CARLOS HUGO MOLINA

ÁGORA REPUBLICANA

31/07/2018

Cada sociedad debe resolver sus propias preguntas y la inteligencia señala que es a partir de ellas que se construye el imaginario espiritual y el andamiaje institucional.

En la construcción simbólica del Estado Plurinacional, ha primado hasta ahora lo originario indígena campesino, en una apuesta complicada que supera los márgenes de una sociedad nacional que ya vive en ciudades y que pareciera desprecia lo urbano, si constatamos la lista de situaciones no resueltas.

GONZALO CHÁVEZ A.

RAÍCES Y ANTENAS

31/07/2018

Según un reciente estudio del FMI, Bolivia es el país con la mayor economía informal del mundo. Leandro Medina y Friedrich Schneider sostienen en “Economías informales alrededor del mundo: ¿qué aprendimos en los últimos 20 años?” que, entre 1990 y 2015, en Bolivia, el tamaño promedio de la economía informal fue del 62,3 por ciento.

JORGE MELGAR RIOJA

LA COLUMNA

30/07/2018

Mientras esperamos que nos informen si tenemos el gas necesario para cumplir los compromisos con nuestros compradores tradicionales y la demanda interna, nos enteramos que en el Perú encontraron un importante yacimiento de litio. Lo hizo una empresa extranjera.

GONZALO ROJAS ORTUSTE

ERIKA J. RIVERA

CARLOS MIRANDA PACHECO

ENERGÍA E HIDROCARBUROS

Redacción Central

CARLOS ALBERTO IBAÑEZ MEIER

FRANCESCO ZARATTI

EL SATÉLITE DE LA LUNA

29/07/2018

Considero que no se ha analizado suficientemente lo actuado a partir del laudo arbitral sobre Quiborax.

Para empezar, el DS 3582 que autoriza el pago de la indemnización, previa generosa rebaja, tiene varias fallas. El propio ministro de Economía Guillén afirmó que ese DS no especifica la partida del gasto, añadiendo que se buscarían los recursos para cumplir la obligación. Considerando que toda modificación presupuestaria debe ser previamente aprobada por la Asamblea Legislativa, el mencionado DS sería un caso evidente de malversación de fondos.

MÓNICA OLMOS CAMPOS

SIN PELOS EN LA LENGUA

29/07/2018

Hubiera preferido escribir sobre otros temas que guardo en el tintero, pero cuando me predispongo a hacerlo, acabo derrotada por mi “diablillo” político que me recuerda que es poco probable que haya algo más valioso que las libertades que otorga la democracia. Entonces, procedo a borrar todo lo poco avanzado, y regreso a la preocupación primaria y esencial: La defensa de nuestros derechos políticos, aquellos que -de manera grosera y descarada- el gobierno se esmera en querer arrebatarnos.

Páginas