Sin miedo al futuro (?)

Columna
LA ESPADA EN LA PALABRA
Publicado el 15/04/2024

Hace mucho tiempo que no asistía a un curso que me gustara tanto. El pasado 6 de abril, Yamil Cárdenas, doctor en Inteligencia Artificial, impartió un curso de este campo del conocimiento en la Facultad de Ingeniería de la UCB, al que asistimos varios docentes del Departamento de Cultura y Arte. A medida que escuchaba la disertación, los porqués sobre los nuevos avances de la tecnología me daban vuelta la cabeza, aunque también me cuestionaba su para qué. Es decir, analizaba las cosas desde una perspectiva filosófica y humanística, mucho más que técnica. Sin embargo, muy dentro algo me decía: «No hay vuelta que dar. La historia es experta en dar giros inesperados. Sí. Pero las tendencias apuntan a la presencia irreversible de la IA en casi todas las áreas. Por tanto, hay que aceptarla y tratar de llevarse bien con aquel cambio».

En este escenario, creo que a nivel global existen generalmente dos tendencias: la de los apocalípticos que piensan que la humanidad está por vivir su peor época, por un lado, y la de los ansiosos exitistas que cuentan los días para ver el transhumanismo y que los hombres de carne y hueso seamos superados por un robot, por otro lado. Como todos los extremos, considero que aquellos son también malos por diversos motivos. Pero lo que ahora me interesa analizar es la posibilidad de que la IA puede brindar a la educación del presente y el futuro. En este contexto, lo que cabe es hacerse preguntas. Muchas preguntas.

¿Estará el cerebro humano —ese órgano tan desconocido incluso por los mejores especialistas— llegando a sus límites? ¿Pero cómo podríamos pensar aquello —como efectivamente sospechan algunos pensadores—, si no lo conocemos todavía? Si el cerebro humano tuviera mucho que ofrecer aún, ¿podría la IA servirnos para potenciar el intelecto y descubrir nuevas habilidades que no usábamos hasta hoy o que ni siquiera sabíamos que las teníamos? ¿Cómo servirnos de la IA en un mundo educativo que, al mismo tiempo que es más segmentado y específico es también más transdisciplinario, interconectado y global? Y finalmente, ¿cómo adaptar mi desempeño de docente a un constante cambio en el que las generaciones más jóvenes tienen diferentes nociones del mundo y están a la vanguardia de la tecnología digital? ¿Dónde quedan —y para qué— la historia, la filosofía, la literatura y las artes?

Pienso que el reto que enfrentamos los educadores es grande; en palabras sencillas, se resume en tratar de seguir siendo útiles y de aportar un valor agregado que el internet y el cruce de datos no puedan otorgar a los estudiantes, teniendo en cuenta que las últimas generaciones salen del vientre materno y a los pocos días están ya digitando un dispositivo electrónico conectado a internet.

En este escenario, ¿temer o soñar sin medida? Creo que ninguno, porque ambos pueden resultar peligrosos. La palabra clásica de Aristóteles y Horacio sobre el justo medio (la mediocridad áurea) podría seguirnos sirviendo en este sentido: analizar la situación particular y servirnos de la IA como profesores cuando sea pertinente y útil, pero también ponerle límites cuando sintamos que transgrede los valores humanos y morales universales sobre los que se asienta nuestra civilización.

Al final del curso del 6 de abril, hice una pregunta al profesor Cárdenas, una pregunta que no era técnica, sino de reflexión personal: «¿Cree usted que la IA y los algoritmos estén haciendo al ser humano más feliz (o menos infeliz, si se quiere)?». Reflexionó unos segundos y me respondió que su plan de vida era, luego de culminar su carrera en la academia, irse por un tiempo a Nepal, para conectar espiritualmente y dejar de lado el mundo turbulento de los datos y los artilugios digitales. Con esa respuesta, me dio a entender que no, que lo más seguro era que esta vida digital, este sprint por encontrar siempre algo más allá, quizá no nos hace más felices. De todas maneras, pienso que hay que tratar de hacer de la IA un aliado, intentar convivir sanamente con ella, porque no se irá, incluso si quisiéramos que se fuera. Al respecto, puedo citar a Shakespeare, quien, por boca de Cimbelino, rey de Bretaña, invita al ser humano a aceptar el tiempo que le tocó vivir, a no creer que estamos en el umbral de un apocalipsis, pero también a no pensar que estamos a dos pasos del paraíso terrenal: «Brindémonos a la época tal como nos ansía».

