Los intelectuales y el poder plurinacional

Columna
Publicado el 10/01/2019

En los últimos 60 años, por lo menos en tres periodos históricos, intelectuales bolivianos, la mayoría provenientes de la izquierda, se han articulado o fueron cooptados por el poder estatal dominante de ese momento. Son los que diseñaron estrategias y políticas públicas de los gobiernos de turno, pero también son los que elaboran el marco teórico, interpretan y legitiman tales procesos, considerados “revolucionarios”. Son generaciones enteras de académicos y escritores que fueron engullidos por la maquinaria estatal.

El 52, fueron los Zavaleta, Ayala Mercado, Urquidi, Céspedes, como militantes del MNR o que hicieron “entrismo” al partido de gobierno, quienes “explicaron” la “revolución antiimperialista”, y/o diseñaron las reformas agraria, urbana o las nacionalizaciones; durante el segundo periodo emenerrista, fueron los Toranzo, Lazarte, Antezana, Molina, que justificaron al “Gonismo” como salida a la crisis del “nacionalismo revolucionario”. Hoy, con el “proceso de cambio”, son los García Linera, Calderón, Mayorga, que continúan tal pulsión.

Desde la Vicepresidencia se ha creado el Centro de Investigaciones Sociales (CIS), verdadero think tank estatal donde investigadores y cientistas sociales están produciendo la “verdad” del Estado Plurinacional, re-elaborando la historia nacional para justificar el “gobierno indígena”, pues como en la película de Jorge Sanjinés (otro intelectual afiliado), los 500 años de colonialismo y exclusión indígena concluyen con Evo Morales viajando en el teleférico. Actualmente, de acuerdo a una agenda previamente definida, el CIS es el principal financiador de investigaciones y tesis en el país, por encima de las universidades o centros independientes como el PIEB.

Este 2019, negras tormentas se avecinan sobre la democracia boliviana, y existen múltiples rostros que la visualizan: un presidente que aprovecha su mayoría parlamentaria y el control sobre los poderes judicial y electoral, para buscar reelegirse recurriendo a todos los medios posibles, la mayoría ilegales, vulnerando normas vigentes, particularmente la Constitución. El argumento para lograrlo, que es “un pedido del pueblo”, es típico de dictadores emergentes. Un gobierno que criminaliza y persigue a opositores, defensores de DDHH, activistas disidentes, y todo aquel que piense y actúe diferente al guión del Estado plurinacional. A nombre de establecer un régimen hegemónico, una administración gubernamental que busca el control total del país y sus instituciones, incluyendo sindicatos, organizaciones sociales de base, las universidades autónomas. Más aún, un gobierno que ha convertido el montaje y el espectáculo como método de gestión pública para imponer el terror y el miedo en la población. En suma, la democracia en Bolivia está hoy amenazada.

A pesar de esta realidad, que solo reproduce experiencias autoritarias similares en otros países del llamado “socialismo del siglo XXI”, como Venezuela, Nicaragua o Cuba, hay intelectuales afines al “gobierno de los movimientos sociales” que tienen una lectura diferente del “proceso de cambio” boliviano. Justamente, uno de estos “maestros pensadores” del “gobierno de los movimientos sociales”, en una conferencia internacional, realizó una exposición con el título “Proceso político boliviano: democracia en disputa”. Detrás del título, se hallan algunos supuestos teóricos, necesarios de un par de apuntes críticos. La primera es considerar que los actores sociales en el país, no solo se hallan en las mismas relaciones de fuerza, sino que actúan “habermasianamente”, desplegando comportamientos comunicacionalmente racionales, sea para construir consensos o expandir la hegemonía de un actor sobre los demás. No hay tal, en el mundo real operan relaciones de poder y dominación, y en el caso boliviano, un actor político, el MAS, bajo la jefatura de su “gran timonel” el que busca imponer su voluntad, por las buenas o las malas, por tanto no hay disputa por dar “sentido” a la democracia, sino libertades individuales y colectivas en proceso de ser criminalizadas y conculcadas.

Para los académicos e intelectuales que defendemos el pensar crítico y autónomo, es hora de empezar a desmontar los postulados y argumentos de estos operadores del “Estado Plurinacional”, expresión de la servidumbre voluntaria en el conocimiento. Ese será nuestro aporte a la defensa de las libertades democráticas en Bolivia.

