sus consumidores, y brindando una solución práctica para...
Los hallazgos anteriores apuntaban que no, pero un nuevo y completo estudio ha demostrado que los tratamientos...
El telescopio espacial James Webb de la NASA muestra sus capacidades más cerca de casa con su primera imagen de Neptuno...
David Muñoz (DiverXO) ha sido coronado como el Mejor Cocinero del Mundo por segundo año consecutivo, después de arrasar...

Doble Click
Cuando hablamos de poesía, nos referimos a sentimientos estéticos que se refleja en la escritura, ya sea en verso o...
Existe una profesión que implica vivir en mitad de la selva para cuidar de la flora y fauna amazónica alejada de la...
En abril de este año inicié un viaje de ensueño, un diplomado virtual de curaduría en una institución que aboga entre...
Con la premisa de formar médicos con excelencia académica y sólidos conocimientos en investigación, además de profundo...