“Disculpe señorita”

Columna
Publicado el 21/02/2024

En Bolivia existen modos más o menos exclusivos de calificar la dignidad individual. Dependiendo de la situación y de los rasgos expresivos de la condición de clase y de la procedencia étnica de las personas (i.e. vestimenta, fenotipo, acento, modales, disposición del cuerpo), en la vida cotidiana ellas suelen ser calificadas de cierto modo.

Me explico con una anécdota. Hace unos meses un colega docente me comentó que se refirió a una alumna suya, una mujer joven de pollera, llamándola señorita, a lo que ella asintió con agrado, “me gusta que me llame señorita”. Mi colega sospechaba que dicha respuesta se debía a que en otras situaciones ella era normalmente tuteada o nombrada como cholita. El caso tiene que ver también con que en el espacio universitario era reconocida como estudiante, entonces como “señorita”. 

Históricamente, la categoría de señorita ha sido un criterio de clasificación aristocrático con el que se reconocía dignidades exclusivas en las que las “cholitas” no podían ser incluidas. Este tejido simbólico, vigente en la vida cotidiana, también aparece en la literatura. La novela clásica nacional La niña de sus ojos  muestra precisamente cómo la hija de una vendedora del mercado y de un carpintero experimenta una conversión cultural significativa, al ingresar en un internado de señoritas, gracias al roce social, las nuevas maneras y la educación que allí adquiere. A los ojos de sus padres y de su entorno social deja de ser una cholita y deviene una señorita.

Dama, señorita, doctor, joven, entre otras, son categorías jerárquicas que tienen contenidos de clase y connotaciones étnico-raciales. Dependiendo del aplomo y de los rasgos expresivos de las personas, estas espontáneamente serán o no reconocidas en dichas categorías. 

Lo anterior muestra el carácter profundamente predemocrático de la vida social en nuestro país, es decir, lo arraigado que se encuentra el “dogma preburgués de la desigualdad” (Zavaleta) en el habitus (conjunto de esquemas generativos a partir de los cuales los sujetos perciben el mundo y actúan en él, N. d E.) cotidianos.

El criterio comparativo puede ser aquí de utilidad para identificar los rasgos específicos de los criterios de clasificación en Bolivia. En Francia, por ejemplo, cuna del credo burgués de la igualdad, a todo individuo desconocido con quién uno se topa se le llama o señor (monsieur), o señora (madame), o señorita (mademoiselle), punto; sea quien sea con quien uno se tope, se reconoce la misma dignidad a cualquier desconocido.

No pasa lo mismo en Bolivia. Y si bien la nominación es un hecho superficial que acontece en el ámbito de las interacciones, expresa una verdad profunda: la desigualdad informalmente institucionalizada en la vida cotidiana de nuestro país.

Este es un resultado sociohistórico reproducido desde la cuna donde hemos nacido, los barrios, los amigos, las personas que hemos frecuentado, los colegios y las instituciones educativas por las que hemos transitado, los espacios laborales donde nos hemos integrado; toda esa historia finalmente aparece expresada en nuestras maneras, nuestra ropa, nuestras costumbres, nuestra disposición del cuerpo, nuestro habitus, es decir, las cosas que apreciamos o despreciamos y que hacen que nos veamos y tratemos como iguales o desiguales.

Tomemos como ejemplo el sistema educativo. Construir una sociedad de bolivianos iguales —hablo de igualdad de ciudadanía en un sentido limitadamente burgués— supondría, entre otras cosas, un sistema educativo único, verdaderamente universal, lo que implicaría eliminar escuelas privadas y confesionales y bregar por una educación de calidad. Esto conmovería profundamente las estructuras jerárquicas y de clase que surcan la realidad boliviana. La escuela es precisamente un escenario de construcción de ciudadanías diferenciadas, una fábrica donde se producen bolivianos de primera, de segunda, de tercera, y así.

No se da vuelta al espíritu como si se tratase de un calcetín. La igualdad de ciudadanía no puede lograrse mediante propaganda o leyes contra la discriminación, sino a través de una profunda transformación de las estructuras sociales. Si, como decía Tocqueville, la democracia es una condición social que se basa en el principio y la práctica de la igualdad, no puede lograrse si no es mediante un cambio fundamental en las condiciones de vida de las personas.

