Ernesto Cavour: “Hace 40 años toqué el Vuelo del moscardón”

Entrevista
Publicado el 17/06/2019 a las 0h00

Ernesto Cavour Aramayo, el varias veces nombrado, a nivel internacional, “mejor charanguista del mundo” cumplió puntual y amablemente su cita con OH! El también compositor y lutier aceptó conversar sobre su historia, pese a un circunstancial problema de salud que le impedía una adecuada dicción. La dificultad no fue óbice para que, poco a poco, recobre el entusiasmo por las causas a las que ha consagrado casi siete décadas de su vida.

 

- Usted nació el 9 de abril de 1940, eso quiere decir que vio la Revolución Nacional cuando tenía unos 12 años.

- Sí, viví de muy niño esa época. A los 10 años tenía mucha afición por la música. Muy changuito, cuando me encontré con el charango sentí que se me crispaba el cuerpo, hasta ahora. Me he dedicado completamente a estudiar el instrumento. Por eso, ya de jovencito gané un premio como solista instrumental en el Festival del Folklore en 1962 que se realizó en Salta. Fue el primero de muchos.

 

- ¿Quién le enseñó a tocar charango?

-El charango lo empecé a tocar solo, soy autodidacta. Entendamos que el ser autodidacta no significa aprender solito ¿no? Uno mira, escucha, ve, porque si uno quisiera aprender solo tardaría 1.000 años. Soy autodidacta, no toco leyendo música. Sin embargo, desde 1962, empezamos a experimentar, a realizar composiciones y a crear instrumentos.

Compusimos temas para el charango, para la quena, la zampoña, la concertina e incluso la mandolina. Introdujimos instrumentos a nivel mundial, como, por ejemplo, la zampoña cromática de tres filas juntamente con Fernando Jiménez. Añadimos una fila más a la zampoña que tenemos y resultó muy buena a nivel mundial. Posteriormente, hice una zampoña cromática de dos filas que también está expandida por el mundo. Es sorprendente, toca todos los tonos con toda facilidad.

 

- ¿Cuántos instrumentos ha inventado?

- Deben ser unos 30, de los cuales unos cinco están reconocidos internacionalmente.

 

- Usted, es tanto protagonista como testigo privilegiado del boom del folklore boliviano. Fue parte de los míticos Jairas e hizo dúo con el no menos célebre Alfredo Domínguez. ¿Cómo llegó a los Jairas?

-En 1965, ya había alcanzado un importante recorrido, con giras tanto por el interior como por el exterior del país. Entonces los conocí, gracias a MiguelJiménez, quien tenía un programa muy interesante en radio Méndez, en La Paz. Un día me llamó y me dijo: “Mira Ernesto, hay un gringo (el suizo Gilberth Favre) que quiere tocar la quena saludando a Bolivia. ¿Puedes venir a ayudarnos?

Cómo no, le respondí. Fuimos con Julio Godoy, el pianista con quien tocábamos siempre, y lo acompañamos en el programa. Tuvo un éxito notable inmediatamente.

Luego, el gringo nos dijo: “Por favor, sigamos tocando”. Poco después, surgió la idea de organizar una peña folklórica y nació peña Naira. Llamé a los amigos con quienes siempre tocaba y formamos un conjunto, con la fundación de peña Naira.

Lo hicimos bien y luego nos fuimos a Europa con Alfredo Domínguez y Yayo Jofré.

 

- Se hicieron famosos, abrieron las puertas europeas para el folklore andino y ellos se quedaron en el viejo continente. ¿Por qué usted decidió volver?

