Goni dice que su gobierno dio la base para el auge económico y critica a Evo por la repostulación

País
Publicado el 15/10/2019 a las 9h26

El expresidente, Gonzalo Sánchez de Lozada, reapareció a través de una carta enviada al diario estadounidense Financial Times, en el que asegura que sus políticas ayudaron al auge económico de Bolivia.

En la misiva, Sánchez de Lozada critica la repostulación del presidente Evo Morales y las políticas económicas que implementó durante sus dos mandatos. Cuestiona al actual mandatario por el derroche de fondos públicos. Además habla del proceso que se vivió en 2003 en Bolivia y la asunción de Carlos Mesa a la Presidencia,

Sánchez asegura que las medidas de su gobierno “proporcionaron una base para el auge económico a pesar de la corrupción y el derroche arrogante de fondos públicos durante las administraciones de Morales" Y asegura que las reformas implementadas durante su administración "permitieron el descubrimiento y desarrollo de reservas minerales y de gas natural, y construyeron ductos a Brasil y Argentina".

"Goni" recordó que durante su primer gobierno se logró un acuerdo en el excongreso para modificar la Constitución a un límite presidencial de dos periodos con una reelección no consecutiva.

Actualmente, a pesar de que la Constitución Política del Estado admite no admite una cuarta reelección y obviando la decisión del referendo del 21 de febrero de 2016, el presidente, Evo Morales, accedió a una repostulación indefinida amparado en el derecho a elegir y ser elegido del Pacto de San José de Costa Rica.

Al respecto, el dos veces presidente dice que Morales “cambió ilegalmente la Constitución y luego perdió un referéndum donde la mayoría de los bolivianos votaron en contra de su reelección. Luego hizo que un tribunal constitucional sumiso declarara su propia constitución inconstitucional. Debe ser la primera vez en la historia que un tribunal constitucional declara la constitución inconstitucional".

La publicación el expresidente, que huyó a Estados Unidos en medio de protestas sociales en 2003, surge como respuesta a un artículo previo publicado por el mismo medio el 9 de octubre que titula  'Los límites de la Evonomía'.

Sanchez acusa también a Carlos Mesa, exvicepresidete de su gestión, de aprovechar los conflictos sociales provocados por Morales para forzar su renuncia y asumir el mandato presidencial. "Se convirtió en presidente, pero aquellos que intentan montar al tigre terminan en su estómago: pronto Morales lo obligó a renunciar a la presidencia". 

Por la denominada masacre de octubre de 2003, un grupo de abogados de Estados Unidos y representantes de las víctimas deniciaron un juicio civil que declaró al expresidente culpable, dictamen que después fue revertido.

“No estoy luchando contra la extradición, los tribunales estadounidenses desestimaron las acusaciones de ejecuciones extrajudiciales y violaciones a los derechos humanos. Nunca me acusaron de corrupción porque entré en la política boliviana como empresario minero hecho a sí mismo y lo dejé como un político fracasado”, escribió al respecto.

El conflicto del 2003 dejó 60 personas fallecidad y más de 400 heridos de bala.

Noticias Elecciones Generales 2019