América

Columna
EL OTOÑO DEL PATRIARCA
Publicado el 02/01/2022

América fue una vez un continente vacío. Carlos Fuentes indica, con criterio ilustrado, que “todos los pueblos que han pisado nuestras playas o cruzado nuestras fronteras, físicas o imaginarias, han venido de otra parte”. Ahora todos sabemos que sucedió así. Hace 130.000 años, enormes masas de hielo se desplazaron en zonas árticas y crearon una calzada continental entre Asia y América. Los nómades la cruzaron miles de años después y se encontraron con el mamut casi extinto. Con la fauna y flora americanas tan parecidas al paraíso virginal. Y siguieron caminando por montañas, valles, desiertos, selvas. Mientras lo hacían tallaban, cazaban, observaban sacando conclusiones. La estupidez apenas existía.

El descubrimiento de la agricultura los convirtió en sedentarios y los reunió en aldeas. Como también sabemos, al quedarse quietos comenzaron a olvidar todo lo que habían aprendido en las interminables caminatas, pero es obvio que aprendieron a conocer, en verdadera profundidad, su entorno. A todos sorprende, si se presta atención, cómo el indígena ha nombrado con precisión su mundo circundante (los miles de bichitos voladores debajo de la copa de un árbol, las miles de hojitas entre las piedras o los troncos) y sabe con certeza qué lo enferma y qué lo sana. La medicina, cualquiera de ellas, proviene de la naturaleza.

¿Hace falta indicar que el pueblo azteca llegó del norte de América a Mesoamérica? ¿Que varios pueblos de la Amazonía provienen del Caribe? No sólo eso: que diversos regímenes precolombinos dividieron pueblos sin otro afán que borrarlos de la faz de la Tierra. Esta historia común se dio en Europa, Asia, África y Oceanía, y Hanna Arendt indica que la expatriación y la emigración forzada continúan. Las poblaciones se mueven azuzadas por las armas, por hambruna y por terror al pensamiento totalitario carente de dudas, tan encadenado al dogma (cualquiera de ellos) como la bola de plomo al tobillo del prisionero. Es la historia triste de la humanidad.

Aquel doloroso y sangrientísimo encuentro de España con nuestros tantos pueblos americanos, aún —quinientos largos años después— provoca profundo dolor en nosotros. No hemos sabido cerrar esta herida. Ha faltado inteligencia en la península y mejor voluntad política. El hecho se dio y lo sucedido es inmodificable. En algún momento, la evidencia —el mundo es plano— debía terminar sucumbiendo ante la hipótesis: es redondo. El artista Ronald Martínez solía decir: “Es mundo redondo por error de un genovés”. Los pueblos lanzados al mar se aventuraron a averiguarlo. En un principio pensaron haber arribado al paraíso prometido (el Caribe y las Antillas son paraíso), pero luego pensaron que era el Edén del cual fueron expulsados. Los españoles sensibles pensaron que América podía convertirse en tierra de utopías, ideal para hacerlo bien después de haberlo hecho mal (sacando judíos y moros, negando que enriquecieron su cultura). Por último, quedó la verdad al desnudo que aún ahora los fanáticos niegan: es continente del sincretismo cultural en su máximo alcance. Tierra de todos. Reservorio de razas: indios, blancos, africanos, moros, asiáticos. Con ellos, en su sangre y mentalidad, llegó su cultura. Mezclados somos latinoamericanos. Fuerte realidad social.

Santa Teresa afirmó que “en el puchero está el Señor”. Seguro que sí. La gastronomía ha logrado el sueño latinoamericano de la feliz convivencia cultural: pucheros, chajchus, sopas. Todo revuelto. También la arquitectura, como lo demuestra la fachada barroca del templo potosino San Lorenzo (1728), trabajada por José Condori, indio altoperuano: entre los ángeles y las viñas aparece una princesa incásica, con los símbolos de su cultura y animada por la nueva vida. La cultura latinoamericana es un triunfo diario: comida, danza, música, pintura, literatura y artes manuales. La religión católica ha sabido fusionarse con las indígenas. Donde hemos fracasado siempre es en la política y economía.

