Crímenes de lesa humanidad

Columna
PAREMIOLOCOGÍ@
Publicado el 06/11/2023

Después de los horrores de la Segunda Guerra Mundial, principalmente, la humanidad tuvo a bien dotarse de estructuras y normativa con pretensiones de universalidad que prevenga y castigue semejantes afrentas perpetradas en su contra. Parecía que por fin habíamos aprendido la lección a la vista de millones de seres humanos víctimas de sus semejantes.

Ahí nació las Organización de Naciones Unidas —aunque antes ya la Organización de los Estados Americanos, en la región— se acordó un conjunto importante de instrumentos internacionales tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos, luego varios otros emergentes a nivel universal y regional, incluyendo instancias jurisdiccionales para hacerlos cumplir; hasta que ya a finales del anterior siglo (1998), se acordó el Estatuto de Roma para la Corte Penal Internacional: una suerte de “Código Penal Universal” destinado a castigar los peores crímenes contra la humanidad, estableciéndose en 2002 la Corte Penal Internacional (CPI) para juzgarlos.

Aunque esa jurisdicción con pretensión de universalidad requiere que los Estados se sometan a sus dictámenes, lo que genera serios problemas competenciales, podría sostenerse —en un ejercicio posiblemente de extremo optimismo— que hoy en día existe una normativa positiva cuasi universal que castiga a los actuales hitlers o villanos similares que perpetran, contra los seres humanos, un conjunto de atrocidades, y lo hace mediante una corte que se encarga de juzgarles observando el debido proceso.

Así, se ha tipificado previa y taxativamente a efectos de la garantía de legalidad (que fue sacrificada en los juicios de Nuremberg u otros similares recurriendo a una fórmula discutible en el derecho penal que substituyó la exigencia de ley previa por el derecho previo), un conjunto de delitos que no sólo abarcan los crímenes de lesa humanidad en sentido estricto, sino otros de similar lesividad como el genocidio, crímenes de guerra y de agresión, bajo comunes denominadores o núcleos rectores tales como la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso (genocidio), el ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento del mismo (lesa humanidad), cuando se cometan como parte de un plan o política o como parte de la comisión en gran escala (crímenes de guerra) o cuando estando en condiciones de controlar o dirigir efectivamente la acción política o militar de un Estado, se planifica, prepara, inicia o realiza un acto de agresión que por sus características, gravedad y escala constituya una violación manifiesta de la Carta de las NNUU (agresión); bajo diversas conductas u omisiones, clara y previamente descritas.

Sensiblemente, de vuelta a la realidad —que no siempre coincide con ese mi ingenuo optimismo— ocurre que, como estamos padeciendo al ver en directo la nueva guerra de Israel contra la organización terrorista Hamas (sufre Palestina por sus víctimas civiles) o la agresión del tirano Putin contra Ucrania, esos Estados, guerreros y agresores por naturaleza no han ratificado la jurisdicción de la CPI pues ello equivaldría a ponerse soberanamente la soga al cuello; nuevamente la humanidad padece la tortura sicológica (para quienes no somos víctimas directas) y esos atrocidades (para la población civil que son directas) de las aberraciones que todo ese plexo y estructura normativa habían pretendido evitar y/o juzgar a sus responsables.

Sin pretender tomar partido por las partes, pues no se trata de un partidillo de fútbol con sus hinchadas, como ser humano me duele e indigna el sufrimiento de millones de seres humanos que están hoy, a la vista en vivo y directo por la tecnología existente, padeciendo genocidios, crímenes de guerra, de agresión y de lesa humanidad por los nuevos sátrapas de Hamas, Rusia, Israel y otros, que estando o no —por su conveniencia soberana— sometidos a esa jurisdicción universal, perpetran sistemáticamente esos crímenes que se suelen agrupar, generalizando, bajo la categoría de lesa humanidad, es decir, aquellos que agravian a la humanidad en su conjunto.

