Al menos 20 casos de corrupción del MAS siguen en la impunidad

País
Publicado el 28/10/2020 a las 8h11

El Movimiento Al Socialismo (MAS), en este nuevo periodo gubernamental, busca anular varias denuncias que hay en contra de exautoridades y dejar en la impunidad delitos y hechos de corrupción que incurrieron durante las gestiones del expresidente Evo Morales, aseveraron políticos y analistas, que temen que estos procesos queden en la impunidad.

A días de la asunción de mando de Luis Arce y David Choquehuanca, diferentes sectores afines del MAS empezaron a solicitar la anulación o dejar sin efecto demandas presentadas contra exautoridades, con casos que van desde fraude electoral, terrorismo, hasta estupro, entre otros, además de dejar en el olvido al menos 20 casos de corrupción vinculados a su gestión.

“Es lamentable. La gente sólo recuerda hechos ocurridos recientemente, como los respiradores, Entel y otros, pero se olvida de todos los actos irregulares que sucedieron durante los 14 años de Morales e incluso las denuncias sobre estupro y otras que surgieron han quedado opacadas por los supuestos ilícitos que se cometieron durante el gobierno transitorio”, explicó la politóloga Patricia Velasco.

Para el abogado constitucionalista José Luis Santistevan, toda la problemática se reduce a que la justicia no es independiente y que se acomoda al color o momento político que se da en el país.

“Morales sale huyendo de esa justicia que él acomodó a su favor, pero ahora vuelve de la mano de esa justicia que durante un año ha tenido casos de impunidad y protección, señaló.

Durante esta etapa de transición, se acusó al expresidente Morales por sedición y terrorismo, usurpación de funciones, fraude electoral, sedición militar, genocidio y delitos contra la salud pública y estupro, abuso sexual y trata de personas. Denuncias que no prosperaron.

Los grandes casos de corrupción del MAS son complejos, organizados desde el interior de las instituciones y que se inician con Santos Ramírez, el ex Fondo Indígena, caso Barcazas Chinas, Gabriela Zapata, Emapa y Entel, Banco Unión, Taladros, entre otros.

Casos

Algunos de los casos más emblemáticos del MAS son: Air Catering: tráfico de influencias que habría logrado un contrato con BoA por 26 millones de bolivianos. 

Barcazas chinas: Enabol pagó 29 millones de dólares por adelantado por 16 barcazas y dos remolcadores que nunca llegaron al país. 

Empresa Constructora del Ejército: se declaró en quiebra provocando un daño al Estado de 40 millones de dólares.

Fondo Indígena: casi 100 millones de dólares fueron depositados en cuentas particulares de dirigentes afines al MAS por obras fantasmas.

La licitación de tres taladros valuados en 148 millones de dólares, y con supuesto sobreprecio, terminó con la destitución de Guillermo Achá, expresidente YPFB. 

Además, los casos de la Gestora Pública, en los que fue vinculado el presidente electo y exministro Luis Arce.

También siguen abiertos seis procesos por delitos de estupro, trata de tráfico, terrorismo, sedición y fraude electoral contra el exmandatario Evo Morales, quien ya ha solicitado públicamente que se le anulen todos los casos.

“El MAS busca impunidad”

El diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata (UD), lamentó que en 15 años no haya prosperado la denuncia y que, antes de asumir al poder nuevamente, el MAS ya empieza a mostrar acciones para favorecer a exautoridades acusadas de diferentes delitos con la oferta de salvoconductos, por parte del mismo Luis Arce.

El diputado Luis Felipe Dorado (UD) señaló que el Gobierno electo empieza a dar muestras de impunidad con varias acciones que están promoviendo. “En vez de mostrar una señal de que deberían ser otra forma de gobernar, están mostrando más de lo mismo, queriendo actuar con impunidad. Seguramente van a querer hacer un decreto de amnistía”, dijo.

Noticias Elecciones Bolivia 2020