Defender a la democracia (II)

Columna
Publicado el 13/01/2022

No es casualidad que los principales teóricos de la democracia antiparlamentaria, Carl Schmitt por el lado fascista, Vladimir Ilich Lenin por el lado comunista, suprimieran los límites que separan a una democracia de una dictadura. Para Schmitt (La dictadura) la dictadura del caudillo ungido directamente por la voluntad popular. Para Lenin (El Estado y la revolución), la dictadura del partido en representación del proletariado. Líder y partido pasaron así a convertirse en entidades terrenales divinizadas, situadas, ambas, por encima las instituciones de cada país.

Esas instituciones son las siguientes: 1. El Parlamento que debía ser sustituido por la “democracia de base” .2. El poder Judicial, convertido en fiscalía al servicio del Ejecutivo. 3. El poder medial y sus periódicos y redes. 4. El poder electoral, donde sería reemplazado el sufragio universal por el voto corporativo (como hoy en Cuba) 5. El Ejército, como brazo armado del Ejecutivo.

Estudiando los fenómenos populistas del presente, Yascha Mounk, en un importante libro (El pueblo contra la democracia), llama la atención sobre un hecho objetivo. Una representación directa del pueblo, en nombre de la democracia, puede llevar a la destrucción de la democracia. La conclusión de Mounk puede ser para algunos lectores, escandalosa: “En determinadas ocasiones hay que proteger a la democracia del pueblo”. Mounk vio confirmada su tesis, y con creces, en el asalto al Capitolio de EEUU perpetrado por las turbas trumpistas. De un modo menos espectacular, el asalto a las instituciones ha comenzado a tener lugar en diversos países europeos desde el propio Ejecutivo. Ya sea en la Polonia de Kasinsky, en la Hungría de Orban, en la Turquía de Erdogan, el antagonismo entre el Ejecutivo y el Parlamento tiende a resolverse a favor del primero. Después viene la apropiación estatal de la justicia, de los medios de comunicación, de los tribunales electorales y del Ejército.

Quien primero sentó las bases de “la nueva democracia” fue el húngaro Viktor Orban al formular las premisas ideológicas para una democracia no liberal (o iliberal) Pero no nos engañemos. El principal objetivo de estos gobiernos no es cuestionar al liberalismo político y mucho menos al económico, sino a la democracia constitucional e institucional que todavía prima en Occidente. Aunque han sido continuamente calificadas como gobiernos de ultraderecha (Anne Applebaum), las nuevas autocracias actúan de acuerdo a un principio leninista y fascista a la vez, y es el siguiente: Por sobre el gobierno y el Estado, por sobre todas las instituciones y, sobre todo, por sobre el Parlamento debe primar la voluntad del pueblo.

Pero como el pueblo no puede representarse por sí mismo, el líder o la organización deben convertirse en su encarnación. A la vez, y en este punto las nuevas autocracias se alejan un tanto del leninismo y del fascismo clásico para acercarse a la tradición del franquismo español: el líder representará en el Estado, la unión sacra entre la nación, el pueblo y Dios.

No extraña entonces que en todos los países mencionados —agregando la Rusia cristiana ortodoxa de Vladimir Putin— han sido revitalizados los fundamentos del Estado confesional de origen medieval. Ahí reside también la diferencia entre las autocracias europeas y las latinoamericanas. Para estas últimas, el poder no viene de Dios sino de un líder totémico endiosado. En Cuba, Fidel. En Venezuela, Chávez. Y en Bolivia, sin haber muerto todavía, Evo. Solo el despreciable Ortega de Nicaragua carece de carisma patriarcal.

¿Cómo proteger a una democracia?

Cuando los fulanos nombrados anuncian sustituir la democracia liberal por una no liberal, o antiliberal, da la impresión de que su camino será fácil, entre otras cosas porque el liberalismo, justamente por ser liberalismo, carece de mecanismos de defensa para contrarrestar a sus enemigos.

El liberalismo político parte de un presupuesto nunca comprobado: el que afirma que todo individuo está dotado de mecanismos que lo llevarán tarde o temprano a distinguir entre lo racional y lo irracional. La voluntad general, como suma y síntesis de individuos racionales, terminará, de acuerdo al credo liberal, imponiéndose. A ese optimista argumento solo podemos oponer uno pesimista: la voluntad general no surge de la suma de diversos individuos sino de una entidad singular (la masa) que absorbe a las individualidades (así lo vio Sigmund Freud en su Psicología de las masas). De ahí que la tesis de Mounk: “Hay que proteger a las democracias del pueblo”, adquiere, de acuerdo a nuestra visión pesimista, cierto sentido.

Y sí es así, ¿cómo proteger a una democracia?, sería la pregunta obvia. La democracia —es nuestra respuesta— no existiría sin las instituciones sobre las cuales reposa. De tal manera que lo que hemos de defender, quienes adherimos al ideal democrático de vida, no es a principios liberales abstractos, sino a instituciones muy concretas: el Parlamento y sus partidos, el poder Judicial y sus jueces, el poder electoral y sus tribunales, el Ejército y sus armas y, no por último, la Constitución y sus leyes.

