La Amazonía es de todos

Columna
Publicado el 22/07/2019

RÍO DE JANEIRO – En 1989, el presidente brasileño José Sarney declaró desafiante ante la Asamblea General de las Naciones Unidas: “La Amazonía es nuestra”. La evidente fuerza nacionalista del eslogan lo convirtió en un favorito de los políticos de derecha, incluidos congresistas vinculados con empresas de construcción que tienen intereses en el desarrollo del territorio selvático. Treinta años después, el presidente Jair Bolsonaro es su nuevo líder y está poniendo en riesgo el bienestar no sólo de la Amazonía, sino de Brasil y de todo el planeta.

Bolsonaro sostiene que el reclamo de Brasil sobre la Amazonía es en beneficio del país, y que los actores extranjeros que critican la explotación brasileña de esa región (desde los gobiernos europeos al papa Francisco) promueven la biodiversidad con el único objetivo de poder explotarla en el futuro. Con su característica misoginia, hace poco declaró que “Brasil es una virgen a la que todos los depravados extranjeros desean”.

Pero Bolsonaro no quiere mantener casta a la Amazonía; sólo quiere estar entre quienes la exploten. Su promoción del desarrollo del territorio selvático y sus ataques a la regulación ambiental llevaron, por ejemplo, a la expansión de actividades agroindustriales, en particular la ganadería, y al desmonte ilegal. Según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil, la deforestación de la parte brasileña de la selva amazónica registró en junio un incremento interanual del 88%.

Vistos los esfuerzos de Bolsonaro para abrir las tierras de los pueblos indígenas a la agricultura comercial y la minería, es probable que la deforestación se acelere más. Entre 2000 y 2014, la deforestación dentro de los territorios indígenas avanzó a un ritmo del 2%, contra 19% en el resto de la Amazonía brasileña.

Las implicaciones son terribles. La jungla amazónica es la más grande del mundo, hogar de una de las mayores concentraciones de biodiversidad del planeta. Además, como el río Amazonas es la mayor fuente de drenaje de agua dulce del mundo, su ciclo hidrológico tiene una gran influencia sobre el clima de la Tierra; y la selva amazónica actúa como un enorme sumidero de carbono, al absorber más dióxido de carbono del que libera.

En vista de la importancia de la Amazonía para la salud del planeta, ningún régimen de acción climática internacional podrá ser eficaz si no tiene en cuenta el efecto de las políticas públicas sobre esta región. No es extraño entonces que la torpe mirada de Bolsonaro sobre la Amazonía genere el rechazo de la comunidad internacional, incluso a través del reciente acuerdo comercial entre la Unión Europea y los países latinoamericanos que integran el bloque Mercosur.

Brasil, miembro del Mercosur, tiene un claro interés en el éxito de ese tratado comercial. El acuerdo de asociación con la UE promete revitalizar sectores económicos a ambos lados del Atlántico, mediante la creación de un mercado integrado de 780 millones de consumidores. Esto puede beneficiar, por ejemplo, a la industria brasileña de la carne.

El problema para Bolsonaro es que el acuerdo impone a los exportadores del Mercosur normas ambientales y laborales estrictas. En el marco de sus iniciativas de desarrollo sostenible (y bajo presión de la sociedad civil), la dirigencia de la UE supeditó el acceso al mercado europeo al cumplimiento de reglas y compromisos multilaterales, entre ellos los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo y el acuerdo climático de París (2015).

Es verdad que grupos ambientalistas criticaron el acuerdo con el Mercosur, ya que según dicen, no incluye una fiscalización suficiente de las normas. Pero la dirigencia de la UE destacó la inclusión de mecanismos de supervisión y resolución de disputas.

El acuerdo comercial seguirá bajo escrutinio en los próximos años, y no sólo en relación con el medioambiente. Por ejemplo, algunos lo acusan de mantener la vieja división del trabajo entre los países en desarrollo, cuyas economías dependen de la volátil exportación de commodities, y los países desarrollados, que exportan manufacturas con mayor valor agregado.

