Un gobierno sumiso y sin ideas

Columna
Publicado el 11/11/2021

Tenían el camino llano para arrancar con una gestión basada en sus discursos inaugurales. Las condiciones estaban dadas, y el 55 por ciento obtenido en las urnas era el respaldo que les dio el soberano para que puedan gobernar para todos. Ese porcentaje no fue solo voto masista. A él se sumó la población que quería fuera del poder al aprendiz de caudillo que durante catorce años impuso su capricho y dio rienda suelta al despilfarro.

Arce y Choquehuanca sabían sobre la delicada tarea que les esperaba. Los dos tenían la experiencia y fueron parte de la burla y la dilapidación. Uno como ministro de Economía y el otro como canciller. Cada uno vivió en carne propia, el rol de empleado público subordinado al capricho de sus antecesores; esos que recurrieron al desconocimiento de normas, y montaron un fraude monumental para intentar perpetuarse en el poder.

En octubre de 2020, ellos no fueron elegidos para seguir con la confrontación y el abuso, y menos como maquilladores para lavar la imagen del que había huido cobardemente después de provocar el desastre y dejar a Bolivia acéfala y sin gobierno durante varios días. El soberano voto por ellos creyendo en el cambio y con esperanza. ¡Sí! con la esperanza de que otro tipo de gobierno era posible. Un gobierno libre de odio y resentimiento.

Arce y Choquehuanca son incapaces de atender el deseo de los que les otorgaron esa tarea tan delicada. Cerraron sus oídos y sus mentes para concentrarse en echar la culpa de todo al Gobierno transitorio, ese que en medio del desastre heredado de los que huyeron, y de la pandemia que no daba tregua, hizo posible la realización de elecciones democráticas, en las que ellos fueron elegidos.

Necesitaban solo un poco de tino, y eso no era mucho pedir. Cuando tomaron las riendas del gobierno, las heridas provocadas por el abuso, por el fraude y por el enfrentamiento entre bolivianos estaban frescas y sangrando. Ellos tenían la oportunidad para enmendar esa injusticia, y para eso no necesitaban reinventar la pólvora. La fórmula era tan sencilla: todo giraba en función de la voluntad de abrirse al diálogo y la concentración.

Se inclinaron por el patrón basado en el odio, en el racismo, en el victimismo, en el resentimiento, en la mentira, en la demagogia, en la persecución, en la confrontación y en la imposición de ideas a palo. La fórmula que tuvo vigencia durante catorce años fue adoptada de todo. La sumisión se impuso a la razón, quizás debido a la costumbre y al temor de ser despedidos en cualquier momento; sin caer en cuenta  que ellos tienen la legitimidad otorgada por el soberano.

Hoy, Bolivia tiene más heridas. La gente está nuevamente en las calles, exigiendo libertad y respeto a sus derechos. Ese soberano quiere que el gobierno que les prometió respeto, concertación y vivir bien, les escuche y deje de atentar contra su subsistencia, aprobando leyes que amenazan con ahogarf al ciudadano de a pie, en un país donde el 80 por ciento de la población gana su pan día a día, zambullido en la economía informal.

Bolivia es un barco a la deriva. El soberano ve con desazón, cómo la esperanza en sus gobernantes se apaga lentamente. La ciudadanía observa con recelo, cómo el dúo de inquilinos de la Casa Grande ha optado por seguir aplicando el libreto del mal llamado socialismo del siglo XXI. Ese grupo de fanáticos que obedecen al estado proxeneta cubano. Ese que desde la caída de la Unión Soviética, y para prolongar su estado parasitario, clava sus colmillos en la yugular de los autócratas latinoamericanos.

Las venas abiertas de Latinoamérica no habían estado tan abiertas al imperialismo estadounidense, como se lamentaba el llorón Eduardo Galeano en su libro. La sangre que corre por ellas había estado reservada para saciar el apetito de la élite parasitaria cubana. Esa que desde hace 60 años, repite un libreto desgastado sobre una revolución que nunca existió, y si la hubo, fue para reemplazar a un grupo privilegiado de traje, corbata y rostro afeitado; por otra de uniforme verde olivo, y barba piojosa y desarreglada.

