Los miserables

Columna
BITÁCORA DEL BÚHO
Publicado el 20/02/2020

El inmenso valor literario de Los Miserables, la novela más emblemática de Víctor Hugo, no solo radica en una evidente dualidad temática basada, fundamentalmente, en un contenido social y político descrito magistralmente. En efecto, esa bipolaridad fluctúa entre lo romántico y realista, entre el bien y el mal, entre lo que es justo y lo que es injusto. Y también es una obra maestra atemporal. Sus numerosas tramas se ajustan perfectamente a la realidad actual, seguramente, con similar potencia con las que Víctor Hugo las evidenció en la Francia de su tiempo. 

Indecencias, venganzas, amor y desamor. Pero sobre todo, egoísmos, traiciones e injusticias. Un cuadro del perfil oscuro del ser humano. Sus miserias y sus debilidades envueltos en harapos malolientes. Como los que seguramente los miserables de cuerpo y espíritu, en el fondo de su ser, los sienten y los sufren.

Los Miserables se comprende como una bandera en contra de la miseria humana, en contra de las injusticias y de las desigualdades sociales. ¡He ahí su atemporalidad! La realidad pura y dura que se vive ahora corrobora, con mucho, la naturaleza miserable de la humanidad, su fatalidad y su destino.

La política, digo yo, es una forma exitosa de acumular miserias e infamias, sus precursores, los políticos, son los encargados de hacerlas infinitas, multicolores y multisigno.

La miseria humana referida a la moral, a la ética, a la solidaridad y a la carencia de sentido colectivo es la que ha arrastrado hasta las cloacas a las convicciones políticas genuinas. Hoy, los políticos, emulan, sin problemas, el vuelo rasante de las moscas sobre la mierda. Y eso es poco decir. La minúscula política, la miserable, esa que cuesta tanto eliminar, está más hedionda que nunca. ¡Coman muladares, 10 mil moscas (políticos) no podemos estar equivocadas (dos)!

Los miserables tienen fachadas varias, así como los Famas (Cortazar) se definen como entes burgueses rígidos y ocupan altos cargos políticos y/o empresariales. También adolecen de sentido común y de ceguera diurna que les impide diferenciar el yo supremo del ser colectivo.

Esta es la lectura de la política miserable y de los miserables políticos que tengo sobre la coyuntura que se sufre en esta Bolivia de Sísifo. Una eterna rueda que se empuja hasta el sinsentido y que cae, una y otra vez, sobre lomos casi curtidos de los bolivianos que aún creemos en otras vías. 

Tras la fuga rápida y furiosa de Evo Morales Ayma a México, parecía que se abría el arca de la esperanza y la coparticipación hacia un objetivo común y colectivo. Pero no, lo que se abrió fue el Arca de Noé, del que salieron animales varios, grandes y chicos, prehistóricos y contemporáneos. Viejos lobos de mar y jóvenes lampiños marcando territorio y traficando puestos, nombres, poderes y butacas en el hemiciclo de las fantasías políticas más perversas. Demócratas, tecnócratas, plutócratas e hipócritas. Todos, bajo el mismo techo y la misma consigna miserable. ¡Yo también quiero ser presidente!

Esta es la miserabilidad de la política “institucional” en pleno. Esa otra forma eficaz de joder la unidad y la responsabilidad democrática con el país y sus ciudadanos. Pero si la idea era proponer una nueva hoja de ruta diametralmente opuesta a la que siempre manejó el caudillo por casi 14 años. ¡Pamplinas! Volvieron las oscuras golondrinas a oscurecer lo que en derecho y gloria le corresponde al pueblo boliviano: la resistencia social más legítima y compacta que tuvo el país en los últimos tiempos en contra de un Gobierno corrupto, autoritario y miserable que, al final, fue derrotado en la más absoluta reivindicación democrática.

Esa lucha que, por obra y gracia de la actual oposición abyecta y canalla, fue traicionada, miserablemente, por el puchero carnavalero de binomios variopintos que se apuntaron para ocupar la gran silla presidencial.

¡Las comparsas están listas!

Como están las cosas, las fuerzas opositoras al MAS, están allanando el camino para que Evo Morales gobierne, a control remoto, este país. Esa es la increíble paradoja que sume en la profunda desesperanza a los bolivianos que creemos en la libertad, la unidad y la democracia. Sobre todo a los jóvenes que lucharon por creer que otra Bolivia era posible. Que la unión quebrada por el caudillo y sus elites de poder, podía ser rescatada.

Ahora, resulta que todos los políticos viejos y los viejos políticos creen que esta coyuntura viene revestida de viagra. ¡Al carajo con la unidad! ¡Yo también quiero ser presidente! 

Durante la lucha de los 21 días, ningún político se puso al frente para recibir las balas de la agresión y el asalto delincuencial propiciado por el masismo. Todos se replegaron a sus agujeros. Nadie rifó su pellejo.

A casi dos meses y medio para las elecciones, el panorama es verdaderamente dramático. Nadie repara en las necesidades y esperanzas de los ciudadanos. Los presidenciables solo atienden sus propias exigencias y sus deseos de ser algún día como el caudillo que gobernó el país como un verdadero jeque árabe, aunque para eso sea necesario hacer de la traición una  condición sine qua non. Esa es la minúscula política, la vil, la perversa e infame política y sus politiqueros que tanto cuesta defenestrarlos.

