El Mercado de las Brujas y sus nuevos hechizos

Actualidad
Publicado el 15/07/2019 a las 0h00

Un recorrido por el famoso mercado de las brujas en La Paz, a pocos días del su efeméride.

Ya que, tal cual recuerdan los historiadores, hace 470 y más años, a unos 300 metros al norte de donde hoy funciona el llamado mercado de las brujas paceño, nacía la ciudad. Los primeros destacamentos de soldados y curas españoles arribaban con cada vez más entusiasmo a este valle altoandino rodeado de nevados y compartimentado entre quebradas.

Había corrido la noticia de que era no sólo lugar de agricultores, sino que además lo surcaba un río del que los nativos extraían oro: el Choqueyapu. El entusiasmo fue tal que La Paz fue refundada el 20 de octubre de 1548 en este valle y se dejó sin efecto la ceremonia realizada, tres días antes, en la altiplánica población de Laja.

“Resulta que cerca de las orillas de ese río, en la cabecera de valle, se habían erigido ‘huacas’ o sitios sagrados preincaicos —cuenta el historiador Pedro Callisaya—. Uno, en lo que hoy es la iglesia de San Sebastián y otro donde se ubica la iglesia de san Francisco, ahí junto al ‘mercado de las brujas’”. En ese entonces, los médicos de los Andes preparaban, acopiaban, enseñaban y distribuían remedios para el cuerpo y el alma.

Luego, a medida que llegaban más y más sacerdotes católicos, sobre las “huacas” se construyeron templos cristianos. Eran tiempos de la denominada “extirpación de las idolatrías, otra de las etapas de la inquisición. En 1547, sobre la “huaca” que se hallaba frente al hoy mercado de las brujas se estableció el convento franciscano. Es considerada la casa religiosa más antigua registrada en la ciudad.

 

ZONA MILENARIA SAGRADA

Pero tal cual señala Callisaya, las “brujas” y “brujos” o, mejor dicho, los médicos andinos sólo replegaron discretamente sus saberes. Se convirtieron en proveedores de hierbas y de los elementos que los códigos de aymaras, quechuas y urus permitían pedir para sus ritos y ceremonias ancestrales. Como suele suceder en el entorno de diversas basílicas latinoamericanas, cerca de la iglesia que se ha superpuesto sobre las deidades milenarias, permanecieron los fieles y oficiantes de aquellas deidades.

Con el paso de tiempo, ya en plena colonia, también se acercaron a esos entornos cultores de otras artes y ciencias ocultas. De ahí que en el actual mercado de las brujas también haya personas que leen la suerte en cartas del tarot o el horóscopo. Finalmente, se convirtió en zona donde se podía hallar curas milagrosas de la medicina ancestral. Pero también ciertos recovecos podían ser incluso punto de encuentro con magos blancos (“yatiris”) o magos negros (“laikas”).

“Podían haber conseguido las hierbas especiales y preparados de esos míticos médicos viajeros que son los ‘kallawayas’ —dice el historiador—. Pero también podían estar los llamados hechiceros o brujos que se encargan de hacer daños a otras personas, los llamados ‘laikas’. Por otra parte, era posible saber dónde hallar a un, se diría, mago blanco, o ‘yatiri’ que curan y hacen el bien a las personas”. Según el investigador potosino Rubén Santa Cruz, se sabe de ocasiones en las que entre “laikas” y “yatiris” ha habido enfrentamientos directos. También corre el mito de que entre ellos se enfrentan usando fuerzas sobrenaturales.

El lugar sobrevivió a los embates del tiempo. Es más, las diversas gestas, revoluciones (como la que recuerda 210 años este 16 de julio) y cambios políticos que llegaron en diversas décadas le permitieron acentuarse con sus valores marcadamente indígenas. Ya en las décadas de los años 60 y 70 del siglo XX, se convirtió en un atractivo turístico cada vez más famoso. Decenas de reportajes televisivos o escritos describen ante el mundo las características del “mercado de las brujas” paceño.

 

CADA VEZ MENOS ESENCIA

Hoy, el escenario aún mantiene sus características místicas a ojos del turista. Bien se puede decir que el mercado de las brujas todavía comprende las calles Santa Cruz, Illampu, Linares y Sagárnaga, aunque lo hace apenas. Aún luce como parte pintoresca de la urbe maravilla. Dar una vuelta por estas callejuelas, de calzadas estrechas y adoquinado pulido por el sostenido trajín, es un viaje en el tiempo. Sus vías están rodeadas de una arquitectura que evoca a la América de varios siglos a la vez. Además, es posible sentirla ambientada por melodías andinas o el timbre de un ensayo de charango, zampoñas o quenas.

Hasta se podría publicitar la zona señalando, como dicen ciertas promociones turísticas, que: “En este mercado se encuentran todo tipo de amuletos y objetos tradicionales, que pueden ser comprados como remedio para los males. Plantas curativas y protectoras, artículos de lucha contra los malos espíritus presentes en la cosmovisión aymara, así como fetos de llama usados para proteger las casas nuevas”.

