Una advertencia necesaria

Columna
EN VOZ ALTA
Publicado el 07/04/2024

Desde los años ‘90 se incubó una crisis política profunda en Bolivia. Sus señales fueron las movilizaciones cocaleras, la llamada “guerra del agua” en Cochabamba y los bloqueos en el altiplano paceño entre 2000 y 2001. Pocos se percataron del fondo. La mayoría de analistas y políticos en ejercicio se quedó en la consideración de la superficie. Los de mirada más profunda callaron por falta de evidencias y el riesgo de compartir intuiciones. También por temor a contrariar a “la mayoría” implicada en los conflictos y a la opinión “ilustrada”, pues para entonces el victimismo que explota cuanto criterio de confrontación existe o se inventa con el propósito antiguo y muy eficaz de dividir para reinar había superado sus límites y era ya dominante en Hispanoamérica. Como ahora mismo. Todavía. 

Ese discurso atacó implacable y demoledoramente al sistema político por los defectos de sus operadores: los partidos, sus dirigentes y militantes, con dirección al objetivo de sentar las bases del vaciamiento de las cualidades de la democracia para reducirla a la caricatura que es hoy: elecciones viciadas con árbitro electoral subordinado, persecución judicial a opositores, circunscripciones casi fantasmas y campañas desiguales, todo para la reproducción del poder con vocación totalitaria. Un poder expropiador del país a favor de intereses transnacionales oscuros, como en Venezuela y Nicaragua. 

La expropiación comenzó en 2006 en medio de una algarabía festejando la llegada al poder de la “mayoría explotada y excluida por más de 500 años”. Muchas voces provenían de la clase media urbana decepcionada de la política y cansada de los conflictos, de los directores y técnicos de ONG cabilderas del masismo, de analistas políticamente correctos por encima y en contra de la verdad y sacerdotes creyentes de la “leyenda negra de la conquista”, con enormes complejos de culpa y de superioridad; todos militantes del “proceso”, por convicción, credulidad y/o conveniencia. En ese coro hubo funcionarios de organismos internacionales y gobiernos europeos. Pocos ejercieron el derecho a la duda. Casi nadie advirtió. 

Dieciocho años después las evidencias son contundentes y quien aún apoya al “proceso” o duda de su naturaleza y objetivos, es ciego, cómplice o coautor. Los demás, sabiendo de qué se trata, tememos la profundización de la noche dictatorial considerando cuán difícil y poco efectivo es enfrentar democráticamente a las dictaduras, y cuán ineludible es hacerlo, convencidos de nuestro deber de dar batalla en todos los frentes. Ciertos respecto del nudo del conflicto que a la libertad opone la opresión.

El temor se acrecienta porque sabemos de la infiltración de las filas de la militancia democrática con elementos que, por distintos móviles, a sabiendas o no, se han encargado de favorecer largamente la reproducción del poder espurio. Algunos comenzaron facilitando la imposición de una nueva CPE, no sólo convalidando sino participando en sus vicios de ilegalidad, obviando la sangre de La Calancha. Otros, apareciendo como candidatos a la presidencia una y otra vez, sin lograr apoyo mínimo de la ciudadanía como para considerarse opciones reales de alternancia política, aspirantes siquiera a una segunda vuelta. 

Lo hicieron montando siglas vacías de contenido, propias, prestadas o alquiladas; algunos, en cada ocasión una distinta; con propuestas a mano alzada que revelan su escasa comprensión de la esencia de la problemática actual e improvisación demagógica; sin estructura organizacional ni presencia territorial.  Impidieron concentración del voto ciudadano en la mejor —o menos mala— opción democrática en pos de arrebatarle la mayoría al dictador o ganarle. Se limitaron a dar algunas vueltas por los medios y las redes, y a armar listas de candidatos a la función legislativa para encaramar a algunos que quedaron a sus anchas, sin dirección, administrando su fragmento de poder como mejor les pareció, quedando la función legislativa privatizada. Los “presidenciables”, hecho el nuevo papelón, se replegaron a sus actividades privadas, quedándonos la duda acerca de qué ganaron ayudando así al MAS. 