La traición retratada por Víctor Hugo en la figura de Jean Valjean es indiscutible: morder la mano que te da de comer, que te otorga seguridad y oportunidad. Es el lastre que sufren las sociedades y, desde luego, la política rastrera unida a sus políticos ladinos.

Está claro que para la oposición masista, la creación de un bloque unitario es un tema menor. Esto es lo trágico: haber salido de casi 14 años de fractura social y política para volver a retomar las banderas de la demagogia, la mezquindad y el oportunismo.

Pero tampoco la intención es crear monopolios políticos ni monstruos de una sola cabeza que terminen en la entronización indefinida como sucedió con el caudillo Morales, sino labrar otros caminos mucho más incluyentes y coparticipativos. Atender el clamor democrático del pueblo boliviano que pide unidad, transparencia, propuestas claras, efectivas y frescas.

Llegamos al punto exacto que temíamos llegar: al posevismo, al posaudillismo, al posidolatrismo. En la antesala de la huída de Morales hacia México, la pregunta era ¿después de los casi 14 años de caudillismo evomasista, qué?

El nietzscheano eterno retorno de lo idéntico está más vivo que nunca. La política tradicional miserable y sus políticos canallas se han instalado de nueva cuenta. No aprendemos, no escarmentamos. Mientras tanto, en el país de Sísifo, la rueda cae cada día, sin piedad, sobre nuestras espaldas.

 

El autor es comunicador social

Columnas de RUDDY ORELLANA V.

29/10/2020
¡El jefazo fue devorado, en primera vuelta, por su propio delfín!
15/10/2020
Individualismo, sociedad, miedo, humano, ética, posmodernidad, globalización, transformación, inequidad, desregulación, libertad.
01/10/2020
Salvando las distancias de fondo, las similitudes políticas, sociales y económicas entre Argentina y Bolivia son, cuando menos, de forma. Nos une, casi como...
17/09/2020
Partir del terruño, abandonar el suelo que sujetó nuestra integridad y alimentó nuestras esperanzas, es morir un poco. Dejar a la familia, los hijos, los...

Más en Puntos de Vista

PATIO INTERIOR
JUAN CRISTÓBAL MAC LEAN E.
20/01/2021
ÓSCAR ORTIZ ANTELO
20/01/2021
PROJECT SYNDICATE
MANISH BAPNA, MUHAMMAD MUSA
20/01/2021
DE-LIRIOS
ROCÍO ESTREMADOIRO RIOJA
20/01/2021
En Portada
El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Leonardo Loza, anunció procesos contra los magistrados y políticos, entre ellos Carlos Mesa y Jorge “Tuto”...
El alcalde suplente de Cochabamba, Iván Tellería, se apersonó este jueves a la Fiscalía para presentar un memorial y conocer la denuncia interpuesta en su...

El Índice de Alerta Temprana del Ministerio de Salud, publicado este jueves 21 de enero, señala que un total de 63 municipios se encuentran en categoría de...
La Autoridad de Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI) informó que ya ha notificado a los bancos para que cumplan con el periodo de gracia de seis meses,...
Gobierno celebrará este 22 de enero la fundación del Estado Plurinacional, para lo cual organiza un acto “austero” a consecuencia de la pandemia por el...
Al menos dos espacios designados para plantines, en la avenida Heroínas casi calle España, fueron llenados con cemento para evitar la siembra, según denuncia...

Actualidad
El presidente de la Asociación de Colegios Privados de Cochabamba (Andecop), Genaro Durán, explica la situación de los...
El economista Ramiro Zapata se encuentra en el programa LT A Fondo para explicar la moneda digital que se podría...
La ley establece que la extinción de dominio es "patrimonial, imprescriptible, autónoma, distinta e independiente de...
El presidente Luis Arce Catacora envió el martes al Legislativo un proyecto de ley para la devolución de un porcentaje...

Deportes
La primera fecha del Circuito Nacional de Aguas Abiertas debía disputarse mañana y el sábado en la represa de la...
El club Guabirá tenía previsto iniciar su pretemporada esta mañana; sin embargo esta tuvo que ser postergada sin fecha...
El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, afirmó que "no hay plan B" para la celebración de...
El Alcoyano, que este miércoles eliminó al Real Madrid en la Copa del Rey, es un histórico del fútbol español, conocido...

Tendencias
¿Qué pasa con nuestra espalda cuando estamos todo el día sentados?, es que el tema que abordado en LT salud.
Tigo trae al país las múltiples funciones de la nueva gama de teléfonos. Están disponibles en todas las sucursales de...
La aplicación Whatsapp anunció este viernes que postergará una modificación en sus normas sobre intercambio de...
La compañía surcoreana presentó ayer su nueva gama de teléfonos inteligentes 5G Galaxy S21.

Doble Click
El actor pidió a sus seguidores aplicarse la vacuna; aseguró que nunca "había sido tan feliz".
Moda. No sólo han impactado por sus actuaciones, sino también por sus estilos. La cantante latina se decantó por Chanel...
La película boliviana Sirena debuta en salas nacionales. Llega S.W.A.T. Fuerza letal y el autocinema Terranova ofrece “...
La música de Carlos Gardel, considerado como la máxima voz y mito del tango, revivirá en el nuevo disco de la orquesta...