- Estuvimos allí desde 1968. Bueno, en realidad me escapé de allá. No me gustaba estar paseando por esos países de Europa. Quería volver a Bolivia, porque ya había inaugurado el primer museo del charango que después se convirtió en el Museo de Instrumentos Musicales. Estaba en mi propia casa. Posteriormente, gracias a mi familia, mi trabajo en Europa y mis viajes, compramos una casa, justamente en la célebre calle Jaén de los museos. Desde ese entonces, ya son 52 años, estoy trabajando en el museo, con todo amor, con toda dedicación. Nos dedicamos a investigar, a crear instrumentos, a escribir libros sobre los instrumentos musicales de Bolivia, diccionarios y a dar cursos.

 

- ¿Cómo fue que impulsó el boom del charango? Hay quienes dicen que los folkloristas eran discriminados en los años 50 y 60.

- No, más que discriminado, en realidad era una parte justamente de los campesinos que siempre lo han tocado muy hermoso, muy lindo. Y también había citadinos que lograron ser diestros con el charango. Pero yo siempre tenía muchos anhelos de superar más su expresión y de darle al charango un nivel internacional. Fui buscando las formas. Quería hacer que entendamos que el charanguito es una especie de alma. Por eso, creé métodos de aprendizaje quevolvieron muy popular al charango.

Entonces se fue convirtiendo en el instrumento de las nuevas generaciones. Eso llamó a muchos investigadores y ejecutantes, como los Jairas, a la música nuestra. Surgió lo que denominaron el neofolklore.

Como intérprete también pude promocionarlo mucho. Recorrí toda Europa, tres veces en Francia, estuve en la Unión Soviética. Viajé por Estados Unidos y por toda América, hasta Tierra del Fuego. Tuve actuaciones en Japón con mi propio conjunto, dimos 60 conciertos. Allí tocamos zampoñas, incluso fuimos los primeros en tocar zampoñas a nivel de comunidad.

 

- ¿Cuál es el concierto que más recuerda, aquel que más le ha conmovido?

- Yo creo que todos. Estuve en París por ejemplo, en una invitación que me hizo la Unesco (Agencia de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura), gracias a la embajadora de Bolivia, Luzmila Carpio. Toqué en dos oportunidades por allá y tuve mucho éxito. Igualmente las veces que recibí la condecoración del Cóndor de los Andes (2013) o para el Premio Nacional de Culturas (2018). También tengo un nombramiento como primer Tesoro Humano Vivo de diciembre del año pasado.

 

- ¿Qué recuerda de otros charanguistas?

- En 1973, fundamos juntamente con William Ernesto Centellas y los charanguistas notables la Sociedad Boliviana del Charango. Estamos trabajando hasta hoy en día. Hemos tenido un sinfín de iniciativas para fortalecer e incentivar el cultivo de la música folklórica y del charango. Incluso, en estos días, el maestro Alfredo Coca, en Cochabamba, ha marcado el primer récord mundial con la participación de 1.400 charanguistas. Y así estamos trabajando siempre.

 

- ¿Me equivoco o el sintetizador eléctrico aún no puede sacar el timbre del charango?

- Es muy complicado, es otro problema, muy delicado. Al charanguito lo están transformando y a ratos parece una guitarrita. El mundo está cambiando y hay gente que cambia las cosas, pero no como debiera.

 

- Aparte de la música y el charango, ¿qué más le gusta? ¿Qué aficiones más tiene?

- Creo que no tengo otra cosa aparte del charango y la música, es lo único que tengo. Me dedico a la difusión del charango y a investigar algunos instrumentos bastante interesantes. Siempre ando dedicado al museo y buscando innovar sus espacios. Justamente, el año pasado en Cochabamba, recibí donaciones de instrumentos muy importantes para el museo de parte de prestigiosas músicas.

En todo eso estoy trabajando juntamente con mi esposa, la socióloga María Antonieta Arauco. Ella es cochabambina y trabaja en la universidad, me colabora bastante, me comprende, nos llevamos muy bien.

 

- ¿Ha cultivado, o le gusta, algún otro género musical?