Si el 2020, Creemos y CC se hubieran unido y organizado bajo un mando firme y coherente —que la oposición no tiene—, quien sabe si hoy estaríamos con una justicia reformada, independiente y competente; Marco Antonio Aramayo estaría vivo y los desfalcadores del Fondioc, en la cárcel; no habría presos políticos y enfrentaríamos de verdad la debacle económica y ambiental del país. Al menos, el MAS sería menos en el legislativo. 

La ciudadanía democrática activa, la gente boliviana de bien, demanda unidad a los políticos. Si tan desesperados de candidatear están, encabecen las listas como candidatos a senadores por sus departamentos detrás del mejor posicionado. Y si eso no les gusta, hagan responsabilidad social empresarial, TikTok y conferencias. Tomen nota de que, a estas alturas, reincidir en su inconducta será plena prueba de que son los quintacolumnistas de la dictadura y así se lo haremos saber al mundo.

La autora es abogada

Más en Puntos de Vista

24/07/2024
ROGER ORLANDO MALDONADO ROCHA
24/07/2024
CIUDADANO X
EMILIO MARTÍNEZ CARDONA
24/07/2024
ÓSCAR ORTIZ ANTELO
23/07/2024
ERRAR ES HUMANO
RONNIE PIÉROLA GÓMEZ
23/07/2024
En Portada
La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) espera que hasta mañana se regularice el ingreso de diésel al país y afirmó que mientras dure esta contingencia se...
Las filas de vehículos pesados en los surtidores de combustible del eje central del país continúan este miércoles debido a la baja en el ingreso de diésel por...

Los legisladores de oposición piden que se revisen los videos de todas las pruebas orales a los postulantes para las elecciones judiciales, tras un video en el...
Una nueva publicación del medio español El País da cuenta que la Curia General de la Compañía de Jesús, desde Roma Italia, ordenó ocultar el diario del...
Bolivia marcó el récord de focos de calor con 11.576 registrados hasta el martes, de los cuales más del 90% se concentran en Santa Cruz y Beni, informó el...
En un cuestionario de 13 preguntas, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, relató su versión de los hechos del 26 de junio en la plaza Murillo con la...

Actualidad
Un sismo de Magnitud 5.0 se sintió este miércoles en la provincia peruana de Pisco, en la región Ica (sur), sin que se...
La adolescente Celina Laura F. P., de 13 años, quien fue reportada como desaparecida el 18 de julio de este año, fue...
El chavismo, que gobierna Venezuela desde 1999, opera bajo la consigna de eternizarse en el poder con Nicolás Maduro al...
En tan solo cien días , el exembajador Edmundo González pasó de ser un completo desconocido en Venezuela a convertirse...

Deportes
La magia de los Juegos Olímpicos de París comenzó ya en el Estadio de Francia, el mayor escenario de las competiciones...
La modelo y actriz francesa Laetitia Casta y el rapero estadounidense Snoop Dogg figuran entre los portadores de la...
El 88 % de la hostelería que opera en Alemania no notó "ningún efecto positivo" en términos económicos durante el...
Un buen papel, una medalla olímpica, es el colofón soñado por los deportistas que orientan su preparación hacia el gran...

Tendencias
La secretaría general de Protección Civil griega ha declarado un riesgo muy alto de incendios forestales para este...
El gigante tecnológico Microsoft estimó este sábado que el error de la empresa de ciberseguridad Crowdstrike ha...
El número de satélites lanzados en 2023 superó al de cualquier año precedente y con ello el aumento de la basura...
 La Vía Apia en Italia, el parque de los Lençóis Maranhenses en Brasil y las Levadas de Madeira en Portugal se...

Doble Click
38 años de carrera como actor de teatro popular, humorista y artista multifacético, le dan pase libre para ser uno de...
El escritor Edmundo Paz Soldán presentará su más reciente obra titulada Área protegida. El evento de lanzamiento será...
Los Juegos Olímpicos son un evento donde los mejores atletas del mundo se disputan el oro, pero, desde hace unos años,...
La Casona Santiváñez acoge la muestra internacional Alter ego: dibujos y gráficas desde la clandestinidad, una...