Las sociedades caprichosas

Columna
Publicado el 10/05/2022

La brusca caída de la aprobación del presidente chileno, Gabriel Boric, que en sólo dos meses de gestión llegó a menos del 30%, se presta a varias lecturas. Las más tradicionales podrían relacionarse con promesas incumplidas o demandas postergadas, pero parece muy prematuro sacar ese tipo de conclusiones en un tan corto período. 

Pero también hay otras explicaciones, tal vez más arriesgadas, que se relacionan con las expectativas de sociedades complejas y de parámetros que no sólo tienen que ver con la agenda tradicional de un gobierno en sus primeros meses. 

De hecho, algunos analistas han señalado que la mala calificación de Boric tiene que ver con que el Congreso rechazó una ley de devolución de hasta el 10% de los aportes a pensiones, la subida de precios y otros asuntos que son el denominador común global en tiempos de guerra y subida de los precios de los combustibles.

Más allá de los argumentos racionales, el joven mandatario chileno, como muchos de sus colegas de la región, enfrenta una nueva tendencia que va irrumpiendo en nuestros países: no es sólo el tránsito muy rápido de la euforia al escepticismo en comunidades cansadas de esperar, sino la multiplicidad de causas que están hoy en la base de la calificación de cualquier gestión.

Las sociedades también son impacientes y caprichosas, y se mueven entre extremos. En su búsqueda del bienestar o bienestares, según como entienda cada actor su objetivo, ya no piensan sólo desde una perspectiva partidaria. Saben que la solución a sus problemas no tiene que ver con izquierdas o derechas. 

Los millones de pobres venezolanos o los insatisfechos cubanos se parecen a los decepcionados brasileños o colombianos en que ambos quisieran vivir mejor de lo que viven, independientemente de cuál sea la filiación política de los gobiernos o el perfil generacional de sus líderes. La ideología ya no es un escudo que amortigüe las críticas y poco a poco la polarización va dejando de ser una apuesta estratégica ganadora.

No existe la “gente” en un sentido general, ni el “ciudadano”, ni las “grandes mayorías”, sino identidades menos amplias, con planteamientos, demandas y necesidades específicas e incluso contradictorias. No sólo ha quedado archivada la lucha de clases o las batallas en la arena ideológica entre pobres y ricos —aunque los haya—, sino que se ha instalado una nueva lógica de múltiples vanguardias que coinciden en algunos puntos, pero discrepan en otros, que siguen caminos diferentes y que a veces se encuentran.

Al alejarse de las polarizaciones habituales, las vanguardias desafían a los partidos, a las parcialidades, y ejercen ellas mismas una aparentemente desordenada guerra de guerrillas rutinaria. 

Los ambientalistas por un lado, las mujeres por otro, la comunidad LGBT, los animalistas por el suyo, las personas con capacidades especiales, los jubilados y hasta los ciclistas por su ruta, además de los grupos y movimientos que sobreviven en un escenario drásticamente transformado, configuran una nueva realidad que no puede ser considerada desde la vieja política.

No es propiamente una batalla por el poder en el sentido que asumía antes, sino la lucha cotidiana por sustentar una posición y ganar un espacio. Y en estos nuevos caminos, las alianzas o complicidades suelen ser accidentales más que permanentes y la evaluación de los gobiernos —locales y nacionales— varía según la procedencia de la mirada.

En un contexto de esas características, las convenciones o asambleas responsables de realizar cambios de fondo en el ordenamiento constitucional difícilmente dan respuesta a todas las inquietudes. Introducir cierto orden en el caos de las demandas acumuladas no es tarea sencilla e implica el riesgo obvio de que por atender a unos otros queden insatisfechos.

¿La política continúa siendo importante? No como un direccionamiento o la imposición de una mayoría, sino como un eventual punto de encuentro de las aspiraciones diversas. Las organizaciones y movimientos —no los partidos, porque como su nombre lo indica suponen la existencia de una parte que hace tiempo se fragmentó— necesitan ser vehículos de causas múltiples, verdaderas arcas que alberguen a “especies” diferentes, que a su vez evalúan la conducción de los Noé temporales, desde los límites de sus miradas particulares.

Tal vez por eso, incluso más que en épocas heroicas, los muros, las redes y otros espacios se convierten en los principales canales de expresión. El “insurrecto” no sólo escribe sus proclamas en las paredes, sino que vive el activismo de su causa sin ataduras. 

En ese sentido la distancia o desinterés de las nuevas generaciones con la política no significa que hayan arriado sus banderas o que se haya debilitado la democracia. Por el contrario, lo que ha ocurrido es que nadie quiere transferir a otro la responsabilidad de luchar por su “causa”, porque tiene razones históricas que han alimentado una y otra vez su desconfianza. 

Las calles de Santiago y otras ciudades chilenas fueron hace tres años el escenario elegido de una rebelión contra el disimulo de las necesidades y las demandas, de ruptura con las instancias de mediación tradicional, demasiado acartonadas como para canalizar el espíritu de una generación que las supera.