 

El autor es sociólogo

Columnas de CARLOS CRESPO FLORES

10/01/2019
En los últimos 60 años, por lo menos en tres periodos históricos, intelectuales bolivianos, la mayoría provenientes de la izquierda, se han articulado o...
28/09/2018
Estudiar el pensamiento del escritor cochabambino Jorge Zabala es un trabajo por realizar, y será tema de un conversatorio en preparación por parte de sus...
11/05/2018
Es el título de una conmovedora canción de la banda The Pretenders. Chrissie Hynde, su vocalista, la escribió en 1982 luego de regresar a su ciudad natal,...
04/03/2018
El poeta cochabambino Edmundo Camargo en el poema “Atahuallpa naciendo de los surcos” habla sobre “la paz del huiro en el dulzor del valle, la patata de...

Más en Puntos de Vista

22/01/2019
María Julia Osorio M.
22/01/2019
PROJECT SYNDICATE
KENNETH ROGOFF
22/01/2019
MIGUEL ANGEL MARAÑON URQUIDI
22/01/2019
MÓNICA BRIANÇON MESSINGER
22/01/2019
En Portada
Tras 13 años de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), analistas señalan que los discursos presidenciales de cada 22 de enero se han convertido en...
La Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA) acordó regular el precio del seguro para vehículos en 2,5 por ciento del total del costo del motorizado

Las investigaciones por el caso de corrupción en el ingreso a la Academia Nacional de Policías (Anapol) puso en la mira a todo el anterior Alto Mando de la...
Según las declaraciones de algunos implicados en el caso consorcio de abogados, policías, jueces y fiscales a las que accedió Los Tiempos, Jhasmani T. L....
Una misión de la Unión Europea (UE) arribó ayer a Bolivia para evaluar el cumplimiento de convenios de derechos humanos, derechos laborales, medioambiente,...
Entre 2015 y 2018, la producción de gas se redujo de un promedio de 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) a 50, aunque en diciembre de 2018 la...

Actualidad
Con una ofrenda (huajta) a la Pachamama, que se realizó en la Plaza Murillo, se inició la celebración de la fundación...
Un grupo de vecinos de la OTB 6 de Agosto denunció que la Asociación Accidental Tunari (ATT) ingresó a la zona a...
El caso denominado “abogado torturador”, Jhasmani T., que se conoció días atrás, nuevamente pone en el tapete de la...
Una misión de la Unión Europea (UE) arribó ayer a Bolivia para evaluar el cumplimiento de convenios de derechos humanos...

Deportes
La selección nacional sub-20, comandada por el técnico Sixto Vizuete, perdió por la mínima ante Colombia en su segunda...
Wilstermann impugnó el partido ante Bolívar, observando la actuación del brasileño-boliviano Thomaz Santos, quien,...
De manera sorpresiva, ayer, el presidente de Aurora, Jaime Cornejo, impidió el ingreso del personal de este medio al...
La delegación boliviana que participará del sorteo de la Copa América partió ayer rumbo a Brasil. El evento está...

Tendencias
Comenzar a cuidarse y mantener una alimentación equilibrada y saludable en el día a día puede ser complicado. Las...
WhatsApp necesita renovarse cada tiempo, tanto para añadir mejoras como para tapar agujeros que le hagan quedarse por...
A sólo tres meses de su lanzamiento, el Huawei Mate 20 Pro recibió ocho distinciones como Mejor Smartphone del 2018 por...
Una segunda mujer está embarazada de un bebé genéticamente modificado tras los experimentos del científico chino que...

Doble Click
“Encuentro, arte y desarrollo sociopersonal” es el nuevo escenario en el que el teatro, la narración oral y los...
Simón Peña, conocido como “Chuntu”, dicta un taller de producción musical cuya finalidad es incentivar al participante...
“Los políticos deben leer poesía, y que se dejen de tanta filosofía y tanto número”, fue el comentario del escritor...
Si los Óscar celebran lo mejor del cine, los Premios Razzie 2019 representan su contraparte al “honrar” a las peores...