Supernova de champagne

Columna
PUNTOS DE FUGA
Publicado el 02/08/2023

Un fin de semana de diciembre de 2002, durante una jornada intensa de drogas y alcohol en el bar del hotel muniqués Bayerischer Hof, los miembros de la banda Oasis libraron una batalla campal contra un grupo de turistas italianos que no sólo destrozó las instalaciones, sino también la dentadura del vocalista, el díscolo Liam Gallagher, quien, en el clímax de la contienda, propinó una patada en el pecho a un agente de policía, lo que ocasionó su detención en celdas de la capital de Baviera. Tras días de incertidumbre, los músicos, que tenían previstos cuatro conciertos en Alemania, cancelaron toda la gira y regresaron a su país.

Por entonces yo tenía 15 años y estaba de visita en tierra de Nietzsche, Bach y Mann, alojado en casa de mi querida tía Marcelita, que apenas llegué me sorprendió con entradas para el concierto en Düsseldorf de esa banda de britpop surgida en un barrio obrero de Manchester, compuesta por jóvenes malhechores con espíritu de Hooligan y actitud desmesurada, que recuperaron melodía y canon de los Beatles y le inyectaron un sonido potente y arrollador y letras atrevidas que llamó poderosamente mi atención desde que escuché el álbum (What’s the story) Morning glory?  La cancelación de su concierto fue la primera gran frustración que sufrí en la vida.

Continué la vacación con entusiasmo y curiosidad, pero también con una pátina de desazón que me acompañó en los bellos paseos por la catedral de Colonia, la casa de Beethoven y en la visita a los Alpes que hicimos en mi cumpleaños, en el que alquilamos un chalet de muros anchos, techos altos y una inmensa chimenea. ¿En qué estás pensando?, me preguntaba, preocupada, tía Marcelita, cuando me descubría afligido frente a la ventana, mirando el horizonte de nieve. Yo le decía que estaba todo bien, pero en mi cabeza le respondía como el compungido Ian Blane, personaje de la película Cassandra’s dream, de Woody Allen: That then was then, and now is now… Buenita como quien más, antes de mi regreso a Bolivia, me regaló entradas para el concierto de una artista que pensó, ingenuamente, podría compensar mi decepción: Shakira.

En retrospectiva, hubo siempre mucha probabilidad de que aquel concierto se suspendiera por alguna travesura de los Gallagher, enormes artistas, sí, pero tremendos pendencieros, también, pues en ese momento ya tenían un larguísimo prontuario de excesos cometidos en tierra, mar y aire: durante un vuelo de Hong Kong a Perth, pelearon con pasajeros y azafatas e irritaron tanto al capitán que éste los amenazó con clavarles un puñal si volvían a irrumpir en su cabina. En Los Ángeles, en medio de un concierto, Liam golpeó a Noel con su pandereta, insultó al público que lo abucheaba censurando su actitud y abandonó el escenario. Y en otra oportunidad, tras una discusión en un estudio de grabación, Noel rompió contra la cabeza de Liam un bate de cricket…

La supernova de champagne desbordó la copa el año 2009, cuando la banda esperaba en camarines para tocar en el festival Rock en Seine: una inocente guerra de ciruelas degeneró en una pelea bestial en la que Liam blandió como una espada la guitarra de su hermano y amenazó con volarle la cabeza. “Liam es arrogante y perezoso, pero sobre todo violento. Es un hombre con tenedor en un mundo de sopa”, explicó Noel tras renunciar a la banda.

A pesar de que el tiempo nos endurece y hace que toleremos mejor los embates de la vida, 20 años y seis meses después del chasco en Alemania se instaló en mí un sentimiento que oscila entre la desilusión y el alivio, pues los hermanos Gallagher insinuaron que, si el Manchester City, equipo del que son hinchas furibundos, ganaba la Liga de Campeones, ellos volverían a tocar juntos. Ha pasado más de un mes desde que el equipo de Guardiola salió campeón y no hay reunión a la vista. Quizás sea mejor.

