Bitácora de la peste

Columna
EN EL OJO DE LA TORMENTA
Publicado el 20/01/2022

Desde que empezó en Bolivia la peste china, en marzo de 2020 (léase la Covid), casi durante un año estuve escribiendo un diario contando todo lo que acontecía con la plaga, día a día, como hacen los capitanes de barco en sus cuadernos de bitácora, con mar calmo, mar gruesa o tempestad. Así me fui enterando que el virus salido de las entrañas de un murciélago enfermo en la lejana Asia había expulsado unos demonios mortales, que, luego de un guiso que con su carne lo comió un infeliz incauto, se propagaron por el mundo, matando a millones de personas y enfermando a otros muchos millones más.

Cuando la peste china llegó a Santa Cruz, lo cierto es que no creímos que fuera fatal, nos pareció exagerado. Empezó con la infección de una señora natural de San Carlos a quien hasta trataron mal pensando que fingía; pero luego fueron apareciendo algunos contagios, algunos enfermos, y pasadas unas semanas, algunos muertos. Poco al comienzo. Parecía que iba a ser una enfermedad de los arrabales, de las afueras; lo que era una idiotez, en vista que en Europa ya estaban falleciendo miles de personas, principalmente en España e Italia y luego en EEUU.

La Covid se presentó discretamente al comienzo, pero causando víctimas. Y los enfermos fueron sumando y las personas empezaron a preocuparse en serio. Pasaron siquiera dos meses antes de que la peste china no fuera como cualquier resfrío. Y cundió la alarma cuando se informó, a través del Sedes, que lo del murciélago enfermo había cundido en Bolivia. Era inevitable no estremecerse recordando la rata muerta en Orán, que encontró el doctor Rieux, en “La peste”, de Camus. 

Por primera vez empecé a oír palabras desconocidas para mí, fórmulas crípticas, como ivermectina o hidroxicloroquina. U otras palabras que conocía, pero poco, como ibuprofeno, paracetamol, acitromicina, antifluidez, echinacea, zinc gluconate, magnesium ultra, vitamina D, y otros, más caseros, que había que aspirar o embucharse como el Mentisán, gárgaras de salmuera, inhalación de eucalipto, té de jengibre, manzanilla, limón y miel. Mas eso no era suficiente y atormentaba a un gobierno nuevo que tuvo que soportar, casi durante toda su gestión de un año, ese caos dramático que no permitía ni trabajar ni producir, porque hubo que dictarse la cuarentena para todos. 

Esos remedios y pócimas seguramente que nos sirvieron para sobrevivir, pero las infecciones y decesos iban subiendo y Santa Cruz, por tener la mayor densidad demográfica, llevaba la vanguardia de lejos. No había camas en los hospitales ni por supuesto sitios en “cuidados intensivos”. Y mientras se anunciaban las llegadas de vacunas de Inglaterra, China, Rusia, EEUU y otras naciones, empezaron a fallecer la gente de nuestro entorno más inmediato: hermanos, primos, amigos. Vivíamos encerrados en esa cuarentena insoportable y empezamos a oír que llegaban vacunas a nuestro país, pero escasas. Llegaron Sinopharm, AstraZeneca, Sputnik, Moderna, Jhonson y Jhonson, pero tarde para muchos que habían tenido que entregar su alma a Dios. Algunos no pudieron esperar unos meses, unas semanas, para vacunarse y salvar su vida.

Hoy, seguimos enmascarados con el barbijo, lavándonos las manos con alcohol, y la peste parece ceder y de golpe reaparece mortalmente, como burlándose. Hasta los vacunados caen, aunque por lo general salvando la existencia. Y como la pandemia muta, como sus virus resisten y contraatacan, aparecen otros nombres en este lenguaje críptico que ya dejé de anotar en mi bitácora de la peste. Los legos, que somos el total de la población, oímos o leemos sobre anticuerpos sintéticos, términos misteriosos, inusuales, como el Sotrovimach, el Baricitinib o el Ronapreve, el Tociluzumab, el Sarilumab, el Ruxolitinib, el Tofacitinib, nuevos medicamentos inhibidores de la peste y a veces meros ensayos terapéuticos.