La resistencia de Bolsonaro a las normas ambientales hace todavía más importante la vigilancia y el cumplimiento de los términos del acuerdo. De hecho, la dirigencia de la UE debería tratar de convertir el acuerdo UE‑Mercosur en un mecanismo transnacional de rendición de cuentas para los países que no respeten sus compromisos ambientales o incluso adopten prácticas antidemocráticas que puedan afectar a sus socios comerciales.

Declarar que “la Amazonía es nuestra” tal vez fuera políticamente conveniente en 1989; y Bolsonaro llegó muy lejos con su retórica nacionalista. Pero en el mundo globalizado de hoy, ninguna economía puede prosperar sola. Los países pueden y deben responsabilizarse mutuamente por políticas cuyas consecuencias se extienden mucho más allá de las fronteras nacionales, por ejemplo, las que destruyen el medioambiente del que todos dependemos.

La autora es profesora de Derecho Internacional en la Fundación Getulio Vargas (Río de Janeiro).

 

© Project Syndicate y LOS TIEMPOS 1995–2019

Columnas de DANIELLE HANNA RACHED

Más en Puntos de Vista

BARLAMENTOS
WINSTON ESTREMADOIRO
23/08/2019
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
23/08/2019
PALABRAS DE COMBATE
ENRIQUE FERNÁNDEZ GARCÍA
23/08/2019
DE LAS CENIZAS
CECILIA ROMERO
23/08/2019
En Portada
El juez Primero de Instrucción en lo Penal de El Alto, Rolando Chaca Quina, determinó ayer la detención domiciliaria con salidas laborales para el alcalde de...
“(César) Farías tiene las puertas absolutamente abiertas”, aclaró ayer Rolando Aramayo, integrante del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol

La licencia ambiental de la línea amarilla del tren metropolitano que irá por el río Rocha será de categoría II, por lo que el Ministerio de Obras Públicas
La importación de combustibles (diésel y gasolina) y lubricantes subió un 72 por ciento en valor y 69 por ciento en volumen durante el primer semestre de este...
Con el objetivo de garantizar y cuidar el voto de los ciudadanos, además de vigilar la labor del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el 20 de octubre
Un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) dio a conocer que Bolivia registró un total de 23.100 hectáreas de coca en 2018

Actualidad
Los incendios que devastan la Amazonía constituyen una "situación urgente" que debe ser debatida este fin de semana en...
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, acusó hoy a Estados Unidos de planear un despliegue de misiles antes prohibidos...
La Asociación Venezuela en Ecuador advirtió de un incremento de ciudadanos venezolanos en el puente fronterizo de...
El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, informó hoy que 846 focos de calor permanecen activos en la Chiquitania y que...

Deportes
“(César) Farías tiene las puertas absolutamente abiertas”, aclaró ayer Rolando Aramayo, integrante del Comité Ejecutivo...
Los volantes de contención Leonel Justiniano y Víctor Hugo Melgar, además del delantero Esteban Orfano son las...
El quinteto quillacolleño de Rubair jugará esta noche (21:00) ante Pichincha, por alargar la serie de los play-off...
23/08/2019 Multideportivo
El nadador cruceño Esteban Núñez del Prado impuso ayer otro récord nacional durante su participación en el Campeonato...

Tendencias
Tener buenos hábitos alimenticios y hacer ejercicios con regularidad ayudan a bajar los niveles altos de colesterol en...
Google anunció hoy el nombre de su última versión del sistema operativo para móviles Android, que pone fin a la...
Estas son las principales noticias tecnológicas de la semana en América:    
El presidente y consejero delegado de HP, Dion Weisler, anunció hoy su renuncia al cargo a causa de "un motivo familiar...

Doble Click
La cuarta versión del Fantasticom reunirá a amantes de los cómics y coleccionistas de muñecos y diferentes artículos...
A punto de cumplir 56 años, Brad Pitt es una de las figuras más importantes de la pantalla grande. Protagonista de...
Los productores de James Bond, Michael G.Wilson y Bárbara Broccoli anunciaron ayer el título oficial de la película...
Barack y Michelle Obama hicieron su debut en Hollywood el miércoles con un documental ambientado en la zona industrial...