Fisuras en el MAS no garantizan que se levanten todos los bloqueos

País
Publicado el 15/08/2020 a las 5h52

Ayer se puso en evidencia la fractura que existe al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS). Mientras la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad anunciaban una tregua en el bloqueo de caminos, otras organizaciones desconocían a estas entidades, a las que calificaron de traidoras. Éstas decidieron continuar con las medidas de presión en demanda de la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez.

Pese a la promulgación de la ley que amplía el plazo para la realización de las elecciones generales, estableciendo el plazo máximo el 18 de octubre próximo, algunas facciones de las organizaciones sociales definieron mantener su posición extremista de continuar con los bloqueos, lo que para el Gobierno significa que el verdadero interés no era la fecha de las elecciones sino convulsionar el país.

Tras 12 días de bloqueos, se tenía la esperanza de solucionar el conflicto con la norma, pero varios sectores se desmarcaron hasta llegar a calificar de traidores a los asambleístas del MAS por considerar que no tomaron en cuenta las sugerencias del sector.

Ahora ya no aceptan ninguna condición para deponer sus actitudes e incluso rechazan las instructivas del MAS.

Sin embargo, la COB, en conferencia de prensa, destacó la ley al sostener que las autoridades gubernamentales no querían hacer las elecciones ni siquiera en esa fecha, es decir, el 18 de octubre.

“Nosotros somos los pacificadores para evitar enfrentamientos, muertos, fallecidos”, refirió el ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi.

Sin embargo, al en la tarde, la Ceja de El Alto fue escenario de un cabildo en el que participaron la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) que está al mando de Basilio Villasante (afín al MAS), campesinos de las provincias de La Paz, de los Yungas, Conamaq, gremiales, transporte sindicalizado, mineros y organizaciones de jóvenes, entre otros, y aprobaron siete puntos, entre ellos la renuncia de la presidenta Áñez.

Asimismo, declararon traidores a los dirigentes de la COB y el Pacto de Unidad.

Pero llama la atención que den un plazo de 72 horas a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para que promulgue la denominada Ley de Garantías para proteger a los dirigentes de persecuciones políticas.

Asimismo, exigieron un juicio de responsabilidades para Áñez, hacer cumplir la ley de arraigo, defensa de los recursos naturales y seguir con las medidas de presión, entre ellas el bloqueo de carreteras y huelgas de hambre.

Esta presunta fractura que quieren mostrar al interior del MAS fue calificada como una de las estrategias del partido azul para liberarse de la responsabilidad en el conflicto, además de hacer entrever que las bases rebasaron a la dirigencia, según dirigentes políticos.

Los primero en levantar los bloqueos, tras el acuerdo de la COB, fueron los sectores campesinos de Chuquisaca y Potosí. Posteriormente lo hicieron los de Santa Cruz y finalmente en Cochabamba

Las Seis Federaciones del Trópico levantaron los bloqueos en la carretera a Santa Cruz y también los sectores campesinos, se retiraron de los puntos de bloqueo en la ruta a Oruro y al valle bajo.

 “Ha llegado el momento de hacer caso a la gloriosa COB y Pacto de Unidad. Estamos sumando nosotros a esa decisión como región del trópico de Cochabamba, pero jamás descansaremos de luchar, de pelear hasta conseguir la verdadera democracia de nuestro país”, señaló, desde Chimoré, Leonardo Loza.

Andrónico Rodríguez, vicepresidente del MAS, dijo: “Llamamos a la unidad a nivel nacional a todos nuestros hermanos y hermanas de las organizaciones sociales de toda Bolivia. Es momento de unidad y no de peleas o de pequeñas divisiones internas entre movimientos sociales”.

Atentado

A este clima enrarecido, se suma otra situación extraña: un supuesto atentado a la sede de la Central Obrera Boliviana (COB), donde presuntamente se encontraba el ejecutivo del ente laboral.

Por este hecho, el Ministerio de Gobierno informó la captura de seis personas que portaban cachorros de dinamita, bazukas caseras y otros artefactos.

Éstos decidieron acogerse a su derecho a guardar silencio. Los detenidos tienen entre 25 a 35 años, todos son bolivianos.

Noticias Elecciones Bolivia 2020