Columnas de IGNACIO VERA DE RADA

01/04/2024
El recuerdo del litoral usurpado por Chile es todavía una herida dolorosa que muy difícilmente cicatrizará —si es que lo hace— en las mentalidades colectivas...
25/03/2024
En uno de sus más provocadores y lúcidos ensayos de su libro 21 lecciones para el siglo XXI, el historiador israelí Harari especula sobre uno de los tópicos...

Más en Puntos de Vista

VUELTA
HERNÁN TERRAZAS E.
21/05/2024
DESDE LAS REDES
CIRO AÑEZ NÚÑEZ
21/05/2024
LA MADRIGUERA DEL TLACUACHE
DANIELA MURIALDO LÓPEZ
21/05/2024
21/05/2024
DEBAJO DEL ALQUITRÁN
ROLANDO TELLERÍA A.
21/05/2024
DESDE LA REDACCIÓN
MICHEL ZELADA CABRERA
20/05/2024
En Portada
La Autoridad del Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI) sancionó con una multa de 20 millones de bolivianos a 18 entidades de intermediación financiera...
Los gremiales de las ciudades de La Paz, Cochabamba, Potosí y Santa Cruz se movilizaron ayer contra, al menos, cuatro normas relacionadas con la propiedad...

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) admitió ayer que hay un desfase en la programación normal para la distribución de combustibles en el país debido a...
El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) tiene el control total de las elecciones judiciales y sólo el Ejecutivo puede gestionar que las destrabe,...
Después de seis días de bloqueo en el ingreso al botadero, los dirigentes de los 10 distritos del municipio de Quillacollo se reunieron de emergencia anoche y...
Pese a la oposición de un grupo de vecinos, la Alcaldía de Cochabamba avanza con el contrato para la entrega en comodato del centro de salud integral Ticti...

Actualidad
Una persona perdió la vida y un número indeterminado resultaron heridas este martes cuando un avión de la aerolínea...
La ciudad de Cochabamba aún registra una disminución de las temperaturas mínimas de 10 grados la pasada semana a 7 esta...
El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, responsabilizó al expresidente del estado, Evo Morales, de los perjuicios...
Pese a la oposición de un grupo de vecinos, la Alcaldía de Cochabamba avanza con el contrato para la entrega en...

Deportes
El delantero Ariel Nahuelpán es duda para el partido que Wilstermann sostendrá mañana (20:30) ante Blooming, en el...
Con un doblete de Wesley da Silva (26’ST y 47’ST), Always Ready venció anoche por 0-2 a Royal Pari en el partido que se...
El reloj de la Copa América Estados Unidos 2024 comenzó a descontarse, a 30 días del primer lance del 20 de junio,...
Con la presencia de más de 160 deportistas provenientes de los 10 países de Sudamérica, ayer arrancó el Campeonato...

Tendencias
En el Día Mundial de las Abejas, la Asociación de Apicultores de Sucre, Chuquisaca, pidió mayor protección para este...
Desde los 25 años, Donato ha mantenido la tradición de comprar billetes de lotería, a pesar del escepticismo de su...
Albertina Sacaca se sumó al trend de maquillaje de Asoka de TikTok y ha logrado que su video sea en estos momentos uno...
Durante los últimos años es innegable el crecimiento de productos y lugares que ofrecen alimentos libres de gluten. El...

Doble Click
La identidad que forjan los músicos para su arte muchas veces se asocia a su esencia como personas y su cotidiano vivir...
Santa Cruz de la Sierra se prepara para recibir a un centenar de escritores de poesía y narrativa provenientes de...
Dos grandes íconos de la música argentina y latinoamericana, Luciano Pereyra y Abel Pintos, se unen por primera vez en...
La magia de la ópera vuelve a brillar en el teatro Achá con la interpretación de Suor Angélica, una de las obras...