“Tenemos que hablar, indio”

Columna
BITÁCORA DEL BÚHO
Publicado el 19/01/2023

Para el extinto comandante Hugo Chávez Frías, incluir a Evo Morales Ayma en su fatídico proyecto político bolivariano era imprescindible, altamente estratégico y fácil de lograrlo.

Por un lado, la coyuntura política en Sudamérica era propicia para nutrir con discursos y acciones demagógicos un terreno que se veía despoblado luego de un largo proceso del modelo neoliberal que había hecho crisis en varias coyunturas, incluyendo la de Bolivia. No porque el neoliberalismo sea un modelo económico deficiente y decadente, sino porque su aplicación fue completamente inapropiada, las reformas fueron extremadamente parciales y su sustentabilidad se fue cayendo a pedazos producto de la corrupción, el sectarismo, las élites y los círculos de poder excluyentes. En consecuencia, el neoliberalismo fue un éxito político y un fracaso económico.

Los líderes de derecha en Latinoamérica fueron demostrando que podía más la tentación a delinquir, postergar la distribución equitativa de la riqueza y ponerse a espaldas de las múltiples falencias y brechas sociales de un universo que pedía atención, servicios, educación, empleo y una mejor vida.

Segundo, porque Morales tenía el perfil del hombre andino, mestizo, mas no indígena, pero que representaba en buena medida a la esencia social y cultural de los países andinos.  Morales era un dirigente cocalero y diputado nacional, con apariencia tímida y chúcara que fácilmente se lo podía moldear y adiestrar. Chávez comprendía perfectamente que este nuevo personaje en el escenario sudamericano era la llave para abrir las puertas a un discurso social “reivindicativo”, populista, pero con un accionar político altamente peligroso y beligerante.

La relación entre Chávez y Morales comenzó en La Paz con un simple saludo en las gradas del Palacio Quemado, en 2002. “Tenemos que hablar, indio”, le dijo Chávez; inmediatamente Evo Morales respondió: “Claro, señor presidente”.

Desde entonces ese vínculo no se rompió, Chávez ya tenía a su delfín y debía protegerlo. Evo significaba el referente operativo más próximo al hoy tristemente célebre Socialismo del Siglo XXI.

Años más tarde, cuando Evo fue elegido presidente en 2006, su “nueva política” para gobernar el país planteaba una contradicción aberrante. Por un lado, se anotaba en el proyecto chavista del socialismo bolivariano y, por otro, ejecutaba su “proceso de cambio” y fundaba el Estado Plurinacional de Bolivia.

Durante los 14 años de gobierno, Morales se movió entre un discurso indigenista, plural, estatista y populista, pero sus acciones demostraron una flagrante violación a la Constitución, condena a la libertad de expresión, a la alternancia. Desastrosa ejecución de políticas públicas, irrespeto a la propiedad privada, violación a los derechos civiles, racismo, machismo, narcotráfico, injusticias y todo un circuito corrupto reflejado en élites de poder que hasta ahora operan sin medida ni clemencia.

En este tiempo político latinoamericano, sin Chávez ni Fidel como figuras totémicas, el Socialismo del Siglo XXI es un fracaso absoluto, se hundió en la miseria, en la corrupción y en la dictadura. Del fallido Estado Plurinacional sólo queda la desinstitucionalización, retroceso en las libertades y la democracia, impunidad, injusticia, persecuciones y los fieles llunkus que acompañaron a Evo y que actualmente allanan todos los caminos para que vuelva a la silla del poder.

Chávez sabía que Morales era pieza clave para lo que podía venir. Tras la muerte de Hugo y Fidel, y la caída de todas sus “cabezas satélite” leales al castrochavismo, Evo continúa en carrera política a pesar de haber sido acusado de varios delitos en Bolivia. La trayectoria política de Morales, como dirigente cocalero antes de asumir la presidencia, durante sus 14 años de gobierno y su posterior huida del país, tiene como esencia inequívoca una definición clara en su núcleo de acción: la subversión como método de lucha para alcanzar el poder. Bolivia, que históricamente acunó la bipolaridad partidista y el caudillismo en su cúspide, con Evo Morales se enfrentó a componentes mucho más nefastos y letales que deterioraron, paulatinamente, el sistema democrático y el orden social como herramientas para conducir al país hacia un propósito.