Ante este torbellino de males hace mucho que fui cediendo de escribir mi bitácora de la plaga, que no tendrá ningún interés bibliográfico, pero que mostrará, para quienes la lean algún día, una parte de lo que hemos sufrido —y estamos sufriendo— a consecuencia de ese murciélago enfermo que ha podido exterminar la vida humana sobre el planeta, que pudo lograrlo con sus mutaciones siniestras, si no era por la ciencia que trabajó día y noche para inocular a cientos de millones de personas. Otras han preferido no vacunarse, tomar mates de coca, comer pasto, masticar ajos crudos, no usar la mascarilla, pero eso ya está fuera del alcance de la inteligencia humana. No tiene remedio. 

Columnas de MANFREDO KEMPFF SUÁREZ

05/05/2022
28/04/2022
Conozco un poco de música clásica porque a mi edad sería el colmo que no pudiera distinguir a algunos autores memorables y disfrutar de sus creaciones. Mas...
21/04/2022
Esta es la cuarta vez que escribo, desde enero pasado a la fecha, sobre la atrevida acusación que hizo el ministro de Gobierno, señor Del Castillo,...

Más en Puntos de Vista

DESDE LOS COLUMNISTAS
GONZALO CHÁVEZ ÁLVAREZ
16/05/2022
EN VOZ ALTA
GISELA DERPIC
16/05/2022
ALEJANDRO M. DURÁN SARMIENTO
16/05/2022
16/05/2022
LA CURVA RECTA
AGUSTÍN ECHALAR ASCARRUNZ
15/05/2022
CARLOS FEDERICO VALVERDE BRAVO
15/05/2022
En Portada
La reunión de jefes de bancada, convocada esta tarde de lunes por el vicepresidente David Choquehuanca, para consensuar la elección del Defensor del Pueblo,...
Al menos tres audios circulan en redes sociales para alertar sobre operativos de incautación de autos ilegales en el Trópico de Cochabamba. En uno de ellos, se...

El fiscal Edson Orellana informó que el uniformado fue imputado por asesinato y se declaró culpable en la audiencia.  
La tercera votación en  la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para la designación del Defensor del Pueblo volvió a naufragar, luego de que ninguno de los...
Los jefes de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gualberto Arispe (Diputados) y Leonardo Loza (Senado), solicitaron al presidente nato de la Asamblea...
El senador Leonardo Loza anticipó que el Movimiento al Socialismo (MAS) analizará la propuesta del expresidente Evo Morales de que Bolivia se retire de la...

Actualidad
La reunión de jefes de bancada, convocada esta tarde de lunes por el vicepresidente David Choquehuanca, para consensuar...
Al menos tres audios circulan en redes sociales para alertar sobre operativos de incautación de autos ilegales en el...
El fiscal Edson Orellana informó que el uniformado fue imputado por asesinato y se declaró culpable en la audiencia.  
La Alcaldía de Cochabamba lanzó este lunes la convocatoria pública para la contratación de 511 guardias municipales de...

Deportes
El portugués José Peseiro fue nombrado al frente de la selección de Nigeria, anunció este domingo la Federación...
El equipo de leyendas de los All Blacks (selección neozelandesa de rugby) ejecutó este lunes su tradicional "haka" (...
Gaël Monfils, el tenista francés mejor colocado en el ranking ATP, anunció este lunes su baja para Roland Garros...

Tendencias
Las galaxias enanas, que son las más numerosas y las primeras que se formaron, se consideran por ello laboratorios...
Jhoel y su llama Benjamín van juntos a clases todos los días.
Tras varios años de gestión, mañana, 17 de mayo, se inicia el Taller Clínico de Cochabamba, con la conferencia de...
Elon Musk ha vuelto a poner ayer en vilo a los inversores de Twitter (-8,23%) después de asegurar primero que suspendía...

Doble Click
En Cochabamba muchas personas quedaron asombradas por la luna roja o luna de sangre como se llama a este fenómeno.
El luthier René Gamboa Soria (83) fue el pionero en la fabricación de charangos y guitarras. El charango, desde épocas...
La Encomienda de “El Paso”, con mano de obra y recursos,  concedieron 450 tributarios, cosechaba 1.200 fanegas de maíz...
Esta noche, entre las 21:36 y las 2:30 de la madrugada del lunes, vuelve a repetirse un eclipse total de Luna, un...