¿Dónde quedan nuestros saberes cuando importamos ideología con recetas económicas? No somos nosotros cuando discurseamos. Tampoco nos parecemos a nosotros cuando entregamos la economía. Todo cuanto es claro y significativo en nuestra cultura no es tomado en cuenta al momento de formular planes políticos y económicos. Hemos fracasado casi siempre en la conducción de nuestros pueblos. Hemos echado la culpa a españoles y gringos y, sin embargo, cada vez estamos más lejos del mundo moderno y más cerca del estancamiento de todo orden. Un día no sabremos a quién ya culpar.

Algunas repúblicas hermanas tienen doscientos años, y otras están cerca. Difícil afirmar que piensan políticamente por cuenta propia. En el arte/cultura sí lo hacen. La creatividad y la sensibilidad americanas están proscriptas en su política.

 

El autor es escritor

Columnas de GONZALO LEMA

02/01/2022
21/11/2021
Como dulce rezo árabe, y memorístico cual católico, luterano, hebreo o anglicano, es posible entreabrir los labios y repetir sin temor con Hanna Arendt, que...
07/11/2021

Más en Puntos de Vista

DESDE LAS REDES
MÓNICA OLMOS
27/05/2022
JOSÉ RAFAEL VILAR
27/05/2022
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
27/05/2022
CARLOS F. TORANZOS
27/05/2022
DESDE LAS REDES
MÓNICA OLMOS
26/05/2022
En Portada
Un informe de Entel S.A. revela que en la junta de accionistas, del 23 de mayo de 2022, se nombró a César Navarro (exministro de Minería), Jessica Jordan (...
El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) rechazó ayer la acción de inconstitucionalidad que presentó la defensa de la expresidenta Jeanine Añez, informó...

Los candidatos a la presidencia del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) ofrecieron procesar al exdirigente estudiantil Max Mendoza y a todos...
Tras haberse cumplido el periodo de seis años de la gestión del Defensor del Pueblo, el pasado 14 de mayo, como está establecido en el artículo 219...
Representantes de las iglesias católica y evangélica no tienen a la fecha ninguna respuesta del Gobierno nacional y el Instituto Nacional de Estadística (INE)...
Tres organizaciones se apersonaron hasta el momento al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) para que la entidad  reconozca  su asentamiento en predios...

Actualidad
La plancha encabezada por Fredy Mendoza Espinoza fue elegida como el nuevo Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana...
Lucía Ortuño es una madre de 100 años. Es la mujer centenaria de Cliza, cumplió esa edad el 23 de abril y este 27 de...
Un informe de Entel S.A. revela que en la junta de accionistas, del 23 de mayo de 2022, se nombró a César Navarro (...

Deportes
The Strongest perdió anoche 4-1 en su visita a Libertad de Paraguay en Asunción, pero pese a la caída aseguró su...
Oriente Petrolero perdió de manera estrepitosa en su despedida del grupo H de la Copa Sudamericana, luego de caer...
El entrenador de Palmaflor, Humberto Viviani, prepara dos cambios en el once y un nuevo sistema para visitar este...
Uno es una pila eléctrica, el otro un maestro zen, pero Jürgen Klopp y Carlo Ancelotti comparten el cariño unánime de...

Tendencias
Este 27 de mayo las madres celebran su día. Pero ¿Qué esperan de "regalo"? Los Tiempos hizo un sondeo a varias madres...
27/05/2022 Interesante
Dos ciclistas registraron el descenso en bicicleta desde El Alto hasta la zona Sur de La Paz.
El gigante farmacéutico suizo Roche anunció este miércoles el lanzamiento de tres tests PCR para detectar el virus de...
El Libro Guinness de los Récords coronó este martes al nepalí de 17 años Dor Bahadur Khapangi, como el adolescente con...

Doble Click
La escritora boliviana Liliana Colanzi (Santa Cruz de la Sierra, 1981), ganadora del último premio español Ribera del...
El trabajo de los educadores sociales con los jóvenes bolivianos en el Centro Fortaleza, basado en el modelo justicia...
La estrella de “Aquaman”, Amber Heard, dijo ayer que recibió miles de amenazas de muerte durante el “agonizante” juicio...
Andrew Fletcher, miembro fundador de la banda británica Depeche Mode, falleció la tarde de este jueves a los 60 años,...