Al final del día —unos directamente y otros, como usted que gentilmente lee esta opinión— todos somos víctimas de esos agravios contra nuestro sentido de humanidad, pues como Kathy Reichs, afirma: “La violencia hiere el cuerpo y la mente. Del que la ejecuta. Del que la sufre. De los que lloran. De toda la humanidad. Nos rebaja a todos”.

Columnas de ARTURO YÁÑEZ CORTÉS

05/02/2024
Siglos atrás, ya Confucio nos había legado aquel célebre “Arréglese al Estado como se conduce a la familia: con autoridad, competencia y buen ejemplo”. Y es...
22/01/2024
Al cocalero César Apaza no le quedó más remedio que declararse culpable por un delito que se sabe que no cometió, con tal de no salir de la cárcel en caja (...

Más en Puntos de Vista

PALABRAS DE COMBATE
ENRIQUE FERNÁNDEZ GARCÍA
01/03/2024
ERRAR ES HUMANO
RONNIE PIÉROLA GÓMEZ
01/03/2024
ERNESTO BASCOPÉ
01/03/2024
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
01/03/2024
Manfredo Kempff Suárez
29/02/2024
En Portada
En medio de denuncias de irregularidades y compra de votos, la Cámara de Diputados aprobó hasta mediodía cuatro proyectos de ley de créditos internacionales...
Bajo la premisa de la transparencia y en aras de esclarecer la polémica que ha envuelto las recientes votaciones en el congreso boliviano, diputados de la...

Familiares, amigos y conductores marcharon este viernes por la avenida Petrolera con el ataúd de Jonathan Quillca, el chofer que murió anoche por una golpiza...
El Ministerio de Salud efectúa el seguimiento epidemiológico a seis personas en la ciudad de El Alto (La Paz), que mantuvieron contacto con la niña que...
Una vecina de la OTB Las Palmeras donde vivía la víctima, dijo que los lugareños tuvieron que organizarse para “hacer hablar” a los implicados.
El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, informó que a la fecha ya se tienen 745 mil censistas voluntarios registrados en...

Actualidad
El Ministerio de Trabajo dispuso tolerancia laboral de dos horas diarias en la ciudad de Cobija (Pando) para que los...
Una vecina de la OTB Las Palmeras donde vivía la víctima, dijo que los lugareños tuvieron que organizarse para “hacer...
En medio de denuncias de irregularidades y compra de votos, la Cámara de Diputados aprobó hasta mediodía cuatro...
El Ministerio de Salud efectúa el seguimiento epidemiológico a seis personas en la ciudad de El Alto (La Paz), que...

Deportes
Las promesas del fútbol sudamericano saldrán a jugar desde este sábado en Uruguay una nueva edición de la Copa...
El Pádel Park VIP será inaugurado este próximo sábado 2 de marzo en Cochabamba, abriendo así una nueva era en el...
Fluminense brasileño, que perdió dos títulos en el Maracaná frente al Liga de Quito ecuatoriano, venció ayer por 2-0 a...
La Copa Mattador 2024 comenzará a jugarse desde este lunes 4 de marzo en Cochabamba, en una edición importante para el...

Tendencias
Cada 4 años, nuestros calendarios se ven alterados por el día extra del 29 de febrero. Esta corrección se debe a la...
La realidad aumentada y la realidad virtual darán vida nuevamente a los dinosaurios en el “Paseo con dinosaurios” que...
El acelerado cambio climático amenaza el hábitat de los osos polares. Un estudio publicado por la revista Nature...
El gigante tecnológico Apple canceló su ambicioso y costoso proyecto de lanzar un vehículo eléctrico, según filtró la...

Doble Click
Las primeras imágenes de "Sin querer queriendo", la serie biográfica de Roberto Gómez Bolaños producida por Warner Bros...
El mARTadero abre desde este lunes la formación artística para personas adultas de 50 años en adelante.
Los cortometrajes con temáticas de reflexión tendrán nuevamente un festival en la ciudad de La Paz.
De manera simultánea, cinco poetas bolivianos presentarán este sábado sus libros de poesía que forman parte de una...