- Cuando era niño no había televisión, obviamente no había los adelantos que hoy vemos y nos fascinan. Entonces, frecuentemente interpretaban en las radios música clásica. Cultivé mi oído musical oyendo música clásica, me empezó a gustar de muy niño.

Entonces luego, hace ya unos 40 años de eso, decidí interpretar clásicos. Incluso grabamos un disco en el sello Discolandia. Tocamos piezas como El Vuelo del Moscardón, Tocata y Fuga y otros clásicos.

 

- ¿Qué planes tiene en marcha? ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

Seguimos trabajando con el museo. A la gente le gusta bastante, tanto a los bolivianos como a los extranjeros. Todos los días estoy ahí. Quiero terminarlo, le faltan algunas cosas. Dios quiera que lo haga hasta fin de año. Será algo muy bueno para Bolivia y para el mundo.

 

Tus comentarios

Más en Entrevista

Para Juan Pablo Rulfo, pintor, diseñador gráfico e hijo del escritor mexicano Juan Rulfo (Pedro Páramo), el arte es un espacio que permite trascender, rescatar...


En Portada
Los incendios forestales en cinco municipios de la Chiquitanía, que bordean las 500 mil hectáreas de bosque, han sido provocados, en un 97 por ciento
La guerra comercial China-Estados Unidos ya pasa factura a los productos bolivianos: cuatro minerales importantes para la economía nacional (estaño, zinc,...

Vecinos y padres de familia bloquearon ayer la avenida Guayacán por la falta de seguridad de la vía tras la explosión de un carro cisterna que transportaba...
Pese a los inconvenientes generados por limitaciones logísticas, el sector privado y el Gobierno nacional mantienen sus esperanzas en el proyecto etanol,
El Comité Cívico Pro Santa Cruz determinó suspender el paro en defensa de la democracia previsto para mañana miércoles, debido a los incendios que afectan gran...
Totalmente abandonada quedó una menor de 13 años después de denunciar a su padrastro —de profesión policía— por abuso sexual

Actualidad
Pese a los inconvenientes generados por limitaciones logísticas, el sector privado y el Gobierno nacional mantienen sus...
Los estudiantes, docentes y administrativos de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) expresaron ayer su rechazo a...
Vecinos y padres de familia bloquearon ayer la avenida Guayacán por la falta de seguridad de la vía tras la explosión...
Estados Unidos ha iniciado una serie de contactos secretos con el líder socialista de Venezuela, Diosdado Cabello,...

Deportes
A medida que pasan los días, la lista de posibles candidatos para dirigir la selección nacional crece. Ayer, dos nuevos...
El piloto cochabambino Jonathan Herboso, tetracampeón del Gran Premio Nacional en motociclismo, aún no oficializó su...
Juan Pablo Aponte, lateral izquierdo de Wilstermann, será sometido a una nueva prueba hoy con un trabajo de carga...
El campeón River Plate tendrá un duro escollo con el paraguayo Cerro Porteño en la ida de los cuartos de final de la...

Tendencias
Con el objetivo de motivar a las adolescentes a seguir una carrera en Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas (...
Intervenciones Urbanas del Ministerio de Planificación del Desarrollo, Diseñadores y Autores Bolivianos (DAB), en...
Un agujero negro que se traga una estrella de neutrones, esto es lo que, gracias a las ondas gravitacionales, considera...
¿Qué cuidados debemos tener al usar un medicamento de venta libre? ¿Cómo protegerse y superar el bullying en el colegio...

Doble Click
El circo El Tapeque, un escenario cultural y centro de formación artística, se muda de la calle Colquiri y la Alcaldía...
El Bolivia Django Festival arranca con un taller de guitarra en la Alianza Francesa (AF) y un concierto en el Jazz...
La Universidad Austral construirá un museo para acoger 269 obras del reconocido escultor chileno Mario Irarrázabal,...
La ópera prima de Gory Patiño, “Muralla” (2018), compite -casi simultáneamente- en cinco festivales internacionales de...