¿Por qué tanta violencia?

Columna
OPINIONES DESDE EL CESU
Publicado el 24/04/2024

Las noticias, pan de cada día amasado con ingredientes infaltables de las múltiples actividades y los diversos accionares de las personas que nos rodean, van llenando nuestra cotidianidad. No todo está bien: los periódicos y los noticiosos radiales y televisivos intentan contar, relatar y mostrar aspectos positivos para contrastar actos estremecedores y reprochables que inquietan y preocupan nuestro andar por el día. En el ámbito poco alentador de los acontecimientos presentados prima la violencia como el componente central que hace a los hechos.

Pareciera que no puede haber noticioso sin el relato de actos de violencia. Esto haría pensar que tenemos que convivir a la fuerza con ellos. Sin embargo, en una suerte de instinto de supervivencia distinta, uno sigue preguntándose por qué tanta violencia, rehusando la idea de que esa sensación es la definitiva. Y, tozudamente, autoconvenciéndose que no puede, ni debe ser la definitiva.

El estilo de vida que consciente e inconscientemente hemos adoptado tiende a ser agresivo e intolerante: al fin y al cabo, prepotente si creemos que la única manera de vivir como queremos es aquella de distanciarnos del otro, de no comprenderlo como semejante con similares aspiraciones de superación y, finalmente, de estar por encima de él, despreciándolo de una y múltiples formas.

Nuestras relaciones han pasado de ser mínimamente horizontales para tornarse cada vez más verticales: uno mirando de arriba, listo para aniquilar al otro en lo que hace y más aún si comete algún error. Como muestra, el botón de los improperios y la actitud de las personas al volante de un auto frente a alguna falta de otro conductor. Esa forma de estar en el mundo aparentemente no se enseña, pero se aprende con una facilidad contagiosa espeluznante.

Los conceptos de tener que ser “vivos”, fuertes y competitivos porque los débiles van a sucumbir y nuestro éxito se dará sobre el fracaso de los demás se han insertado en nuestra mentalidad hasta adueñarse de nuestra propia conducta y, seguramente, no nos ayudan a ser menos belicosos en nuestro camino con los demás.

Algo más: si dejáramos la actitud de querer imponer nuestros actos, correríamos el riesgo de no ser aceptados, quedando marginados y tildados de ingenuos, ilusos e inocentones. Unos verdaderos perdedores.

Tampoco coadyuva a facilitar encuentros más serenos entre las personas —con la remota intención de “crecer juntos”— la institucionalidad totalmente cuestionada en sus formas de manifestarse a través de la puesta en marcha de aquellos elementos que ordenarían nuestra posibilidad de convivencia: el cumplimiento de normas comúnmente aceptadas y asumidas, la persistencia de condiciones sanas para construir acuerdos de bien, la realización natural de una justicia que funcione. Tenemos una sociedad poco cuidadosa de lo que se debe preservar como parte de una gestión de bienes comunes y del manejo del conjunto de principios y valores para convivir menos tensionados.

Algo no gira como debe porque las cosas no se dan naturalmente y para lograrlas hay que endurecerse, presionar y tornarse violentos. Conductas que van permeando todo ámbito de nuestra coexistencia en todos los ámbitos: el barrio, el estadio, la unidad educativa, la familia... hasta hacer que la razón de uno sobre el otro sea la norma. Y la expresión final de esta dinámica son hechos de violencia que van llenando con mayor relieve nuestras jornadas.

Si relacionamos todo ello con tráfico de drogas, personas o armas, contrabando y avasallamientos, el panorama se hace cada vez más violento. Y la inseguridad se hace normal hasta obligarnos a convivir con ella, desconfiando de todos sin distinguir entre vecinos y extraños.

Finalmente, lo que es lícito es preguntarnos si merecemos vivir de esa manera y si, realmente, no hay forma de revertir el dolor, el miedo y la frustración que invaden nuestras vidas ciudadanas. ¿Será que tanta violencia como la que nos cuentan y muestran a diario es justificada? ¿Adónde se fue el respeto por la vida? La vida como expresión sagrada del individuo que se hace fuerte —no débil— al progresar con los demás. ¡Hagamos otras noticias!

Columnas de SILVANO P. BIONDI FRANGI

24/04/2024
Las noticias, pan de cada día amasado con ingredientes infaltables de las múltiples actividades y los diversos accionares de las personas que nos rodean, van...
25/10/2023
El Centro de Estudios Superiores Universitarios de la Universidad Mayor de San Simón CESU-UMSS es una institución multidisciplinaria que dedica sus esfuerzos...
08/08/2023
Mucho se habla de fútbol: como en toda actividad humana, para bien y para mal. Hechos que dan de qué hablar no faltan en nuestra cotidianidad: siempre hay...
18/05/2023

Más en Puntos de Vista

DESDE LAS REDES
SAYURI LOZA
24/05/2024
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
24/05/2024
SURAZO
JUAN JOSÉ TORO MONTOYA
23/05/2024
En Portada
A partir de este viernes, se tiene previsto el ingreso de un frente frío que ocasionará "descensos bruscos" de temperaturas. La medida rige en seis...
El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) decidió revocar la acción emitida por una Sala de Pando que frenó el proceso de preselección de magistrados, y...

En el Pacto de Unidad rechazaron la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de no avalar el congreso del MAS de El Alto, y anunciaron la presentación de...
El Concejo Municipal de Cercado aprobó este jueves por mayoría el comodato del centro de salud Ticti Norte a favor de la Gobernación de Cochabamba para el...
El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas, aclaró este jueves que la devolución de fondos, proporcionados como garantía por las entidades...
El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, denunció que el Tribunal Séptimo de Sentencia busca liberar a Misael Nallar, implicado en el triple asesinato de...

Actualidad
El Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó ayer las resoluciones del X Congreso del Movimiento Al Socialismo (MAS) del...
En medio de la emergencia por el dengue, que persiste pese al descenso de las temperaturas, el Hospital del Sur reporta...
Los problemas en la gestión pública en los tres niveles del Estado (Gobierno central, gobernaciones y municipios) y la...
El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas, manifestó que los problemas de acceso a dólares en el...

Deportes
Pasado el festejo del 100 aniversario celebrado el 18 de abril, la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC) aún tiene...
San Antonio de Bulo Bulo perdió ayer el invicto como local en la temporada 2024, luego de caer goleado 0-3 ante Royal...
Con un corto pero favorable historial, Universitario de Vinto será local mañana (15:00) ante Aurora en el estadio...
La tenista boliviana Nathalie Marinovitch conquistó ayer su pase a las semifinales del Tunari Junior Open 2024, evento...

Tendencias
El viceministro de Vigilancia Epidemiológica, Max Enríquez, exhortó este miércoles a la población a recibir la vacuna...
En el Día Mundial de las Abejas, la Asociación de Apicultores de Sucre, Chuquisaca, pidió mayor protección para este...
Desde los 25 años, Donato ha mantenido la tradición de comprar billetes de lotería, a pesar del escepticismo de su...
Albertina Sacaca se sumó al trend de maquillaje de Asoka de TikTok y ha logrado que su video sea en estos momentos uno...

Doble Click
Después de una serie de éxitos resonantes que han dejado al público cochabambino maravillado, Broadway Bolivia se...
Este sábado, la risa y el amor maternal se conjugan en un espectáculo en la Muela del Diablo con Hijitos de mamá,...
El pasado viernes, los espacios culturales de Cochabamba se vistieron de gala para recibir a miles de visitantes ávidos...
En el marco del festival “Mujeres en escena”, organizado por la productora T.ok, este jueves 23 de mayo, el Proyecto...