Dicho en tono de síntesis: la contradicción de nuestro tiempo no es como quieren hacernos creer jerarcas como Orban, Putin o Erdogan, la que se da entre un liberalismo ateo y un antiliberalismo religioso. Mucho menos entre una revolución y una contrarrevolución, como afirman Maduro, Ortega y Díaz Canel. Ni siquiera se trata de una contradicción teórica. La contradicción fundamental de nuestro tiempo es la que aparece entre una democracia institucional y otra sometida a la autoridad de un pueblo abstracto que solo puede expresarse como pueblo a través de caudillos, autócratas y dictadores.

“La lucha entre la democracia y la autocracia están en un momento de inflexión”, afirmó Joe Biden en febrero de 2021. Es cierto. Pero las amenazas a la democracia —y él debe saberlo mejor que nadie— vienen no solo desde fuera sino, sobre todo, desde dentro de las democracias. No se trata solo de un problema geopolítico que pueda resolverse en “cumbres”, como ya intentó Biden. La lucha está teniendo lugar al interior de cada nación. Allí, y no en los espacios galácticos de la política global, es donde debemos tomar posiciones.

 

El autor es filósofo, polisfmires.blogspot.com

Columnas de FERNANDO MIRES

07/04/2023
Pilatos debía poner en forma de juicio un veredicto ya decidido. Era y es la lógica de los funcionarios de Estado. Roma era una república de derecho y el...
04/01/2022
El electricista que cada cierto tiempo viene a casa, hombre inteligente y afable, apareció, sin mascarilla, para cambiar algunos enchufes. “¿Usted está...
03/01/2022
Tranquilo, no los voy a agredir. Por el contrario, los voy a tomar en serio. Solo quiero entender por qué hay personas que no quieren vacunarse contra la...

Más en Puntos de Vista

ERNESTO BASCOPÉ
24/04/2024
COLUMNA ABIERTA
CARLOS DERPIC SALAZAR
24/04/2024
RONALD NOSTAS ARDAYA
24/04/2024
OPINIONES DESDE EL CESU
SILVANO P. BIONDI FRANGI
24/04/2024
CIUDADANO X
EMILIO MARTÍNEZ CARDONA
24/04/2024
ÁGORA REPUBLICANA
CARLOS HUGO MOLINA Y ROBERTO BARBERY ANAYA
23/04/2024
En Portada
El presidente del Estado, Luis Arce Catacora, y el Comité Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron un incremento del 5,85 por ciento al salario...
Alarmada por los porcentajes de incremento salarial anunciados por el Gobierno, la Cámara Nacional de Industrias (CNI) demandó al presidente Luis Arce que este...

Los pobladores de Llavini dieron un cuarto intermedio en los bloqueos hasta el jueves y levantaron la medida de presión, por lo que los viajes de Cochabamba al...
El exministro de Minería y exgerente nacional de Recursos Evaporíticos Luis Alberto Echazú se benefició con detención domiciliaria por el daño económico al...
Las comisiones Mixtas de Constitución y de Justicia Plural determinaron ayer suspender la etapa de examen oral y esperar los resultados de los amparos...
El presidente Luis Arce dejó este miércoles el bastón de mando al vicepresidente David Choquehuanca para ir a la XXIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno...

Actualidad
La Cámara Departamental de la Pequeña Industria y Artesanía Productiva (Cadepia) participa de la segunda versión de la...
Este martes se registró un intento de motín al interior del penal de San Sebastián varones en Cochabamba. La Policía...
Hay cuatro niños internados por sospecha de dengue grave, uno está en terapia intensiva por una falla hepática, en el...
El presidente Luis Arce dejó este miércoles el bastón de mando al vicepresidente David Choquehuanca para ir a la XXIII...

Deportes
El tenista nacional Hugo Dellien dio este miércoles otro paso más en el Challenger de Roma, luego de imponerse 2-0 al...
La venezolana Yulimar Rojas, cuatro veces campeona del mundo al aire libre y actual campeona olímpica de triple salto,...
A 15 días de la disputa del Circuito Bolivia 2024, evento a desarrollarse del 10 al 12 de mayo en la laguna Alalay, se...
El presidente del PSG y de la Asociación Europea de Clubes (ECA), Nasser Al-Khelaifi, desveló este miércoles que hace...

Tendencias
La comunicación como elemento fundamental y articulador de la sociedad, ese parece ser el lema de Camilo Kunstek,...
Cochabamba llevará a cabo el certamen selectivo de First Bolivia 2024 el sábado 1 de junio, según el cronograma que...
La sonda espacial Voyager 1, que fue lanzada en septiembre de 1977 y se encuentra en la actualidad a más de 24.000...
Además, la cuenta oficial de Porcinos FC, el club de Ibaí Llanos en la Kings League, se sumó a la discusión al publicar...

Doble Click
La Plataforma Teatral Cochabamba pondrá en escena la obra Somos agua este viernes en instalaciones de la Casa de las...
Una de las mejores obras del 2023 vuelve a presentarse en Cochabamba. Se trata de Ave, que fue galardonada múltiples...
El cantautor catalán Joan Manuel Serrat, de 80 años, ha sido distinguido este miércoles con el Premio Princesa de...
Conocido en todo el mundo como "El profesor" de la serie 'La Casa de Papel', Álvaro Morte da el salto al cine...