Hijo de la protesta “caótica”, Boric experimenta ahora las consecuencias de ese desorden. La responsabilidad tropieza con las aspiraciones de quienes han escuchado durante mucho tiempo el discurso de la paciencia, donde el ahora pesa mucho más que el mañana y se hace cada vez más difícil definir “una agenda” que resuma todas las “agendas”.

Los líderes ya no pueden aspirar a ser caudillos. Son intermediarios “desechables”. Hoy gozan de respaldo, pero mañana pueden perderlo. Intocables antes, los tiempos gubernamentales no están asegurados. Incluso Boric, con inteligencia, ha asegurado que estaría de acuerdo en que la Convención Constitucional discuta un acortamiento de su mandato, porque eso significa “ceder poder y no aferrarse a él”. 

No es necesariamente un nuevo orden el que asoma, aunque las lecciones que deja el caso chileno deben ser tomadas muy en cuenta. Algo está cambiando aceleradamente en nuestras comunidades y las respuestas todavía van lentas.

Columnas de HERNÁN TERRAZAS E.

16/04/2024
En Bolivia los optimistas son cada vez menos y lo que hay es una más o menos generalizada incertidumbre. Como nunca, todos los estudios y encuestas, de mayor...
09/04/2024
No son buenos tiempos para el presidente Arce. Todas las encuestas, las que se hacen públicas y las que se divulgan en círculos más pequeños, muestran una...
02/04/2024
Hay fantasmas que no dejan dormir a Evo Morales, entre ellos los de varias de las personas que fueron asesinadas en el hotel Las Américas de Santa Cruz en la...
26/03/2024
¿Qué hora es? La que usted diga, señor presidente. Cuando la democracia desaparece y el poder se concentra en una persona, todo puede ocurrir, incluso que se...
20/03/2024
La gente sigue pensando que Luis Arce es el único que tiene la receta para resolver los problemas económicos. Ante la ausencia de referentes de oposición que...

Más en Puntos de Vista

COLUMNA ABIERTA
CARLOS DERPIC SALAZAR
22/05/2024
22/05/2024
CIUDADANO X
EMILIO MARTÍNEZ CARDONA
22/05/2024
VUELTA
HERNÁN TERRAZAS E.
21/05/2024
DESDE LAS REDES
CIRO AÑEZ NÚÑEZ
21/05/2024
En Portada
La organización criminal que se dedicaba al acopio y reventa de diésel en la ciudad de El Alto, y que fue desbaratada el martes por la noche en un operativo...
Estudiantes de cuatro universidades públicas del país ven como líderes a cuatro políticos jóvenes del país Andrónico Rodríguez, José Carlos Sánchez Verazain,...

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) expresó que el límite establecidos por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) —de hasta...
Los bufeos atrapados en un arroyo de Villa Tunari serán liberados este viernes y trasladados al río Isiboro, su hábitat natural y de donde podrán ir a aguas...
Senadores del ala evista del Movimiento Al Socialismo (MAS) decidieron retirar la acción de cumplimiento presentada contra el vicepresidente del Estado y...
El pasado viernes, los espacios culturales de Cochabamba se vistieron de gala para recibir a miles de visitantes ávidos de historia y arte en la ya tradicional...

Actualidad
Un tribunal boliviano sentenció a ocho años de cárcel a un sacerdote católico por abusar sexualmente de una joven de 28...
El Banco Central de Bolivia (BCB) aseguró este miércoles que devolverá a los bancos los fondos otorgados como garantía...
El conflicto por la ejecución del proyecto de asfaltado en la vía Caico-Cotapachi no cesa y provoca que más de mil...
Estudiantes de cuatro universidades públicas del país ven como líderes a cuatro políticos jóvenes del país Andrónico...

Deportes
Aurora rescató anoche una unidad jugando de local en el estadio Félix Capriles, luego de igualar 1-1 ante Bolívar, en...
Universitario de Vinto amplió ayer su racha hegemónica jugando en Tarija ante Real Tomayapo y, de la mano de sus...
San Antonio, The Strongest y Always Ready buscarán hoy hacer prevalecer la localía en el Torneo Clausura 2024 de la...
Wilstermann retornó de Santa Cruz con las manos vacías, después de perder 3-0 en su visita a Blooming, en el partido...

Tendencias
El viceministro de Vigilancia Epidemiológica, Max Enríquez, exhortó este miércoles a la población a recibir la vacuna...
En el Día Mundial de las Abejas, la Asociación de Apicultores de Sucre, Chuquisaca, pidió mayor protección para este...
Desde los 25 años, Donato ha mantenido la tradición de comprar billetes de lotería, a pesar del escepticismo de su...
Albertina Sacaca se sumó al trend de maquillaje de Asoka de TikTok y ha logrado que su video sea en estos momentos uno...

Doble Click
El pasado viernes, los espacios culturales de Cochabamba se vistieron de gala para recibir a miles de visitantes ávidos...
En el marco del festival “Mujeres en escena”, organizado por la productora T.ok, este jueves 23 de mayo, el Proyecto...
En el marco del Día Internacional de la Biodiversidad Biológica, 22 de mayo, la Gobernación de Cochabamba celebró con...
A medida que mayo avanza y una nueva semana comienza, las salas de cine se preparan para recibir una variada selección...