Evo y su movimiento social no sólo reivindicaron e instituyeron el partido único, el caudillismo como forma de imponer el orden y el control absoluto a sus leales, sino también transformó todo ese esquema subversivo en un “modelo” político y económico que hasta ahora continúa vigente. Subvirtió el orden y los conceptos clásicos de sociedad, ética, política, revolución, desarrollo, verdad, libertad, cultura, Gobierno y Estado y, desde esa posición, vendió la idea de ser un personaje insustituible y casi una vaca sagrada.

Si en política, la ética y la moral son conceptos peregrinos o, cuando menos, ofrecen, amablemente, la opción de suprimirlos o ignorarlos, con Evo Morales esos conceptos se afianzaron rápidamente en sus altos mandos, medios y bajos, sectores sociales, para el léxico masista. Estos últimos, encargados de realizar el trabajo sucio que todo caudillo autoritario acoge como regla de oro para preservar su investidura, su gobierno y su poder.

“Las injusticias se deben hacer todas a la vez a fin de que, por probarlas menos, hagan menos daño, mientras que los favores deben hacerse poco a poco con el objetivo de que se aprecien mejor”, aconsejaba Maquiavelo.

Las políticas del masismo siempre apuntaban en esa dirección. Acaso, por eso mismo, la figura y el legado insurrecto de Morales se mantienen vigentes hasta la fecha.

La política y el político son dos conceptos que, aunque tengan un mismo cordón umbilical, se separan en el momento del parto.

La política es la raíz de un tronco común, conserva lineamientos conceptuales orientados hacia valores y principios que, tomados por el poder, son prostituidos. 

La política tiene conceptos teóricos generales, específicos, normas de acción, modelos formales e informales. Desde el razonamiento foucaultiano: toda acción responde a un comportamiento influido por la política. 

El político es su degradación máxima, es su falla, su engendro y su vergüenza. El político ni se asoma a un concepto, es un disparate, una mísera acción humana que desemboca en la mediocridad absoluta.

La diferencia es, pues, de forma y de fondo. La política es el cuerpo, el político su deposición. Para Foucault, el político “estratega” dice: “Qué importa tal muerte, tal grito, tal sublevación con relación a la gran necesidad de conjunto, y qué me importa además tal principio general en la situación particular en la que estamos”.

Aseguro que si Chávez hubiera conocido a Pedro Castillo, habría utilizado la misma expresión que usó con Evo: “Tenemos que hablar, indio”. Claro, señor presidente, habría respondido Castillo.

Pero Chávez ya pasó a mejor vida y Castillo está en la cárcel. Sin embargo, el pupilo de Chávez sigue vigente, azuzando intensamente la coyuntura delicada y crítica de Perú.

El 5 y 6 de noviembre de 2022 se realizó en Vicente López, provincia de Buenos Aires, la Asamblea Plurinacional para la constitución oficial de la Runasur, que aglutina más de 30 organizaciones de Uruguay, Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Venezuela, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Perú, Panamá y Colombia.

En diciembre de 2021 se acordó realizar una reunión en Cusco, Perú, pero fue suspendida por el panorama político.

El pasado 17 de enero, la exministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, cuestionó la convocatoria a una reunión de coordinación de movimientos sociales que convocó Morales y que se realizará en Buenos Aires.

Este nuevo panorama político es fácil de descifrar, basta con seguirle la huella a Morales desde su retorno a Bolivia en 2020. Perú, ¿parece el experimento y centro de operaciones de Runasur y Argentina la prueba de fuego?  

Columnas de RUDDY ORELLANA V.

