El fracaso de un Estado sin instituciones

Columna
Publicado el 23/01/2022

Bolivia ha fracasado en el desarrollo de la institucionalidad que caracteriza a un Estado moderno. La ineficiencia, la corrupción y la inexistencia de un Estado de derecho caracterizan una falla nacional que deteriora la vida de las personas, convirtiendo a las instituciones estatales en una amenaza y un obstáculo para la libertad, la seguridad y el progreso. Este es el gran desafío para lo que nos queda del siglo XXI, construir instituciones que garanticen efectivamente las libertades individuales y generen condiciones propicias para el progreso y la prosperidad de quienes habitan el territorio nacional.

En 2025 cumpliremos 200 años de la fundación de la República de Bolivia y ni siquiera existe un ambiente de análisis y debate público sobre cómo llegaremos al bicentenario, cuáles son los problemas estructurales que nos convierten en el país más atrasado de Sudamérica y uno de los más empobrecidos del continente.

En mi opinión, la falta de instituciones es una de las principales causas de nuestro subdesarrollo. Las instituciones, como nos enseñó el premio nobel de Economía, Douglas North, no son sólo las entidades públicas ni las normas escritas, como la Constitución y las leyes, sino especialmente las reglas no escritas que rigen nuestro comportamiento social, las conductas que compartimos y las que condenamos, por ejemplo, el grado de tolerancia frente a la corrupción. E el fondo el nivel de cultura ciudadana y el grado de exigencia de la sociedad civil frente a los gobernantes.

Sin embargo, las instituciones son también las entidades públicas, la calidad de las leyes y el grado de respeto de autoridades y ciudadanos frente a las normas. En todos estos campos nos aplazamos.

Las entidades públicas no cuentan con una carrera de sus funcionarios que profesionalice los servicios públicos en base a la meritocracia, procesos abiertos de selección de los servidores, transparencia y acceso libre a la información, así como rendición de cuentas efectiva frente a la sociedad civil. Cuando cambia una autoridad, alcalde, gobernador o presidente, cambian todos, desde los niveles más alto.

La Constitución fue fruto de un proceso fallido en el cual la falta de voluntad de construir un auténtico pacto social que incluya y represente al conjunto de la sociedad y los departamentos de Bolivia, socavó las bases estructurales que deberían constituir los cimientos de una nación boliviana que se integra en su diversidad. Peor aún, las leyes posteriores ni siquiera respetan la Constitución que dicen desarrollar. La carencia de un Tribunal Constitucional independiente abre las puertas para que se aprueben leyes, decretos y resoluciones que violan la Constitución y las garantías que en ella se establecen, sin que los ciudadanos tengan un tribunal al cual acudir para encontrar la protección efectiva de sus derechos.

Consecuentemente, la mayor parte de los bolivianos vive fuera de la legalidad. El hecho de que alrededor del 80% se vean obligados a trabajar y subsistir en la informalidad es la mejor prueba de que el Estado, en lugar de ser visto como un aliado de los ciudadanos, es percibido como una amenaza y un obstáculo para la prosperidad individual y colectiva, un Estado opresor que asfixia a los ciudadanos y a sus emprendimientos mediante un sistema generalizado de recaudación paralelo que no genera ingresos para las arcas estatales sino para sus administradores.

Esta visión contradice el mito sobre el cual se ha construido, desde hace más de un siglo, el relato político por el cual somos pobres siendo ricos, porque los otros (colonizadores, transnacionales, etc.) se aprovecharon de nuestros recursos naturales. Se ha impuesto en la educación y en la cultura, el relato de que nuestras riquezas naturales serían suficientes para que todos vivamos de ellas.

La realidad, es que la principal culpa es nuestra, la incapacidad de construir un Estado institucionalizado en los ya casi 200 años de historia republicana. Esto ha sido responsabilidad de los gobernantes, en su mayoría marcados por la demagogia, y del populismo, pero también del pueblo, porque los políticos no vienen de otro planeta, sino que son fruto de la sociedad de donde salen y a la cual reflejan. Construir una nueva cultura ciudadana será el principal desafío si queremos cambiar el destino de Bolivia en este siglo XXI.

 

El autor ha sido senador y ministro de Estado

Columnas de ÓSCAR ORTIZ ANTELO

14/04/2022
La próxima realización del XIII Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos” es una oportunidad propicia para...
02/04/2022
El autor ha sido senador y ministro de Estado
26/03/2022
La realización de la Cumbre por la Reactivación Económica y Productiva ha llamado nuevamente la atención sobre la falta de comunicación y de coordinación...

Más en Puntos de Vista

ÁGORA REPUBLICANA
CARLOS HUGO MOLINA
24/05/2022
24/05/2022
24/05/2022
MARTILLEANDO
MÓNICA BRIANÇON MESSINGER
24/05/2022
LA LUZ Y EL TÚNEL
RÓGER CORTEZ HURTADO
24/05/2022
23/05/2022
En Portada
El XIII Congreso Nacional de Universidades, que se realiza en Potosí, determinó ayer expulsar al ejecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB),...
La posible llegada de la quinta ola de la pandemia de Covid-19 más la viruela del mono y la hepatitis aguda pueden dejar en jaque al sistema de salud en...

Con el objetivo de determinar el estado ambiental actual del botadero de K’ara K’ara, la Gobernación invitó ayer a empresas o consultoras a participar de la...
La intención de viabilizar la elección del defensor del pueblo con la mediación del recientemente posesionado como viceministro de Coordinación Gubernamental,...
En medio de una alerta amarilla por el ascenso de casos de Covid-19 en el departamento, la sala situacional recomendó ayer a los municipios reducir el aforo a...
Varios funcionarios del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y policías del valle alto fueron agredidos físicamente ayer por avasalladores cuando...

Actualidad
Hidrocarburos. Dos expertos sostienen que se debe atender el problema de fondo: la subvención y la poca producción de...
La familia del conscripto que perdió la pierna exige que la unidad militar brinde la información para esclarecer el...
La expareja de Josué Phillco también es investigada por complicidad debido a que conocía del hecho de sangre, pero no...

Deportes
Con las bajas de sus dos delanteros titulares, Wilstermann intentará cerrar su participación en la Copa Sudamericana...
El club Universitario de Vinto y el entrenador Marcelo Claros ampliaron un día más la toma de decisiones para el...
El club Palmaflor, el único elenco cochabambino clasificado a la siguiente fase del Torneo Apertura 2022, trabajó ayer...
El club Aurora celebrará este viernes 27 de mayo 87 años de vida institucional, motivo por el cual festejará su nuevo...

Tendencias
El Libro Guinness de los Récords coronó este martes al nepalí de 17 años Dor Bahadur Khapangi, como el adolescente con...
La herramienta de Google que permite utilizar por más de cien países y territorios de manera virtual, Street View,...
El fundador y CEO de Tesla, Elon Musk, perdió 10 mil millones de dólares en un solo día después de que salieran a la...
Yo Chef Sofía y Radio Disney te invitan a participar del sorteo de una cena especial para el día de las madres

Doble Click
El “Cesar lo que es del César”, reza un viejo adagio que encaja a la perfección al galardón que recibió ayer la eximia...
Un gestor cultural boliviano tiene la oportunidad de obtener la beca que otorga Sures para que forme parte de la...
El lunes pasado, a raíz del proceso judicial que mantienen Johnny Depp y Amber Heard por una denuncia por difamación,...
El oscarizado cineasta mexicano Guillermo del Toro rehusó ayer en Cannes cerrar puertas a las plataformas de “streaming...