Somos nuestros miedos

Columna
DÁRSENA DE PAPEL
Publicado el 03/08/2020

Somos el virus, la bomba de tiempo. En la película que se te viene ahora a la mente, el rehén con el explosivo adherido al cuerpo. Y hay gente alrededor. ¿Es posible evitar la natural desconfianza entre todos los que protagonizan esa dramática escena? Hoy, ¿es posible evitar la desconfianza entre nosotros en tiempo de pandemia? De otra película es la escena en la que llegas de la calle y te reciben con chisguetes de alcohol en las manos y con los ojos desorbitados, como si estuvieran –y lo están– ante la presencia de la peste misma.

El coronavirus ha llegado muy lejos. Ha tenido el atrevimiento de arrebatarnos personas, muchas de ellas, las que más queríamos. También se ha quedado con nuestra libertad de salir y hacer lo que queramos y a la hora que queramos. Pero, siendo todo eso irremplazable, o vital, o hasta políticamente democrático, de la odiosa Covid-19 tendría que dolernos, además, el hecho fáctico de que nos haya ido quitando la confianza en los demás.

¿Qué somos si no confiamos en nadie? Salvo los que viven hace meses encerrados y sin tener contacto más que con su pareja, su madre, su padre o sus hijos y hermanos, ¿quién puede confiar ciegamente en que alguien –cualquiera, aun cercano– no le pasará el virus? Si no somos el virus todavía, somos la sospecha, la duda permanente, la desconfianza.

Somos nuestros miedos y los miedos ajenos. Los miedos de los miedos. Un cúmulo de inseguridades dentro de pobres gentes pensando solo en su sobrevivencia. (¿Qué clase de mundo es este? ¿Qué destinos insospechados nos han puesto a todos en un mismo camino? ¿No era acaso que cada cuál tenía el suyo y que ninguno se parecía a otro?).

Sostengo que la desvinculación física viene a ser la nueva normalidad de un amor sin ajayu. Esa película en la que un impersonal coronavirus verde y peludo te arranca el corazón, lentamente, casi sin que te des cuenta, en 120 días. La pulsión de tu vida anterior (normal) chocando de frente contra la rudeza de la pandemia, que bajo la apariencia del contagio, con pasmosa naturalidad se lleva de tu lado a familiares y amigos.

En ese contexto, es casi inevitable desestabilizarse. A unos les pega con una inocente incertidumbre; a otros, la soledad (que no es necesariamente una persona viviendo sola) les llega con angustia, con tristeza, con melancolía… y el desafecto ya está pasando factura en mucha gente que no puede con su depresión. Hay un silencioso desmoronamiento de la vitalidad que se debería revisar para que el coronavirus no nos mate, también, de pena.

Por lo demás, la certeza de que el aislamiento funcionara como arma de los gobiernos y de la ciencia para mitigar el impacto de la Covid-19 es una prueba de que el mundo de las nuevas normalidades nos quiere individuos, no sociedad; separados, aislados, no juntos. Alguien dirá que solo es por un tiempo, hasta que alguien logre espantar al virus. Pero el virus somos nosotros, como en la película.

Nunca, hasta ahora, habíamos tenido esta desconfianza presurosa al cruzarnos con amigos, ni siquiera cuando pasábamos junto a desconocidos. Les tememos a nuestros amigos, o, si te parece un poco fuerte, a eso que podrían tener nuestros amigos dentro y que no vemos. Les tememos a nuestros familiares, o, si quieres, a que nos transmitan el virus invisible. Físicamente, todo aquel que no sea uno, aunque cueste admitirlo en público (sería mucha incorrección social), se ha convertido en un ser –no digamos “indeseable”– fumigable.

La película no podía terminar de otra manera. Estás volviendo de la calle y un ejército de amistosos fumigadores te espera tras la puerta que, como siempre, se abre. Ellos, sin previo aviso y con premeditación y alevosía, te atacan a mansalva. Empuñan una increíble variedad de chisguetes que arrojan olorosos gases, lavandinas y alcoholes de diversos porcentajes. Una operación bélica que, para mayor ironía, por salud, terminas agradeciendo. Final feliz.