Pero a los ojos de los investigadores, los vecinos y hasta de las más antiguas vendedoras de la zona, el mercado de las brujas ha sufrido en los últimos años demasiados cambios. El avance urbanístico y la multiplicación de otros negocios empezaron a asfixiarlo por dentro y por fuera. En el entorno aumentaron los hoteles en que fueron convertidas viejas casonas. En otras, más chicas y recientes, surgieron ventas de productos deportivos, electrónicos, casas de cambio, peluquerías, agencias de turismo, almacenes…

img_0990.jpg

plantas medicinales Parte del mercado de las brujas, en pleno centro paceño.
MARKA REGISTRADA

QUEDAN POCAS “CHIFLERAS”

Internamente, se recuerda que, ya hace décadas, se separaron los sectores de venta de objetos destinados a celebraciones religiosas andinas (la calle Linares) y los que proveen elementos para la medicina natural (calle Melchor Jiménez). Mientras que un tercer sector se volvió ambulante y corresponde a adivinos que, cosa rara para ese oficio, ofrecen ver el futuro o descubrir “cualquier brujería” en contra del cliente. Todos ellos se vieron además constreñidos por la proliferación de la venta de tiendas de artesanías cada vez más industriales y menos autóctonas.

Baste señalar que, actualmente, sólo seis negocios se dedican en forma exclusiva a la religiosidad andina. Es decir, el otrora célebre sector de las “chifleras” ha llegado a su mínima expresión en siglos. Antiguos vecinos recuerdan que en décadas pasadas ellas eran decenas y la esencia característica del singular mercado.

“La gente viene aquí para que se los preparemos ‘mesas’ para diferentes ocasiones, sea para mejorar su negocio, salud, construcción. Se los preparamos de acuerdo a lo que desean y a cuánto quieren pagar. La ‘mesa’ más barata es 20 bolivianos y depende de cada uno hasta cuánto paga y para lo que requiere”, afirma María, una de las vendedoras y dueña del local.

Mario, uno de los vecinos, cuenta que en los últimos 10 años la zona ha cambiado “para bien y para mal”. “Antes los puestos de las ‘chifleras’ llegaban hasta el pasaje Jiménez y eran atendidas por sus dueñas, que sabían bien cómo hacer una ‘q’oa’ (sahumerio andino) con todo lo necesario —explica—. Ahora son empleados o inquilinos, quienes desconocen la preparación de estas ofrendas a la Pachamama y repiten lo mismo, sin saber qué hacen, a todos”.

María, la vendedora, reconoce que, dada la escasez de “chifleras de verdad”, sus clientes se incrementaron. Recuerda que antes sus mayores ventas eran en la época de carnaval y de la celebración de la entrada del Gran Poder (conmemoración de la Santísima Trinidad).

“Ahora, casi todo el año vienen a buscar las ‘mesas’, pero más en agosto donde hacen fila el primer día de ese mes —explica la preparadora—. Para llevarse una buena ofrenda, hasta llegan a pagar 2 mil bolivianos. También en año nuevo llegan para pedir la preparación de ‘q’oas’ en su mayoría para pedir dinero”. Además recuerda que, hace unos 15 años, los turistas venían en mayor cantidad, pues había mayor cantidad de puestos y producto totalmente artesanales y se vendían productos más naturales y exóticos.

img_0957.jpg

Identidad La globalización logra lo que no pudo la inquisición. Las modas, los negocios y diversas otras hierbas van difuminando el legado de yatiris, laikas y kallawayas.
MARKA REGISTRADA

LA INTROMISIÓN FORÁNEA

“Vienen los turistas, preguntan, sacan fotos, compran algunas cosas para la suerte o la pareja y se van”, continúa la vendedora. Pero también reconoce otro fenómeno extraño que invade al mercado de las brujas como una peligrosa plaga: los artículos de otro tipo de prácticas religiosas provenientes de muy lejanas latitudes.

También en la última década estas tiendas donde se venden artículos para las ceremonias ancestrales se han visto invadidas por cientos de productos chinos, peruanos, brasileños y de la india. Por eso no resulta raro ver la oferta de “gatitos” chinos de la suerte, o la unción de los “siete chamanes de la Amazonía” o el incienso llama dinero de las “sacerdotisas sagradas de Bahía”, al igual que ofrendas a las deidades hindúes para el amor inmortal.

Las vendedoras dicen que mucha gente conoce estos productos debido a una creciente publicidad y comercialización. Entonces resultan encargados por “brujos”, “videntes” y “chamanes” que también han proliferado en ciertos barrios. Así, las ancestrales mesas, colmadas de inciensos, dulcería, hierbas andinas y lana de llama son reemplazadas por exóticos inciensos o pócimas.

“Para algunos es más barato llevarse un incienso de 15 bolivianos a preparar una mesa de ofrenda con un costo mayor a los 100 bolivianos —agrega una de las tenderas—. Además un incienso lo pones en tu oficina y nadie se da cuenta”.