11/04/2024
“¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mí me costó vivir más de lo debido”, cavilaba Dorotea en “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo. Juan Preciado se encuentra ante un...
28/03/2024
“Abril es el mes más cruel, hace brotar lilas en la tierra muerta, mezcla memoria y deseo, remueve lentas raíces con lluvia primaveral”. T. S. Eliot...
14/03/2024
¿Recuerdas haber escrito en tu Diario: “la libertad es poder decir que dos más dos son cuatro?”.  -Sí -dijo Winston.  O’Brien levantó la mano izquierda y le...
29/02/2024
La política populista es el arte de poner a buen recaudo lo que le corresponde por derecho al ciudadano, una vez en el poder, esos derechos son suministrados...
15/02/2024
Este 21 de febrero se cumplen ocho años desde que los bolivianos votamos en el referéndum constitucional en el que se le dijo “No” a la reelección de Evo...

Más en Puntos de Vista

SURAZO
JUAN JOSÉ TORO MONTOYA
25/04/2024
PREVIERNES
MARCELO GUARDIA CRESPO
25/04/2024
EN EL OJO DE LA TORMENTA
MANFREDO KEMPFF SUÁREZ
25/04/2024
INTERFAZ
EDWIN CACHO HERRERA SALINAS
25/04/2024
DESDE LAS REDES
LA H PARLANTE
25/04/2024
ERNESTO BASCOPÉ
24/04/2024
En Portada
Juan Carlos Montenegro Bravo, quien fue gerente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), falleció después de que, en una carta, anunció que tomaría...
Juan Carlos Montenegro Bravo, exgerente de Yacimientos del Litio Boliviano (YLB), y acusado por el caso de presuntas irregularidades en el caso de la planta...

El exejecutivo de la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) Juan Carlos Montenegro Bravo falleció este miércoles poco después de conocerse que...
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) analizará la posibilidad de ampliar el plazo, del 5 de mayo, para que los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas...
A través de un comunicado, la Cancillería del Estado Plurinacional de Bolivia rechazó el informe "unilateral" del Departamento de Estados de Estados Unidos...
La Policía Boliviana prohibió exhibir tatuajes en lugares visibles del cuerpo para todo el personal policial mientras se encuentren de servicio y con el...

Actualidad
Un niño de dos años, perdió la vida trágicamente hoy, en el municipio de Tiquipaya, valle bajo de Cochabamba, cuando se...
Ante el interés de los comunarios del Sindicato Capinota en Villa Tunari de mantener la pareja de bufeos (Inia...
Un capitán de la Policía de Cochabamba fue denunciado de cobros irregulares por la compra de celdas dentro del penal de...
Los trabajadores del Cementerio General protestaron ayer y tres se tapiaron en los nichos exigiendo el cambio de la...

Deportes
Bolívar dio anoche un paso fundamental en la Copa Libertadores de América 2024, luego de superar 2-1 a Flamengo en el...
El extécnico de Aurora Mauricio Soria intimó el martes al club celeste con la solicitud de pago de 124 mil dólares, por...
Real Tomayapo se terminó de desmoronar anoche en la Copa Sudamericana 2024, luego de caer 0-2 ante Belgrano de Córdoba...
The Strongest sacó ayer un significativo punto en su visita a Huachipato, equipo con el que empató 0-0 en el partido...

Tendencias
La comunicación como elemento fundamental y articulador de la sociedad, ese parece ser el lema de Camilo Kunstek,...
Cochabamba llevará a cabo el certamen selectivo de First Bolivia 2024 el sábado 1 de junio, según el cronograma que...
La sonda espacial Voyager 1, que fue lanzada en septiembre de 1977 y se encuentra en la actualidad a más de 24.000...
Además, la cuenta oficial de Porcinos FC, el club de Ibaí Llanos en la Kings League, se sumó a la discusión al publicar...

Doble Click
Para los amantes de las historias conmovedoras, este jueves llega a las salas de cine la película peruana Vaguito: te...
El esperado retorno de dos grandes exponentes del rock latino, Los Fabulosos Cadillacs y Auténticos Decadentes, está a...
La Plataforma Teatral Cochabamba pondrá en escena la obra Somos agua este viernes en instalaciones de la Casa de las...
Una de las mejores obras del 2023 vuelve a presentarse en Cochabamba. Se trata de Ave, que fue galardonada múltiples...