La democracia en la cotidianidad de los bolivianos requeriría una ruptura de las relaciones jerárquicas y las pervivencias aristocráticas legadas por la sociedad colonial, hoy inextricablemente entrelazadas con el moderno sistema de clases sociales. O sea, requeriría, no un “proceso de cambio”, sino una auténtica revolución social.

 

Columnas de LORGIO ORELLANA AILLÓN

21/03/2024
Durante décadas, las instituciones oficiales, las clases dominantes, sus políticos e intelectuales han convencido a los demás bolivianos que la democracia se...
12/03/2024
Para Arce Catacora y su tendencia, Evo Morales representa a la nueva derecha. Por su parte, para los evistas, los arcistas son neoliberales, o sea, la...
21/02/2024
En Bolivia existen modos más o menos exclusivos de calificar la dignidad individual. Dependiendo de la situación y de los rasgos expresivos de la condición...
04/11/2023
Además de una pugna por la dirección de las organizaciones populares y por el control de los puestos gubernamentales, la lucha en el seno del partido...

Más en Puntos de Vista

GONZALO PEÑARANDA TAIDA
15/04/2024
Gonzalo Chávez Álvarez
15/04/2024
DESDE LA REDACCIÓN
KATIUSKA VÁSQUEZ
15/04/2024
LA ESPADA EN LA PALABRA
IGNACIO VERA DE RADA
15/04/2024
DEBAJO DEL ALQUITRÁN
ROLANDO TELLERÍA A.
14/04/2024
DESDE LAS REDES
LA H PARLANTE
14/04/2024
En Portada
La empresa estatal YLB ha estimado un daño económico al Estado de al menos 425 millones de bolivianos (poco más de 61 millones de dólares) por las fallas...
La Cámara de Diputados en la gestión 2022-2023, entre proyectos de ley aprobados y rechazados, sólo llegó al 15 por ciento de todas las propuestas normativas...

El 2019, Evo Morales, que fungía como presidente del Estado, y el entonces ministro de Hidrocarburos y Energías, José Alberto Sánchez, le mintieron al país...
Un contingente de al menos 180 policías llegó hasta la provincia Guarayos del departamento de Santa Cruz, para ingresar a la propiedad El Encanto que fue...
El Instituto de Gastroenterología Boliviano Japonés (IGBJ) o “Gastro” presentó esta semana una propuesta de reestructuración organizacional, con la que se...
El expresidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, anunció que en caso de ser citado por la Fiscalía para declarar en el marco de la...

Actualidad
El número total de muertos en la Franja de Gaza desde el estallido de la guerra el pasado 7 de octubre llega ya a 33....
Las comisiones mixtas de Constitución y de Justicia Plural de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) concluyeron...
El expresidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, anunció que en caso de ser citado por la...
El Instituto de Gastroenterología Boliviano Japonés (IGBJ) o “Gastro” presentó esta semana una propuesta de...

Deportes
El serbio Novak Djokovic y el italiano Jannik Sinner aseguraron su permanencia en lo más alto de la tabla de la...
Xavi Alonso celebró por todo lo alto la consecución de la primera Bundesliga de la historia del Bayer Leverkusen, lo...
San Antonio de Bulo Bulo dio ayer el primer paso en busca de hacer más historia en el Torneo Apertura 2024 de la DivPro...
Al filo del encuentro y con la genialidad de Maximiliano Núñez, Universitario de Vinto logró anoche una valiosa...

Tendencias
La ministra de Salud, María Renée Castro, informó que desde esta gestión la campaña de vacunación contra el Virus del...
El objetivo principal de BEAT Connect es facilitar la interacción entre estudiantes y expertos en diversos campos...
La revista Forbes publicó su lista anual de los multimillonarios más jóvenes del mundo, y entre ellos sobresale Livia...
En Bolivia existen más de 30.000 personas con Parkinson y el tratamiento de la enfermedad puede costar hasta 2.000 bs...

Doble Click
Los jóvenes son el futuro del país. El Conservatorio de Música Teófilo Vargas promueve desde hace 18 años los valores...
Con la consigna “Un niño que canta es un niño feliz”, el jueves 18 de abril, la Coral Infantil Cochabamba ofrecerán un...
Expectativa. Ya se conocen las primeras cintas que aspiran al galardón más prestigioso de la industria del cine y que...
Producción nacional. ¿Puede el cine convertirse en una forma de sanación? La película relata los viajes del cineasta...