En el sector de las plantas medicinales sucede lo propio. Elvira Quispe, considerada la decana del sector, señala: “Comencé a vender hierbas para las curaciones a principios de los 90. La mayoría de gente que viene nos dice qué enfermedad tiene y le decimos qué puede tomar o qué flores o plantas debe mezclar para realizar para curarse”. Sin embargo, en algunos de los puestos de su entorno también han proliferado pomadas, tizanas y tónicos elaborados en Perú, Brasil, China…

Mientras tanto, quedan ya sólo para los relatos de la historia el ubicar a alguien que pueda dar datos sobre cómo ubicar a un “kallawaya”, un “yatiri” o, quizá, un “laika”. Al parecer, ante tanta competencia e intromisión, optaron por el más radical de los conjuros y después de cinco y, quién sabe, más siglos se fueron.

Tus comentarios

Más en Actualidad

Fue un gran negocio, probablemente nadie en Bolivia dude de que fue el mejor de la historia. ¿Fue? Durante prácticamente cinco años la venta de gas natural a...
Los síntomas de la retención de líquidos pueden estar asociados con patologías que afectan el funcionamiento del corazón, del hígado y riñones, así como...
En el último lustro, al crónico problema del hambre mundial se ha sumado otra crisis relacionada a la alimentación: la obesidad. El escenario se muestra...

Antes de la próxima misión a Marte, en 2020, la NASA prepara en los campos de lava islandeses la continuación del trabajo iniciado por Curiosity, un robot que explora desde 2012 el planeta rojo...
Es una vivienda de muy reducidas dimensiones que se puede instalar sobre las azoteas de los edificios y permite hacer realidad el sueño de quienes desean residir en el centro de la ciudad viviendo...
19/08/2019
Está cada vez más claro que las mascotas, especialmente los perros, pasaron de ser el mejor amigo del hombre a ser un miembro más de la familia y, para disgusto o admiración de muchos, tal vez es el...
Este año se cumplen 50 años desde aquellos “tres días de música y paz” que cambiaron la historia. Casi cinco décadas de aquel abrazo bajo un edredón rosa y blanco manchado de barro. De aquella granja...

En Portada
El Comité Pro Santa Cruz anunció hoy que ante la crisis por los incendios forestales en ese departamento, se suspenderá el paro programado para este 21 de...
El técnico cochabambino Eduardo Villegas pidió hoy al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que aclaren su "situación legal con la entidad",...

Los médicos del país iniciaron hoy un paro general indefinido para exigir al Gobierno el cumplimiento de un pliego petitorito de cinco puntos; entre ellos la...
Tras la explosión de un carro cisterna que dejó tres víctimas fatales, los padres de familia de la Unidad Educativa 26 de Octubre bloquean la av. Guayacán en...
La Alcaldía de Cochabamba recibió cerca de 990 denuncias de agresiones a adultos mayores en lo que va del año.
El rector de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) Juan Ríos, aseguró hoy que respalda el proceso de cambio que lidera el presidente Evo Morales y afirmó...

Actualidad
El presidente, Evo Morales, aseguró hoy que los incendios forestales en Roboré, Santa Cruz, van reduciendo su...
Un desfile que unió a 400 adultos mayores y niños del kinder Cochabamba dio inicio este lunes al Día Nacional del...
Alrededor de 300 canastas y 200 bolsas de algodón fueron distribuidas entre los vecinos de los barrios de Alto Cercado...
El presidente, Evo Morales, informó hoy que el Gobierno dispuso de la utilización de un helicóptero exclusivamente para...

Deportes
El entrenador Roberto Mosquera renunció a la dirección técnica de Royal Pari tras los malos resultados durante el...
Una moneda de cambio menos: el centrocampista brasileño de FC Barcelona, Philippe Coutinho, por el que estaba...
El técnico cochabambino Eduardo Villegas pidió hoy al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que aclaren...
El gol de Lionel Messi a Real Betis, elevando el balón suavemente sobre el portero, es uno de los diez seleccionados...

Tendencias
Más de 50 jóvenes, a través del proyecto “Microscopía para todos”, incentivan y promueven la ciencia, la tecnología, la...
La Universidad Franz Tamayo adoptó esta innovadora herramienta de aprendizaje en el que el estudiante “es el corazón”,...
A primera vista parece un caramelo con pedacitos de fruta de colores. Pero en realidad es un trozo de hielo del Ártico...
El chef Ramiro Fabiani, dueño de Apthapi World Street Food, ofrece en Cochabamba una variedad de comida callejera con...

Doble Click
Cuarenta años después de su estreno en 1979, Francis Ford Coppola continúa su obsesión por “Apocalypse Now ”, el...
En conmemoración a los 448 años de la primera fundación de la Villa de Oropesa, se realizó, la noche del miércoles, un...
“Fricciones” es la exposición que representa a Bolivia en la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del...
La cantante Vero Pérez está en Estados Unidos cumpliendo sus sueños musicales, uno de sus últimos logros fue la firma...