 

El autor es periodista y escritor

Columnas de ÓSCAR DIAZ ARNAU

11/10/2021
Tengo la impresión de que somos poco exigentes con la democracia. Para la mayoría, basta con haberla alcanzado y en general nos negamos la posibilidad de...
30/08/2021
El jazmín, blanco o amarillo, de aroma dulce y delicado, desde muy joven me hizo soñar con llamar así a mi hija, si acaso tenía una. No pretendo describir a...
02/08/2021
Roger Waters, cofundador de Pink Floyd, dijo haber recibido el “ofrecimiento de una enorme, enorme cantidad de dinero” del presidente ejecutivo de Facebook,...
05/07/2021
La vergonzosa irrupción en escena de una mujer que se autoidentificó (casi escribo autoinculpó) como ahijada del Presidente y, al parecer, muy convencida...
07/06/2021
La Covid-19 está siendo demoledora también psicológicamente. No cada día, sino cada hora nos pone a prueba. A los más fuertes se los ve estoicos, pero los...

Más en Puntos de Vista

COLUMNA LUMINOSA
MAURICIO AIRA
28/01/2022
NOTAS DE CAMPO
GABRIELA CANEDO VÁSQUEZ
27/01/2022
27/01/2022
CUESTIÓN DE IDEAS
WALTER GUEVARA ANAYA
27/01/2022
DESDE LOS COLUMNISTAS
MANFREDO KEMPFF SUÁREZ
27/01/2022
En Portada
La dirigencia del Movimiento al Socialismo rechaza supuestos vínculos con el narcotráfico
La Fiscalía y el Ministerio de Justicia realizan acciones para dar con otros involucrados en la liberación de Richard Choque

. El sector se movilizará a partir del lunes
El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, afirmó ayer que pensar este año en un eventual incremento salarial implicaría “...
La Ministra de Planificación informó que se gestiona la obtención de recursos en organismos internacionales.
Los nueve secretarios de la Gobernación de Cochabamba pusieron ayer sus cargos a disposición tras culminar la Rendición Pública de Cuentas Final de la gestión...

Actualidad
Mientras el Gobierno destaca la recaudación obtenida en 2021 por el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF), que llegó a...
Las exportaciones de minerales como zinc y oro encaminan el superávit. Las exportaciones subieron en 57% en relación a...
La Ministra de Planificación informó que se gestiona la obtención de recursos en organismos internacionales.
La empresa estatal prevé comercializar el producto en Santa Cruz, Beni y el Chaco; también exportará a Brasil.

Deportes
Parece ser el cuento de nunca acabar. De tener una ilusión latente y soñar con el Mundial Catar 2022, Bolivia volvió a...
Un contragolpe liderado por Christian Cueva y definido por Edison Flores al minuto 85 ilusionó este viernes a Perú con...
El tenista nacional Hugo Dellien se quedó en la antesala de la definición del título, tras caer ayer 1-2 en semifinales...
Fernando Costa, que el 4 de noviembre de 2020 fue elegido como presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF)...

Tendencias
Un equipo multidisciplinar de científicos ha descubierto unas familias de proteínas en el cuerpo que podrían anticipar...
Un equipo internacional de investigación ha identificado en el cerebro de fetos una población de neuroblastos que...
La “mortadela picante”, “mortadela italiana” y “mortadela cazador” son los nuevos sabores de la línea.
La segunda etapa de un cohete de SpaceX que despegó hace siete años se estrellará en la Luna en marzo, según astrónomos...

Doble Click
El cantante argentino-mexicano Diego Verdaguer falleció el jueves en Los Ángeles a los 70 años por complicaciones...
La película boliviana “Utama” recibió ayer el premio del jurado del festival de Sundance. La ópera prima de Alejandro...
Una experiencia inmersiva ofrece en París un viaje en el tiempo a la Edad Media para revivir la construcción de Notre...
El actor Jason Momoa, popular por sus papeles en "Game of Thrones" y "Aquaman", será uno de los protagonistas de la...