Los regresos no suelen ser exitosos: en la música, en los deportes, en la política, ni siquiera en el amor. Por lo general terminan en desencanto, incluso en decepción y arrepentimiento. Pero es admirable cómo las canciones que compusieron hace casi 30 años suenan aún tan frescas. Lo noto cada mañana en el auto, donde, camino al kínder, mis hijitas Martina y Luciana cantan a gritos Wonderwall  y otras bellas composiciones de esos maravillosos salvajes que incendiaron todo a su paso y nunca se disculparon por nada.

Pese al riesgo de su inminente vandalismo y mi inevitable frustración, los sigo esperando.

Columnas de DENNIS LEMA ANDRADE

06/09/2023
Un español y un peruano escribieron, con envidiable talento, dos novelas fundamentales sobre República Dominicana. En Galíndez (1990) y La fiesta del Chivo (...
05/07/2023
Hay una maravillosa biblioteca en casa de mis padres, con algo más de dos mil libros ordenados según la nacionalidad del autor. Entre ellos, tenemos...
07/06/2023
Peca de ingenuo quien pretende participar de la política a una edad madura, tras haber desarrollado una intensa vida personal, con experiencias variadas,...

Más en Puntos de Vista

PALABRAS DE COMBATE
ENRIQUE FERNÁNDEZ GARCÍA
01/03/2024
ERRAR ES HUMANO
RONNIE PIÉROLA GÓMEZ
01/03/2024
ERNESTO BASCOPÉ
01/03/2024
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
01/03/2024
Manfredo Kempff Suárez
29/02/2024
En Portada
En medio de denuncias de irregularidades y compra de votos, la Cámara de Diputados aprobó hasta mediodía cuatro proyectos de ley de créditos internacionales...
Bajo la premisa de la transparencia y en aras de esclarecer la polémica que ha envuelto las recientes votaciones en el congreso boliviano, diputados de la...

Familiares, amigos y conductores marcharon este viernes por la avenida Petrolera con el ataúd de Jonathan Quillca, el chofer que murió anoche por una golpiza...
El Ministerio de Salud efectúa el seguimiento epidemiológico a seis personas en la ciudad de El Alto (La Paz), que mantuvieron contacto con la niña que...
Una vecina de la OTB Las Palmeras donde vivía la víctima, dijo que los lugareños tuvieron que organizarse para “hacer hablar” a los implicados.
El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, informó que a la fecha ya se tienen 745 mil censistas voluntarios registrados en...

Actualidad
El Ministerio de Trabajo dispuso tolerancia laboral de dos horas diarias en la ciudad de Cobija (Pando) para que los...
Una vecina de la OTB Las Palmeras donde vivía la víctima, dijo que los lugareños tuvieron que organizarse para “hacer...
En medio de denuncias de irregularidades y compra de votos, la Cámara de Diputados aprobó hasta mediodía cuatro...
El Ministerio de Salud efectúa el seguimiento epidemiológico a seis personas en la ciudad de El Alto (La Paz), que...

Deportes
Las promesas del fútbol sudamericano saldrán a jugar desde este sábado en Uruguay una nueva edición de la Copa...
El Pádel Park VIP será inaugurado este próximo sábado 2 de marzo en Cochabamba, abriendo así una nueva era en el...
Fluminense brasileño, que perdió dos títulos en el Maracaná frente al Liga de Quito ecuatoriano, venció ayer por 2-0 a...
La Copa Mattador 2024 comenzará a jugarse desde este lunes 4 de marzo en Cochabamba, en una edición importante para el...

Tendencias
Cada 4 años, nuestros calendarios se ven alterados por el día extra del 29 de febrero. Esta corrección se debe a la...
La realidad aumentada y la realidad virtual darán vida nuevamente a los dinosaurios en el “Paseo con dinosaurios” que...
El acelerado cambio climático amenaza el hábitat de los osos polares. Un estudio publicado por la revista Nature...
El gigante tecnológico Apple canceló su ambicioso y costoso proyecto de lanzar un vehículo eléctrico, según filtró la...

Doble Click
Las primeras imágenes de "Sin querer queriendo", la serie biográfica de Roberto Gómez Bolaños producida por Warner Bros...
El mARTadero abre desde este lunes la formación artística para personas adultas de 50 años en adelante.
Los cortometrajes con temáticas de reflexión tendrán nuevamente un festival en la ciudad de La Paz.
De manera simultánea, cinco poetas bolivianos presentarán este sábado sus libros de poesía que forman parte de una...