 

El autor es especialista en integración y gestión de conflicto

Columnas de RUBÉN CAMACHO GUZMÁN

30/09/2022
Y la mentira tiene piernas cortas. Rezan dos viejos adagios populares. Las conclusiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han puesto...
19/09/2022
“Coordinador de movimientos sociales”. Así se llama el cargo que ocupaba Álvaro, el vástago del cocalero Evo Morales. El retoño en cuestión ocupaba esa...
08/04/2022
El conflicto entre Rusia y Ucrania se robó toda la atención del mundo. De un tiempo a esta parte, nadie hablaba de Siria, tampoco de los talibanes en...
17/01/2022
Seguramente, como muchas agrupaciones, el MAS-IPSP, fue creado por un grupo reducido de personas. No hay que dudar que para eso primaron relaciones de...
11/11/2021
Tenían el camino llano para arrancar con una gestión basada en sus discursos inaugurales. Las condiciones estaban dadas, y el 55 por ciento obtenido en las...

Más en Puntos de Vista

ERNESTO BASCOPÉ
03/10/2022
DESDE LOS COLUMNISTAS
GONZALO CHÁVEZ ÁLVAREZ
03/10/2022
EN VOZ ALTA
GISELA DERPIC
03/10/2022
CON LOS PIES EN LA TIERRA
ENRIQUE VELAZCO RECKLING
03/10/2022
DESDE LAS REDES
CIRO AÑEZ NÚÑEZ
03/10/2022
LA CURVA RECTA
AGUSTÍN ECHALAR ASCARRUNZ
02/10/2022
En Portada
Brasil irá a balotaje el próximo 30 de octubre, después de que el mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro obtuviera este domingo en la primera vuelta un...
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva expresó este domingo su confianza en vencer las elecciones ante el mandatario Jair Bolsonaro en la segunda vuelta, el...

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reconoció este domingo que las elecciones probaron que hay una "voluntad de cambio", pero aseguró que en la segunda...
El vocero presidencial Jorge Richter afirmó este domingo que los discursos escuchados en el cabildo cruceño, indican que la dirigencia radical vuelve al "...
 El gobierno de Luis Arce fue cuestionado por el exmandatario y líder del Movimiento al Socialismo, Evo Morales, por no responder al informe que emitió la...
En las últimas horas, la Bancada de Creemos en el Legislativo envió peticiones de informe escritos (PIE) dirigidas al ministro de Economía, Marcelo Montenegro...

Actualidad
El triste cuadro.
03/10/2022 Cochabamba
Brasil. Luiz Inácio Lula da Silva obtuvo el 47,93% de los votos en las elecciones presidenciales. Bolsonaro se quedó...
El Comité de Defensa de la Democracia (Conade) de Cochabamba se reunió ayer y decidió articular un comité impulsor del...
Plazo. Las organizaciones de Santa Cruz afirmaron que el plazo de 21 días para que se garantice el censo en 2023 sigue...

Deportes
La selección de Tarija conquistó ayer el título en el torneo nacional sub-19.
Tragedia. Las autoridades revisaron a la baja de 174 a 125 el balance de muertos, explicando que algunos fallecidos...
Jornada 19. El cuadro manzanero se mantiene en el fondo de las posiciones tras caer ante el equipo de la banda roja en...
Recomendaciones. Los fanáticos que visitarán Catar deben tomar en cuenta algunos detalles básicos de la cultura catarí...

Tendencias
Un equipo internacional de científicos liderado por expertos chinos ha revelado que el océano Ártico se está...
Expertos de más de 50 países del mundo, entre ellos de Bolivia y Perú, se reunirán del 6 y 8 de diciembre en la ciudad...
El primer intento de la humanidad para aprender a desviar un asteroide con la misión DART fue seguido por dos de los...
El viceministro de Defensa Al consumidor, Jorge Silva informó que los organizadores del concierto de Daddy Yankee en...

Doble Click
Crítica. La obra obtuvo el primer lugar en la categoría “Puraletra” del concurso de Literatura Infantil y Juvenil...
Música. La Clase de Piano de Emilio Aliss actuará hoy en el teatro del Instituto Laredo con una nueva generación de...
Con seis directoras de diez en liza por el galardón a mejor filme, el festival de Biarritz, en el suroeste de Francia,...
No es fácil para un crítico de cine abordar con objetividad a una obra que llega precedida de tanta repercusión...
02/10/2022 Cultura